Con el sorpresivo anuncio de Sega y sus planes de revivir dos de sus populares —pero olvidadas— franquicias, todas nuestras neuronas entraron en modo nostálgico recordando a la que muchos consideran la consola más infravalorada de la historia de los videojuegos: la Sega Dreamcast.

Dreamcast mejores

Lanzada en 1999 (fines de 1998 en Japón) y con un tremendo potencial bajo el brazo, la Dreamcast prometía gráficos que superaban por mucho a los de las más poderosas máquinas de arcade de ese entonces . Además, Sega dividió su enorme equipo de desarrollo interno en pequeños estudios como Hitmaker, Sega Rosso, Smilebit, United Gaming Artists y Sonic Team, para crear nuevas y valiosas IPs, muchas de las cuales sobreviven hasta hoy.

Dreamcast mejores
Foto: Racketboy

Pero aun con todo este brillo, la Dreamcast tuvo un trágico final. La falta de apoyo de publishers externos como Electronic Arts, la dejaron con un catálogo muy reducido para enfrentar a la PlayStation 2 de Sony, la cual prometío y cumplió en superar al sistema de Sega en poder y popularidad. Para pena de los fans de la Dreamcast, Sega descontinuó la consola en 2001 y abandonó el desarrollo de hardware para siempre.

Dreamcast mejores

Hoy Sega planea revivir dos de sus entrañables franquicias: Crazy Taxi, el simulador arcade de llevar pasajeros, y Jet Set Radio, un vanguardista juego de patinaje cargado de la cultura synth-pop del Tokio de inicios del nuevo siglo. Y para que no se pierda esta súbita inyección de nostalgia, vamos a repasar, sin ningún orden en particular, los mejores y más memorables títulos de Dreamcast, muchos de los cuales —para suerte nuestra— tienen versiones remasterizadas en HD tanto en PC como en consolas de las últimas dos generaciones.

TE PUEDE INTERESAR: Nintendo Switch Online recibe 3 nuevos juegos para SEGA Genesis

SoulCalibur

La secuela del recordado Soul Edge llegó en exclusiva a Dreamcast en pleno lanzamiento de la consola con un port muy superior a su original de las salas de arcade. La popularidad de SoulCalibur es tal que ya vamos por su sexta entrega numerada y un puñado de spin-offs. Lo mejor de Namco cuando era solamente “Namco”.

Power Stone

Más peleas, esta vez de la mano de Capcom. Power Stone redefinió los juegos de arenas de combate con jugabilidad super accesible. Power Stone y su secuela, Power Stone 2, son prueba viviente que la Dreamcast podía correr ports de juegos basados en su placa de arcade NAOMI sin ningún problema y nuevamente llevar la experiencia de las salas de juego a tu casa.

Sonic Adventure

Para muchos, Sonic Adventure es el juego definitivo de Sonic, con un efectivo pase al 3D, pero manteniendo su gameplay de alta velocidad intacto. Y sí, Sonic Adventure 2 puede tener más fans y ha sido porteado a más consolas modernas, pero todo comenzó en este primer y hermoso proyecto por parte de Yuji naka y su Sonic Team.

NO DEJES DE LEER: Sonic the Hedgehog 2 es el estreno más grande de una adaptación de videojuegos

Jet Set Radio

Mientras todos buscaban realismo, el equipo de Smilebit creó el referente absoluto para gráficos en cel-shading con Jet Set Radio. Este cartoon interactivo te ponía al control de un equipo de patinadores grafiteros, quienes recorrían sus tugurizados vecindarios enfrentando pandilleros y a policías corrupt´os. ¡Y por dios, qué banda sonora!

Resident Evil: Code Veronica

El primer Resident Evil en verdadero 3D, Code Veronica es para muchos el punto más alto de la franquicia. O bueno, lo era hasta que llegó Resident Evil 4. De todos modos, Shinji Mikami y Capcom —con ayuda de Sega, claro está— hicieron un excelente trabajo creando una obra maestra del survival horror que todos recordaremos por siempre.

Crazy Taxi

Arcade gaming en su forma más pura. Crazy Taxi era un verdadero traga-monedas en las salas de juego y el pase a la consola casera de Sega solo lo hizo más popular. Puede que hayas jugado muchas otras versiones por ahí, pero solo la original de Dreamcast cuenta con el soundtrack completo que incluye éxitos de bandas como The Offspring y Bad Religion. ¡Ah, y también la parada obligada en el KFC para pedir tu mega familiar!

Marvel vs. Capcom 2

¡Otra vez Capcom echando calidad a baldazos! Marvel vs Capcom 2 fue uno de los juegos de peleas más populares de todos los tiempos y muchos lo creían imposible de replicar en consolas caseras. Bueno pues, en esos tiempos Sega y Capcom no sabían el significado de la palaba “imposible” y lograron portear el fighter tal cual en la Dreamcast. Si todavía lo tienes en tu colección, no te atrevas a venderlo.

NO TE LO PIERDAS: Sonic 2: productores dicen que Robotnik no será recasteado si Jim Carrey se retira

Rez

Otro de los títulos experimentales que recibió la luz verde de Sega, Rez es un shooter en rieles con integración musical, tremendamente adelantado a su época y que se ha convertido en objeto de culto. Esta “oda a la sinestesia” nació en Dreamcast y hoy está disponible en HD, en realidad virtual y hasta en exhibiciones de arte en museos alrededor del globo.

Samba de Amigo

Este podría ser el juego musical más ridículo de todos los tiempos… ¡si no fuera tan divertido! Otro fiel port de los arcades de Sega que lastimosamente requería un control especial de maracas para jugar y que era bastante difícil de encontrar, valgan verdades.

Phantasy Star Online

Una saga que comenzó en la legendaria Sega Master System, Phantasy Star llegó a Dreamcast aprovechando su modem incorporado para conectarse con otros jugadores alrededor del mundo y vivir la experiencia JRPG en línea incluso antes de que se popularizara la banda ancha. Phantasy Star Online fue tan popular en Japón que, durante momentos de desastres naturales, algunos gamers preferían enchufar su Dreamcast al generador de emergencia antes que la radio o su refrigeradora. ¡Que fuerte!

Shenmue

El papá de Gran Theft Auto, duela a quien le duela, es este poco ortodoxo RPG de mundo abierto creado por el amo y señor de Sega, Yu Suzuki. Para los estándares actuales Shenmue puede haber envejecido mal, pero en su momento fue una revolución tanto en gameplay como en narrativa, combinando peleas, mini-juegos, quick-time-events e interacciones con NPCs en una sólida experiencia open-world. Finísimo.

TAMBIÉN PUEDES VER: Sonic the Hedgehog tendrá una 3ra película y una serie

Daytona USA 2

El manager de la franquicia Yakuza —y mafioso semi-profesional— Toshihiro Nagoshi hizo sus pininos en Sega con el increíble racer Daytona USA. La versión de Saturn dejó mucho que desear, pero su secuela en Dreamcast la rompió con un framerate de 60fps sólido como una roca y gráficos de calidad arcade.

Space Channel 5

Otro rarísimo experimento de manos de Tetsyuya Mizuguchi, creador de Rez. Space Channel 5 es básicamente un juego de Simón Dice combinado con los bailes y m´úsica pegajosa de tu Bust-A-Move favorito, sólo que con el nivel de absurdo subido al mango. En la secuela sale Michael Jackson. O sea, ¿qué más raro puede ponerse esto?

The House of the Dead 2

Hace poco salió un remake de The House of the Dead, pero el juego que todos recordamos de las salas de juegos es la secuela, The House of the Dead 2. Y justamente este fue otro impecable port de arcade que llegó a Dreamcast sin perder un detalle, y que luego dio paso al spin-off The Typing of the Dead que se jugaba con… Sí, adivinaron: El teclado para Dreamcast.

Hydro Thunder

Este juego tal vez no esté en la lista de muchos, pero Hydro Thunder de Midway vivió un año de gloria cuando llegó a los arcades. Tuvo versiones caseras en diferentes consolas, pero la única que realmente le hacía justicia a este racer de lanchas era la versión de Dreamcast. Su secuela, Hydro Thunder Hurricane, llegó años después a Xbox 360.

Ikaruga

Y cierro mi lista con Ikaruga, la pseudo secuela del imprescindible shooter de naves Radiant Silvergun. Uno de los primero juegos de este género en experimentar con el cambio de polaridad (o de color) para contrarestar ataques o sobrecargar tus armas, Ikaruga es una leyenda viviente del género “shmups” y que ha sobrevivido hasta hoy gracias a una legión de fans que no dejarán que lo olvidemos jamás.