Con dieciocho críticas mixtas y veinticinco críticas positivas, Dragon Ball Z: Kakarot logra superar la media alcanzada por la marca

La historia de Dragon Ball con los críticos de videojuegos ha sido una interesante, ya que tienen un claro techo. Encontrar un juego de la franquicia que vaya más allá de los 70 es casi imposible, por razones fáciles de entender. Muchos de estos juegos están hechos más para fanáticos. En otras palabras, a los desarrolladores no les importaba la calidad porque sabían que iban a vender de todos modos. Por eso es que títulos como Burst Limit o Ultimate Tenkaichi tuvieron puntajes de 50, mientras que Budokai 3 o Budokai Tenkaichi 3 se quedaban en los 70.

Dragon Ball Z: Kakarot

Una obvia excepción a esta regla fue Dragon Ball FighterZ, que aplastó al resto de la franquicia para convertirse en el juego con mejores puntajes de su historia (entre 85 y 88). Sin embargo, Arc System Works tiene diferentes prioridades en comparación a Bandai Namco, y eso lo podemos ver en los resultados de Dragon Ball Z: Kakarot. Al igual que Xenoverse y Xenoverse 2, Kakarot ha tenido un puntaje “aceptable”. Este cuenta con un 74, como resultado de 18 críticas mixtas y 24 críticas positivas. La mayoría de reviews le ponen un 6 o un 7.

¿Cuál es la razón detrás de estos puntajes? Bueno, Dragon Ball Z: Kakarot es un juego largo. Con alrededor de 40 horas de gameplay, este tiene mucho contenido, y no todo es espectacular. Los momentos que funcionan (como recrear épicas luchas del anime o volar alrededor del mundo) son geniales. No obstante, hay partes que se sienten como relleno y que no eran necesarias para el resto de la experiencia. El combate ha recibido comentarios mixtos, describiendo que en momentos funciona excelente y en otros las peleas no duran nada.

Dragon Ball Z: Kakarot

Aquí puedes leer nuestra propia crítica.