destiny-rise-of-iron-impresiones

 

El día de hoy se lanzó la muy esperada nueva expansión de Destiny, el juego multijugador de disparos de los creadores de Halo: Bungie y el gigante publicador: Activision. Titulada Destiny Rise of Iron, ésta es la cuarta expansión del juego desde su salida en el año 2014.

Tal como ocurrió hace poco más de un año con la tercera expansión: The Taken King, buena parte del staff de MásGamers estuvo despierto desde las 4am (hora del reinicio diario de Destiny) para estar entre los primeros en poder disfrutar de Rise of Iron. Luego de muchos problemas con los servidores de Bungie finalmente pudimos jugar las misiones de historia iniciales de la expansión a las 6am.

Si bien, somos conscientes que aun nos falta disfrutar de la mayor parte del contenido como quests, strikes, pvp y la esperada Raid que saldrá el 23 de setiembre; de todas formas teníamos mucho que decir. Así que aquí están nuestras primeras impresiones de las primeras 2 horas y algo más con Destiny Rise of Iron.

 

Rise of Iron Impresiones pic001

 

Jorge García

¡Yo sí pude conectarme a las 4am! Tenía que decir eso. A diferencia de mis compañeros pude jugar la primera misión antes que muchas personas en todo el mundo. La primera impresión fue de asombro.

Luego de una hermosa cinemática de apertura, la campaña de Rise of Iron a través de sus 5 o 6 misiones nos lleva a conocer las Plaguelands, una nueva área de patrulla, y Felwinter’s Peak, la nueva área social. La corta campaña no le hace justicia a estas dos interesantes áreas. A pesar de tener varias misiones divertidas y un muy buen final lleno de acción; la campaña de Rise of Iron te puede dejar un mal sabor si la consideras lo más importante en esta expansión. No lo es y nunca lo ha sido.

El conocer estas dos nuevas áreas, ver las misiones alternas que los npc me ofrecían y el gran tamaño de las Plaguelands me ha dejado ansioso de volver a visitarlas. La campaña es solo un primer vistazo. Rise of Iron quizás no llega al nivel de The Taken King pero la cantidad de contenido que ofrece como nuevas misiones y equipo, me mantendrá entretenido por varios meses y creo que es justamente lo que esperaba de Rise of Iron. Hasta el momento estoy contento con mi compra, ya veremos si se mantiene esta opinión al jugarlo todo.

Ah sí… ¡Hay lobos!

 

Rise of Iron Impresiones pic002

Lord Saladin, junto a los guardianes en Destiny Rise of Iron.

 

JP

3 alarmas para despertarme antes de las 4am para que Bungie me agarre a cachetadas y me diga: ¡No vas a jugar Destiny! 2 horas después, justo antes de rendirme logré entrar al juego. Sólo con ver la cinemática de introducción, todo estaba perdonado.

La primera misión me emocionó bastante, luchando desde la base de Felwinter’s Peak hasta llegar a la entrada de la nueva área social. Lo mejor fue que en el camino peleamos contra una versión alterada de Sepiks Prime, un jefe que he matado cientos de veces, pero que no lo veía hace mucho. Habiendo sido el primer jefe “difícil” del juego, en el primer strike que jugué, con un personaje que estaba quizás nivel 15 o 20, hace 2 años atrás, con armas muy malas, verlo de nuevo en esta nueva forma me generó una sensación extraña, si bien no fue difícil, aguantó bastante golpe y verlo revivido en esta nueva expansión me sacó una sonrisa y me dije: Bienvenido de regreso.

Después de explorar la nueva área social, desencriptar mis 15 engramas exóticos, afanarme con los lobos y entrar en modo fanboy con todos los detalles que encontraba, me fui a hacer las misiones de historia. Cuando me di cuenta, ya había acabo la campaña… Resultó ser más corta que todas las campañas pasadas, sin embargo, creo que la pelea final es una de las mejores misiones que hay en el juego. Todavía me queda  bastante contenido por descubrir y los Plaguelands se ven gigantes. Espero hayan muchos secretos para que la expansión no muera rápido.

 

riseofiron

 

Oscar Soto

DOS HORAS DE ANGUSTIA. Cómo seré fan de Destiny, que en vez de molestarme, comencé a preocuparme por el estrés de la gente en Bungie.

Entrar al juego fue un alivio inmenso. Sin embargo, a medida que pasaba las sencillas y cortas misiones de la expansión, comencé a notar que la historia (o para ser mas preciso, la forma en la que es contada) era muy inferior a Taken King.

Ok, siendo sinceros, superar esa maravillosamente épica mezcla de cinemáticas, diálogos y narrativa que fue Taken King es casi imposible de superar. Sin embargo, para eso sirven las vallas, para superarlas. Imposible dejar de aplaudir la E S P E C T A C U L A R misión final.

Aún así, Rise of Iron no es para nada una mala expansión. Las 5 horas y media que ya he jugado me hacen preveer meses de endgame, quests y una espectacular raid (aunque ya anunciaron que será corta). Felizmente que Destiny es mucho, pero muchísimo mas que las misiones de historia.