Troy Leavitt ha abandonado su rol de productor en Hogwarts Legacy tras el surgimiento de su contenido reaccionario en Youtube

Hogwarts Legacy es un juego hecho para atraer controversias, sobre todo al ser hecho al mismo tiempo en el que J.K Rowling decidió abandonar su sutileza y comenzó a ser (para muchos) abiertamente transfóbica. Este asunto causó mucho estrés dentro del equipo de desarrolladores. Que ahora se sentían vinculados a las declaraciones de una persona con la que muchos no estaban de acuerdo en lo absoluto. Por esto es que el descubrimiento de que uno de los productores del juego contaba con un canal de Youtube reaccionario causó un incendio que terminó con su renuncia.

Hogwarts Legacy

Liam Robertson, el creador de Did You Know Gaming, reveló al mundo que Troy Leavitt, productor de Hogwarts Legacy, tenía un canal de Youtube bastante conservador. Entre sus declaraciones se encuentran el considerar al MeToo un movimiento de “pánico moral” y defender a John Lasseter tras sus acusaciones de acoso sexual. Además de ser orgullosamente parte de GamerGate, un movimiento que tomó una mentira de un blog como justificación para lanzar una campaña de odio hacia diversas figuras de la industria de los juegos, como Zoey Quinn.

Leavitt anunció su renuncia en Twitter, comentando que pronto estaría sacando un video en su canal sobre lo sucedido. Este asegura que su relación con Avalanche, la empresa a la que renunció, todavía sigue siendo excelente. Definitivamente no le ha hecho bien a la reputación de Legacy, un juego que ya se está lanzando en un clima medio hostil hacia Harry Potter como franquicia. Al mismo tiempo, es posible que la hostilidad sea solo una minoría y que igual acabe vendiendo millones de unidades.

Hogwarts Legacy

Ah, y no vayan a pretender que hay algún tipo de censura en una renuncia voluntaria.