Últimamente la industria de los videojuegos se ha visto rodeada de polémica, ya que se vienen discutiendo si los videojuegos son una adicción e incluso si generan comportamientos violentos en las personas. Ahora una Clínica de salud mental, la cual ayuda a las personas a salir de sus adicciones, ha revelado que también tratan la “adicción a  los videojuegos”.

El pasado 2 de abril, un tuit causo gran furor en las redes ya que presentaba como esta clínica, incluía en sus tratamientos a los videojuegos, compartiendo lugar con el alcohol, cocaína, etc. Triora es la clínica, especializada en tratar desordenes de adicción, implementando el método que lleva el mismo nombre que la clínica, en su web se lee: “Tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido…”

La adicción

En su portal incluyen un test para que reconozcas si eres un adicto a los videojuegos, además de explicarte porque, se genera la dicha adicción, con esto la entidad médica pretende ayudarte a superar la adicción.

“Al igual que con las apuestas, el cuerpo se acostumbra generar grandes cantidades de endorfinas. Esto puede llegar tan allá que dejar la adicción provoca síntomas severos de abstinencia, tanto físicos como psicológicos, comparables a una adicción a las drogas. Otras adicciones ya existentes como al alcohol o a las drogas también pueden generar una adicción a los videojuegos”, aclara la clínica.

No, solo te explican cómo obtienes la adicción sino también, te ayudan a identificar los síntomas de un “adicto” a los videojuegos:

  • A veces ocultas el tiempo que pasas en internet / jugando a videojuegos.
  • Juegas a videojuegos / estás en internet más tiempo del que habías planeado.
  • Te has declarado enfermo o te has saltado clases para seguir jugando a videojuegos, o has llegado tarde al trabajo o a tu escuela por haber estado en internet o jugando hasta altas horas de la madrugada.
  • Pierdes horas de sueño por estar jugando a videojuegos / navegando por internet hasta altas horas de la madrugada.
  • Tu afición por los videojuegos o por internet interfiere con tu vida social, familiar o laboral.
  • Te encuentras mal psicológicamente cuando dejas de jugar o reduces el tiempo de juego o de actividades en línea.
  • Has tratado sin éxito de reducir la cantidad de tiempo que dedicas a jugar o navegar por internet.

(Fuente)