Foto: Kotaku

Foto: Kotaku

 

Hace unos días informamos de la triste noticia de la muerte de “Poshybird”, un streamer que hacía una transmisión de 24 con fines caritativos. Hoy vemos que esta noticia no es algo aislado y muchas voces de alerta han saltado.

En la conocida web Kotaku, se publicó una impactante columna escrita por el streamer Joe “Geekdomo” Marino, donde cuenta como su obsesión por convertirse en una estrella del streaming casi le cuesta su bien mas preciado, la vida.

Marino, un ex militar que buscó la fama online inicialmente con un canal de Youtube, abrió su canal de Twitch en 2013 con el objetivo de convertirse en una estrella de las transmisiones de videojuegos.

La dedicación que le puso a su canal y a sus transmisiones lo llevaron a transmitir 8 horas diarias 6 días a la semana. El mismo Marino nos cuenta su itinerario diario:

6:00 Despertar
6:15 Prepararse para el stream
7:00 Arrancar el stream
3:00 Detener el stream
4:00–6:00 Actividades administrativas
7:00 Preparar la cena
8:00 Pasar tiempo con sus hijos
10:00 Dormir

Su obsesión con triunfar en Twitch lo llevó a transmitir cada vez más tiempo.

“Estaba trabajando más duro en 2015 porque tenía nuevo software saliendo en vivo. 18 horas por día era la regla. Comenzó a afectarme psicológica y físicamente. Es realmente difícil estar prendido todo el día. El público no quiere ver a alguien de mal humor o renegando todo el tiempo cuando entra a tu stream. Llegas a sentir que debes actuar para ellos si es que quieres que se mantengan enganchados. Esto me llevó a fingir la mayoría de los días. Tu mente y cuerpo no puede mantenerse así por mucho tiempo sin consecuencias.”

A pesar de que sus viewers iban en aumento y llegó a varias decenas de miles de suscriptores y tenía buenos ingresos, Geekdomo nunca llegó a ser la gran figura que esperaba. Ni siquiera era considerado por Twitch entre los partners mas importantes.

La situación cambió cuando Marino se enteró de la muerte de un streamer, Dalsarius82, con una actividad muy parecida a la de el, pero años menor. La noticia lo afectó tanto que decidió ir a hacerse un chequeo médico, debido a que llevaba un tiempo sintiendo una fatiga recurrente.

Las noticias médicas no fueron nada alentadoras:

“Tenía una arteria bloqueada al 100%. Además la principal vía sanguínea trible bloqueada en 75%, una afección llamada afectivamente “el hacedor de viudas”. Estas tres arterias bloqueadas necesitaban un by-pass antes que caiga muerto, como le sucedió a Dalsarius82.”

Geekdomo se sometió a la peligrosa operación despidiéndose incluso de su esposa e hijos por si no sobrevivía. Felizmente, la operación fue exitosa. A pesar de esto, Marino debería cambiar radicalmente su estilo de vida.

Hoy Marino solo hace 4 horas de streaming los miércoles y los sábados, camina 5 kilómetros diarios y dedica mucho más tiempo a su esposa e hijos. Actualmente su actividad económica principal es la fotografía.

Joe “Geekdomo” Marino nos deja una lección final en su historia, que pudo haber terminado en un desastre total:

“Hazlo por diversión si te gusta, pero nunca sucumbas a la presión de ser el nuevo Lirik o Cohh. Twitch no es el problema. Es la industria. Es extremadamente difícil salir adelante. Como un músico o un artista, se necesita preparación y un poco de suerte manipulada. ¿Qué es la suerte manipulada? No puedes ganar la lotería si no la juegas. No te puedes volver famoso si no le metes trabajo.”

Puedes seguir aún los streams de Geekdomo en su canal de Twitch.