Cuando un juego de Zelda tiene season pass sabes que algo anda raro. Nintendo ha anunciado hoy que Breath of the Wild tendrá 2 piezas de DLC que serán lanzadas a lo largo del 2017 dentro de su “Expansion Pass”.

Por 20 dólares recibiremos “hard mode”, así es, modo difícil, y como en Twilight Princes un “Cave of Trials”. El otro DLC vendrá con un nuevo calabozo y una historia nueva y original. A parte, el paquete incluirá un polo con el logo de Switch para Link. Lo interesante y raro es que no hay forma de conseguir este DLC por separado, o te compras el season pass o no te compras nada.

Nintendo dijo:

Cuando el juego salga a la venta el 3 de Marzo, los jugadores podrán adquirir el Expansion Pass por $19.99, dándoles acceso a 2 piezas de contenido descargable que estarán disponibles a lo largo del año. Inmediatamente a la hora de pre-ordenar o comprar el Expansion Pass, 3 tesoros aparecerán en el Great Plateau dentro del juego. Uno de estos tesoros contiene un polo con el logo de Nintendo Switch que Link podrá usar durante sus aventuras, exclusivo de Expansion Pass. Los otros dos tesoros contendrán objetos muy útiles. El primer contenido está programado para ser lanzado este verano e incluirá el reto Cave of Trials, un nuevo modo difícil y una nueva mecánica para el mapa dentro del juego. El segundo contenido se lanzará en invierno, añadirá nuevos retos dentro de un nuevo calabozo con una historia original. El Expansion Pass estará disponible para las versiones de Nintendo Switch y Wii U. Los paquetes no se pueden adquirir de forma separada.

El anuncio vino con un video de Eiji Aonuma, el productor del juego, hablando sobre el producto.

Bienvenido Nintendo al siglo XXI