Ico es un juego de plataformas lanzado en el 2001 para PlayStation 2. En este juego se controla a un niño con cuernos que fue abandonado en una fortaleza antigua. Dentro de ella Ico encuentra a una niña misteriosa llamada Yorda. Ambos luego proceden a buscar como escapar de la fortaleza mientras Ico protege a Yorda de enemigos misteriosos y ella lo ayuda a resolver puzles complejos.

Ico

Explorar la relación entre dos personas es difícil para muchos escritores, ya que requiere de crear un vínculo creíble. Otro objetivo duro es construir una narrativa interpretativa que a su vez sea satisfactoria. Y también es complicado hacer una historia en la que la comunicación se haga con poco dialogo. Lo que hace a una sorpresa que el videojuego Ico no solo cumpla estas tres metas, sino que lo haga con elegancia y proeza.

Ico y Yorda: Un vínculo silencioso

Al iniciar, lo único que el jugador ve es como Ico es encerrado en un ataúd. Al escapar, este siente miedo al ver que sombras empiezan a aparecer y que está en un lugar desconocido, pero al ver una niña encerrada en una jaula este busca una forma de liberarla. Tras hacerlo, la niña empieza a ser atacada por sombras, y Ico decide buscar como escapar de la fortaleza, así que toma a la niña de la mano y empiezan a correr.

Ico

Todo lo descrito representa el tipo de diseño sutil pero bien pensado que hacen a este juego tan brillante.

El ver a un personaje pasar por tan mala suerte hace que los jugadores sientan simpatía por él. Especialmente al tratarse de un niño que no ha hecho algo que lo haga parecer distinto a un cualquier persona. Su deseo de liberar a Yorda a pesar de sentir miedo habla mucho de su personaje, y a la vez es una acción que conecta con los jugadores porque estos entienden que lo hace con una intención noble.

Ico

Yorda también muestra personalidad a través de sus acciones, a pesar de hablar en un idioma inentendible. La forma en la que observa su alrededor, sus movimientos frágiles y debilidad al defenderse, es también una niña, pero actúa de forma distinta al haber estado encerrada por tanto tiempo. Por esto es que Ico debe literalmente llevarla de la mano durante la mayor parte del juego.

La construcción y el desarrollo de la historia

Lo mejor construido de Ico es como la relación de estos personajes crece, y simultáneamente crece con el jugador. A través de las horas explorando la fortaleza el vínculo se muestra a través de acciones y momentos muy sutiles. Desde que Yorda salte para que Ico atrape su mano, como ella reacciona cuando el sufre o está al borde de caerse, como ella puede ayudar a desaparecer enemigos, ayudarla a cruzar, hasta simplemente pasar y observar un molino.

Ico

El cariño y amor que hay entre Yorda y Ico tiene la distinción de no ser romántico. No son una pareja o niños enamorados, son solo pequeños que se cuidan y se preocupan por que estén bien. Están en una situación similar y a través de su camino el jugador conecta con sus estragos, con ningún dialogo.

Son un equipo que, sin la ayuda del otro, no podrían escapar de la gigante fortaleza. Ese vínculo solo crece, culminando en un final que demuestra como una relación, sin palabras, puede tocar a muchos jugadores.

Los misterios que rodean la historia

El gran elemento de Ico es la relación de sus protagonistas, pero eso no significa que no haya elementos que lo complementen. Todo lo contrario, algunos elementos destacan por si mismos por su calidad y detalle.

Ico

Lo más interesante es la forma en la que el juego está rodeado de misterios y preguntas sin responder. Nunca hay una explicación directa de quien es Ico, que es la fortaleza, o de donde salió el antagonista principal. El mismo final tiene múltiples interpretaciones y el mismo creador Fumito Ueda describió su explicación como “su interpretación” dejando las puertas abiertas.

Para muchos, tantos elementos interpretativos disminuirían la experiencia, pero en este caso funciona porque los elementos no son el centro de la historia. Si un jugador quiere llegar a sus propias conclusiones sobre el mundo en el que tomar lugar el juego, tiene los suficientes elementos para hacerlo, pero si solo quieren disfrutar de la aventura de Ico y Yorda también lo pueden hacer.

Estilo gráfico, música, y la razón por la cual Ico es un juego

Ico

El estilo gráfico es estéticamente precioso, y captura la belleza de los distintos lugares que una fortaleza abandonada tendría. Los espacios con estructuras magnificas y abandonadas, los espacios verdes relucen, y ubicaciones como el molino son difíciles de olvidar por su combinación de estructura con naturaleza.

No tiene un soundtrack extenso, pero las pocas canciones que hay encajan bastante bien. Desde la silenciosa melodía que suena la primera vez que Yorda interactúa con Ico, a la tranquila canción que suena antes de guardar, y la canción del final que encaja a la perfección con lo que sucede en los últimos momentos.

Los puzles merecen crédito por lograr un balance de complicado con accesible. Muchos juegos (especialmente juegos modernos) tienen miedo de perder al jugador, así que hacen de todo demasiado sencillo. Pero al otro lado están los juegos que se sobre complican de forma innecesaria. Y Ico logra alcanzar un punto medio que hace de la mayoría de puzles lo suficientemente desafiantes.

Ico

Finalmente, una de las preguntas que académicos se suelen hacer al ver un juego como Ico es: ¿Por qué tenía que ser necesariamente un videojuego para contar esta historia?

Es sencillo, parte fundamental del vínculo que el jugador crea con los personajes es a través de controlarlos, luchar para proteger a Yorda y ayudarla a no ser capturada siempre se sentirá distinto a simplemente verlo pasar. El jugador es el que estira la mano cuando ella salta, es el que se detiene a observar sus reacciones, el control que el jugador tiene de explorar y avanzar por el castillo a su propio ritmo es algo que ninguna serie o película podrá nunca hacer.

Conclusión

Es imposible discutir la complejidad de Ico sin mencionar que, como juego, tiene varios tropiezos. Los controles se pueden sentir anticuados, varios puzles necesitaban de mejor dirección, y el combate agota en momentos.

Ico

Pero esos defectos no niegan todo lo positivo y aclamado que Ico tiene sobre sus hombros. Un mundo misterioso y abierto a la interpretación, un soundtrack memorable, estilo gráfico único y, sobre todo, una de las mejores relaciones presentadas en un juego. La forma como Ico expresa las ideas de un pequeño equipo es la pura demostración de que Ico es arte.

Si deseas leer las ediciones anteriores de mi columna, aquí están los links:

The Legend of Zelda: The Wind Waker

Furi

Minecraft