¿No que le había pedido austeridad a Blizzard hace poco?

Bueno, no literalmente por hacer nada, escribir tu nombre en el contrato ya cuenta como hacer algo ¿verdad?

Activision Blizzard ha tenido un fin e inicio de año algo estrepitoso, su antiguo CFO, Spencer Neumann se fue de la empresa para arribar a Netflix y y hace poco Bungie se fue de la fiesta también remeciendo los cimientos y haciendo caer a Activision en la bolsa. En resumen, nada bueno para Activision.

Sin embargo, y para malestar de algunos, Activision Blizzard está lejos de caer en la bancarrota, es más solo Call of Duty le da bastante dinero, tanto que la empresa se puede dar el lujo de recompensar a su nuevo CFO por, técnicamente, hacer nada. Dennis Durkin es el nuevo CFO de Activision Blizzard y solo por tomar esa posición, Durkin fue premiado con “premios” valorizados $15 millones, eso sumado a sus $900 000 de salario y el bono que recibiría de $1.35 millones.

De acuerdo a Bloomberg, esos $15 millones consisten en $3,75 millones en bonus por firmar que van junto a “$11.3 millones en acciones relacionados con el ingreso y ganancias”. ES DECIR… el hombre puso su nombre en las líneas punteadas al final del papel y *puf* se hizo millonario. Al menos ahora ya sabemos a donde se va el dinero de las cajitas y microtransacciones.

A ver, no es que el papel de un CFO o CEO sea prescindible, solo que estando frente a esta crisis, ante constantes historias de trabajadores mal pagados y forzados a salir de la empresa, a juegos apresurados a salir o cancelados sin previo aviso, ante juegos hechos claramente para sacar dinero o la justificación de la implementación de “lootboxes”, o después de pedir un recorte de gastos a Blizzard no resulta sensato que los ejecutivos ganen tanto dinero por poco trabajo.