El senado de la república mexicana ha aprobado la regulación de la clasificación de los videojuegos

Hay opiniones bastante variadas en cuanto a cómo se deberían regular los videojuegos, o si se deberían regular en principio. Un país como Estados Unidos defiende a los juegos como arte, otorgándole herramientas para defender su compra y venta. Sin embargo, algunos países aun deciden alterar sus mercados de videojuegos, y México podría estar dirigiéndose en ese camino.

México

Se aprobó en el Senado de la República (de México) que la Secretaría de Gobernación (Segob) tenga el poder de asegurarse que los videojuegos se mantengan dentro de los “límites de respeto a la vida privada, a la paz, y a la moral pública, a la dignidad personal y al interés superior de la niñez y no ataque a los derechos de terceros”. En otras palabras, esto permitiría la creación de criterios de clasificación exclusivos a México.

La creación de criterios exclusivos a un país ha sucedido antes, en Australia y Brasil, con resultados negativos. Mientras que gamers australianos tuvieron que hacer marchas y peticiones solo para que juegos como Mortal Kombat (2011) estén disponibles en su país, muchos servicios online no están disponibles desde el país brasileño. Darle al estado la posibilidad de controlar los videojuegos deja el medio en manos de aquellos que no lo entienden.

Aunque, después de todo, este sistema de clasificación ni siquiera ha sido creado, quizá no sea tan malo…

“los estudios realizados en la materia señalan que el hecho de jugar a menudo videojuegos incrementa a largo plazo comportamientos agresivos, independientemente del sexo, la edad, el grado de agresividad de los individuos y la intervención de los padres” (Senadora que propuso la reforma)

México

Oh. Aún falta análisis y debate respecto a esta reforma, pero la situación mexicana no parece ser positiva.