Este artículo es el final de “Historia de Marvel vs Capcom”, clic aquí para leer la parte 1 (o 2)

Los años siguientes a Marvel vs Capcom 3 fueron gloriosos para la franquicia y para Marvel. Mientras que Capcom cometía decisiones que lo acercaban a hundirse, la compañía americana estrenaba The Avengers y Iron Man 3. Hasta que llegó el punto en el que Disney decidió entrar al mundo de los videojuegos por si misma. La razón principal por la cual Marvel vs Capcom: Infinite tardó tanto tiempo.

Marvel vs Capcom: Infinite

La paz inicial: Marvel vs Capcom Origins, updates para Ultimate Marvel 3, y atención en el EVO

Durante el 2011, Disney sembraba las raíces para su exitoso universo cinematográfico de Marvel y los fans de Marvel vs Capcom la pasaban bien. El esperado Marvel vs Capcom 3 recibía ocasionalmente parches para balancear a los personajes, se podía comprar MvC 2 en distintas plataformas, se hablaba del futuro DLC que Marvel 3 tendría, y hasta se lanzó un port de Marvel 2 para iOS.

El siguiente año también contó con puntos positivos para los fans de MvC. La tercera entrega tuvo su primer campeonato en el EVO y se empezó a hacer popular en la escena competitiva. Además, se anunció Marvel vs Capcom Origins, el cual llevaría dos títulos de la franquicia a XBLA y PSN. Estos ports fueron hechos por Iron Galaxy y la posibilidad de tener más juegos de Marvel vs Capcom en una sola consola era emocionante.

Marvel vs Capcom: Infinite

Sin embargo, en el 2012 también tuvo lugar el estreno de The Avengers. Esa película resulto ser una de las más taquilleras de la historia y consolido que Disney tenía aún más poder del que ya se creía. De esta forma, esta empresa anuncio que entraría directamente al mercado de los videojuegos en el 2013 con Disney Infinity. Y como la compañía de Walt Disney quería participar por sí misma, se cansó de estar cediendo sus licencias.

La purga: juegos de Marvel desaparecen de toda tienda digital

2013 y 2014 fueron años trágicos para los juegos que otros desarrolladores habian hecho sobre X-Men o The Avengers, los cuales desaparecieron de tiendas porqué sus licencias expiraron. X-Men de Konami, Deadpool, Marvel Ultimate Alliance, y, por supuesto, Marvel vs Capcom. Cada uno de ellos desapareció del mapa en un esfuerzo de Disney para recuperar sus propiedades.

Marvel vs Capcom: Infinite

Los problemas comenzaron cuando se reportó que tanto Ultimate Marvel vs Capcom 3 como Marvel vs Capcom 2 desaparecían de PSN y Xbox Live a finales de diciembre del 2013. La noticia generó mucha tristeza, ya que se perdía la única forma moderna de jugar la adorada segunda entrega. Además, significaba que Capcom dejaría de apoyar Marvel 3 con parches, hiriendo a su escena competitiva.

Después de un año de silencio para la franquicia, se anunció Disney Infinity 2.0, el cual incluía a los personajes de Marvel. Disney había esperado a que todas las empresas (menos Activision con Spider-Man) pierdan sus derechos sobre las licencias para lanzarlos a todos en Disney Infinity. Por esto es que, en diciembre del 2014, se reportó que Marvel vs Capcom Origins desaparecería de tiendas digitales.

Marvel vs Capcom: Infinite

Lo mas deprimente de perder a Origins fue que, al ser exclusivo a servicios digitales, nadie podrá comprarlo nunca mas. En diciembre del 2014, Disney había eliminado todo juego que utilizara sus licencias y se concentro en la producción de sus propios juegos.

Cuando Disney fracasó: los años de Infinity y juegos moviles

Desafortunadamente para la empresa de Mickey, hacer juegos fue mucho más difícil de lo que esperaban. Al contar con una cantidad reducida de desarrolladoras, solo podían sacar juegos para smartphones o 3DS. No les iba mal, pero no tenía sentido para la empresa mantener actividades de una forma en la que se esforzaban más y ganaban menos.

Marvel vs Capcom: Infinite

Lo anterior produjo un cambio en Disney, pero lo que lo consolido fue el fracaso de Disney Infinity. Los ejecutivos de la empresa invirtieron $100 millones en su desarrollo, con resultados…inconsistentes. Su primera temporada fue exitosa, pero limitada por el hecho de que habían producido poca oferta.

La siguiente temporada (2.0, en la que entró Marvel) decidieron producir mucho más. Esta decisión probó ser problemática, causando que las ganancias caigan 88 millones de dólares por sobreproducción. Todo esto no significa que Infinity no generara dinero, pero el esfuerzo requerido era desproporcional a la cantidad que Disney estaba ganando.

Marvel vs Capcom: Infinite

Tras un último intento con Disney Infinity 3.0 y su uso de los personajes de Star Wars, Disney decidió (en mayo del 2016) cancelar sus futuros proyectos relacionados a videojuegos. La verdad era simple: licenciar las propiedades requería menos esfuerzo y permitía que ellos se concentren en otras cosas. Así fue como esta empresa se acercó de nuevo a desarrolladoras para proponer nuevos tratos…

…hasta que finalmente sucedió

Tras la noticia de que Disney iba a soltar a sus propiedades intelectuales, los fans de Marvel vs Capcom se emocionaron con la esperanza de que la franquicia regrese. Durante meses no hubo mucho ruido, hasta la llegada de noviembre del 2016. Fuentes como Polygon y el usuario Ryce de Neogaf confirmaron que sí, un nuevo MvC iba a ser anunciado en el PlayStation Experience 2016.

Las comunidades comenzaron a enloquecer, y nadie sabía si confiar en las palabras de las fuentes anónimas. Hasta que llego el PlayStation Experience, y el 15 de diciembre se anunció (con este tráiler) Marvel vs Capcom: Infinite. No solo fue anunciado, no solo se confirmó que se lanzaría en el 2017, sucedió que Megaman X fue el primer personaje nuevo confirmado. Después de ser pedido por años, Capcom escucho a la demanda.

Aún no sabemos mucho sobre Infinite, y existe la posibilidad de que sea una decepción. Aun así, esperar años valió la pena por ese glorioso momento en el PSX. Las reacciones estuvieron cargadas de emociones y muchos no podían creer que fuera real. La espera, tras más de cinco años, finalmente había terminado.