Esta semana PUBG ha realizado dos grandes cambios. Y todo indica que ha tenido en mente a su rival Fortnite a la hora de hacerlos. El primer cambio es la implementación en servidores de prueba del mapa Savage. Este mapa selvático tiene un área de 4×4 kilómetros, bastante menor que el de los mapas “antiguos” Erangel y Miramar. Aunque los edificios aún no tienen texturas la jugabilidad está ahí, y había grandes cambios.

Básicamente, al haber menos espacio en el mapa y menos tiempo para que te encuentres con jugadores enemigos, todo es mucho más rápido. No hay tiempo de lootear todo porque es más importante sobrevivir y tomar una buena posición para disparar. Y los espacios entre una batalla y otra son menores que en los otros mapas.

El mapa Savage de PUBG es considerablemente más pequeño que los otros, y este hecho cambia la jugabilidad.

Además, el mapa Savage de PlayerUnknown’s Battlegrounds todavía tiene vehículos. Pero estos ya no son obligatorios para sobrevivir. En cambio, son buenos para posicionarte tácticamente y tomar una posición ventajosa, o ir para coger un care package y luego retirarte. Una buena partida puede durar alrededor de 20 minutos, como se puede ver en este video, uno de los mejores que he visto sobre el nuevo mapa en español.

El otro cambio “polémico” es el nuevo evento, Tequila Sunrise. En este evento se reduce el área segura desde el comienzo, solo se permite usar escopetas y armas cuerpo a cuerpo, y solo se puede jugar en squads. Si piensas que esto se parece bastante al modo Blitz de Fortnite, pues tienes razón.

La manera de jugar cambia radicalmente cuando te das cuenta que un tirador oculto no te puede snipear a 150 metros de distancia. Y jugando en el servidor de Norteamérica, me di cuenta que la mayoría de compañeros de equipo que te tocan (me conecté solo y me emparejaron con otros) sí están dispuestos a trabajar en equipo, siguen rutas lógicas y cubren a sus aliados. Parece que la toxicidad ha decaído bastante en PUBG y no he encontrado ningún hacker en Tequila Sunrise. Aunque este tema merece su propio artículo, no podía dejar de mencionarlo.

Pero lo importante es que, al igual que con Savage, Tequila Sunrise ha cambiado el estilo de juego de PUBG, y lo ha hecho más ágil y táctico. Sin llegar a tener que rushear descontroladamente, los jugadores entran en grupos, miran a sus lados y cubren sus campos de tiro, un estilo bastante positivo.

No hay manera de evitar la comparación con Fortnite, juego que se ha hecho popular, entre otras cosas, por su estilo más veloz que PUBG. La principal motivación es, por supuesto, las cifras de jugadores de Fortnite a nivel mundial. El juego de Epic Games tiene una serie de ventajas sobre el de Bluehole, como una mejor optimización, ser free to play (aunque ha ganado más dinero con sus microtransacciones que su rival), y también un estilo artístico y creativo más accesible.

El único terreno donde PUBG tiene aún más jugadores que Fortnite es en sus versiones móviles, gracias a que se adelantaron con el lanzamiento de su versión para Android a nivel mundial. Fortnite recién ha liberado para todos su versión para iOS hace unos días, así que tendrá que alcanzar a su rival en este terreno.

Pero esta es básicamente la única ventaja numérica de PUBG sobre Fortnite, y es temporal. Probablemente Fortnite, cuando saque su versión para Android de manera abierta, supere a PUBG, gracias a que tiene crossplay y permitirá usar una misma cuenta e ítems en todas las plataformas. Tencent, empresa china a cargo de PUBG Mobile, tiene la experiencia y medios para resistir, pero de todos modos será una dura batalla.

Por ello, PlayerUnknowns’s Battlegrounds está implementando cambios en su jugabilidad. Claro, uno puede decir que Tequila Sunrise es solo un evento que desaparecerá eventualmente. Pero el mapa Savage no. Será parte permanente de la rotación de mapas, junto con (el generalmente despreciado) Miramar y con Erangel. Y quien sabe si Bluehole no decide hacer cambios permanentes, como acelerar el cierre de las zonas seguras en todos los mapas, o colocar más vehículos.

Todo ello con el fin de acelerar el gameplay, y tomar para sí uno de los elementos que han hecho exitosos a Fortnite. En mi opinión es una buena idea, personalmente he disfrutado bastante el evento Tequila Sunrise, y eso que no había jugado PUBG hace semanas (sí, juego Fortnite más seguido y no, esto no ha afectado mi percepción de ambos juegos).

No tiene nada de malo que un juego adopte elementos de su competidor. Además, podría decirse que es la venganza por la “copia” que Fortnite hizo antes, y que casi lleva a Epic Games a los tribunales. El pupilo venció al maestro, pero este sigue aprendiendo nuevos trucos.

¿Qué opinas de que la jugabilidad de PUBG sea más rápida, más ágil, más Fortnite?