En septiembre pasado, Wes, un niño de 5 años fue desahuciado por sus doctores, recomendando detener su tratamiento por cáncer debido a que este ya estaba en fase terminal. Pero a Wes, aficionado de Fallout, una de las cosas que le dio pena fue que no viviría lo suficiente para poder jugar a Fallout 76. Ante esto sus padres se comunicaron con representantes de Bethesda quienes le permitieron jugar a Fallout 76 antes que todos y le dieron un prototipo del casco firmado por Todd Howard.

Lamentablemente, Wes falleció a principios de este mes por un neuroblastoma, un tipo de cáncer que suele afectar a niños. Ante esto Bethesda Softworks donó $10.000 a la familia del joven Wes mediante su campaña en GoFundMe.

 

En la página de su campaña se puede observar a Bethesda como el aportante más alto. La familia de Wes usará este dinero para poder pagar los costes que implicaron su lucha contra el cáncer. Como despedida, Bethesda le dejó un comentario que lee: “Has sido una inspiración para la comunidad de Fallout y todos en Bethesda. Te extrañaremos, Wes.”