Existen videojuegos de todo tipo, con diferentes enfoques y objetivos. Los juegos que están basados en temas de guerra si tienen violencia, eso es verdad, pero su enfoque no va necesaria ni directamente a eso (como puede ser un videojuego de terror o similar).

Si nos enfocamos en un Call of Duty basado en la guerra mundial o en conflictos modernos, es un buen mecanismo para contar una trama ambientada en una época muy violenta, pero donde la línea principal es la acción y el reto de llegar al final de la historia. No muy diferente a una película o serie sobre la guerra (Rescatando al Soldado Ryan, Band of Brothers, etc) y donde podremos aprender a través de la experiencia algunos datos históricos reales sobre esos conflictos.

El otro enfoque del juego es el competitivo online, que básicamente trata sobre el trabajo en equipo en busca de un objetivo común. Como dato adicional, muchas compañías desarrolladoras de videojuegos de este tipo están aplicando nuevos filtros para combatir la “toxicidad” de algunos jugadores mejor conocidos como “flamers”, aquellos que gustan de insultar a sus compañeros de equipo o rivales cuando están perdiendo. Estos insultos y ataques pueden ser de cualquier índole, incluyendo machismo, racismo o xenofobia. Para que no degenere en más violencia, las diferentes comunidades están denunciando a estas personas para que no se les permita seguir con esas conductas.

 

Hasta Mario Bros es violento

El problema es que fijarse en la violencia como único punto para aceptar o rechazar un juego es una base muy errónea para hacerlo, porque estamos cerrando los ojos ante todos los otros aspectos que puede aportar la jugabilidad.

Bajo esa idea, si solo quiero ver la violencia en Mario Bros, se trata de un tipo que se la pasa saltando sobre enemigos para aplastarlos y asesinarlos, disparando balas de fuego o lanzandolos a la lava. Sin mencionar que al final debo pelear contra una tortuga-dragón gigante en una interminable guerra entre ambos.

 

“Y a nosotros nos llaman los chicos malos” :´(

 

Si juego “Age of Empires” puedo aprender infinitas cosas sobre las culturas antiguas como los egipcios, griegos, chinos. Puedo aprender sobre las diferentes eras de la humanidad o lo que implicaba hacer crecer un imperio en fuerza militar, educación, comercio, etc o también puedo conocer figuras históricas como Carlomagno o Napoleón. “¡Ah no! Pero el juego es violento porque debo eliminar a los imperios cercanos, ir a la guerra, mandar tropas militares a destruir sus ciudades hasta que se rindan, acepten unirse o mueran. ¡Entonces no voy a jugar eso!”

Existen niveles de violencia, es cierto, pero al rechazar un juego solo por tener “violencia”, también estamos rechazando un Bomberman, Kirby, Donkey Kong, incluso un Super Smash Bros. Si queremos exagerar un poco más, estamos rechazando hasta un juego de ajedrez, donde el objetivo final es matar al rey.

No digo que no existan juegos que su enfoque principal sea la violencia, porque si existen, pero también existe las calificaciones de edad para los videojuegos, igual como ocurre en las películas. Es tarea de los padres estar informados sobre esas calificaciones antes de comprar un juego para sus niños. Al final los videojuegos son solamente un medio de entretenimiento, y para gustos y colores…

Y solo para que quede claro, si una persona juega juegos violentos no lo vuelven violento, así como si juega algo de cocina no lo hace un experto cocinero o si juega un simulador de operaciones médicas no lo hace un cirujano. Si no hace rato yo sería piloto de la fuerza aérea, corredor de autos, planificador urbano o estratega militar.

 

Juegos sobre la violencia

Para finalizar, existen juegos que contienen violencia precisamente para enseñarnos lo horrible que puede llegar a ser, por ejemplo “This War of Mine“, donde jugamos como un grupo de civiles y el objetivo es sobrevivir en una ciudad asolada por la guerra, donde no hay suficiente alimento y medicina para todos. Pero mi ejemplo favorito sobre eso es Valiant Hearts, desarrollado por Ubisoft para conmemorar los 100 años de la Primera Guerra Mundial, el cuál nos presenta varias historias sobre la guerra y como afectó a millones de personas.

Si existe una forma de enseñar en los colegios sobre el tema, creo que ésta es una muy buena opción, ya que el juego está repleto de datos históricos, incluyendo fotografías y testimonios de lo intenso que fue vivir esos años de violencia.

Caso similar es lo que hizo EA con Battlefield 1, un shooter con el mismo enfoque que Call of Duty, pero el cuál, tanto en su modo campaña y online, nos llenan de datos históricos sobre cómo fue el transcurso de la guerra en todos los frentes, la evolución de las armas y vehículos blindados hasta el uso del gas para ganar combates. En ese aspecto creo que respeta bastante el tema y no lo convierte en una “violencia gratuita” como algunos quieren pensar, sino que nos da un contexto muy cercano a lo que fue realmente ese conflicto.

Sería interesante que se haga algo similar en Perú, videojuegos para dar a conocer de una forma mas cercana los años del terrorismo, la guerra con Ecuador o Chile o incluso hasta la guerra por la independencia. Espero algún desarrollador o estudio se anime a hacer algo así en el futuro.