Hace unos meses atrás hablaba de lo que debería de mejorar Xenoblade Chronicles 2 con respecto a Xenoblade Chronicles X. En la anterior entrega los tutoriales eran confusos, y a nivel narrativo existía un vacío enorme para que algo interesante pasara.

Una de mis sensaciones en Xenoblade Chronicles X es que llegabas a un clímax a casi la mitad de la historia, y luego todo se apagaba hasta unas horas antes de llegar al final. No había algo a nivel narrativo que me incentivara a continuar, por suerte los Skell funcionaban bien y entretenía ir volando por todo Mira. Claro, sin olvidarse de que Mira era un mundo hermoso y vivo, realmente un deleite a la vista, y sorprendía por la poca capacidad de Nintendo Wii U.

Xenoblade Chronicles 2 E.C.P. por RW Imagen pequeña JPG

¡Pero el juego es muy difícil y complejo!

La otra vez un amigo me pregunto qué es lo que yo entendía por J-RPG. Antiguamente la diferencia entre un J-RPG y RPG era más claras que ahora, ya que por los caracteres que usan los japoneses pueden llegar a incluir más texto, lo cual llevaba a tener juegos muy ricos en historia y centrados en el desarrollo de la misma. Recordemos que antes, las limitaciones a nivel técnico eran mayores. Para nuestra suerte esto se va reduciendo año tras año.

Otra diferencia es que las habilidades están en paneles y no que X poder este afiliado a un botón/tecla en particular. También los J-RPG manejan un estilo artístico similar a los animes/mangas que son muy populares en Japón (Que con el paso del tiempo ha ganado seguidores fuera de Japón). Debemos de tener en claro estos puntos para poder entender por qué Xenoblade Chronicles 2 está diseñado de esta forma.

Y es que Xenoblade Chronicles es un J-RPG en toda su regla. Si juegas J-RPG ve acostumbrándote a leer un montón de textos. Si no lees y no estas atento a los consejos e indicaciones que te dan los NPC no vas a entender nada.

El juego te la pasa recordándote la importancia de los Combo de Piloto, Combos de Blade y las Artes, no es que solo te lo mencionen una vez y a la de dios. También han mejorado el tutorial de cómo enseñarte a manejar estos recursos con respecto a Xenoblade Chronicles X. Pero si no estás atento a las indicaciones o no usas los elementos que te dan, la dificultad de los encuentros va a ser mayor y frustrante.

En Xenoblade Chronicles 2 no puedes darte el lujo de soltarte a recorrer el mundo sin mayor indicaciones, tal como pasa con The Legend of Zelda: Breath of the Wild. En Zelda tienes una sola única regla, un solo parámetro y es que puedes resolver situaciones y/o enfrentamientos con tu creatividad.

Pero Xenoblade Chronicles 2 si tiene muchos parámetros. El sistema de combate es más complejo y rígido, sí o sí tienes que usar todos los elementos de combate para superar los encuentros contra Jefes y/o enemigos Raros. No puedes ir solo con golpes blancos y pretender pasarte el juego, te vas a ir de cara o vas a tener que subir niveles a lo loco para estar por encima de tus contrincantes y eso le quitaría la gracia al juego.

Con esto no digo que tengas que seguir una sola vía y que el juego te imponga a jugar de una estructura definida, tienes libertad de combinar qué Blades llevar acorde al elemento y tipo de arma que tenga. También puedes definir con qué Blade iniciar el combate y decidir porque línea de especiales iras en pleno combate.

El combate en Xenoblade Chronicles 2 depende mucho de que estés atento a todo lo que sucede alrededor. Si bien el ataque base es automático, no quiere decir que eso nos libere de trabajo y sea un paseo por un campo de rosas, ya que debemos de planificar bien la estrategia y silenciar de forma adecuada las habilidades del enemigo. Para lograr silenciar estas habilidades debemos de ejecutar una serie de ataques especiales (esos que están enumerados del uno al cuatro en números romanos). Existen muchos enfrentamientos con Jefes que te van a representar un reto, por más que estés por 10 niveles por encima.

Aventuras y Desventuras

Nuestra aventura tiene lugar en el Mundo de Alrest, un mundo lleno de problemas y conflictos, un mundo que ya ha sobrevivido a la necedad del hombre y ahora intenta sobrevivir. Rex y Pyra tendrán la difícil tarea de llegar al Eliseo, una tierra prometida, que solo existe en las leyendas.

A lo largo de tu aventura encontraras tutoriales explicándote las dinámicas del juego, incluso yo he encontrado tutoriales a la hora noventa de jugarlo, para no atiborrar de información y así evitar marear a los nuevos jugadores. Esto puede dar la sensación de que el juego es lento en el desarrollo de su trama.

Por suerte no pasa lo mismo que en Xenoblade Chronicles X, el juego se toma su tiempo para tomar ritmo, pero no es tanto como la anterior entrega. Lo bueno de esto es que desde el inicio tienes la sensación de que va a ir a mejor y te mantiene enganchado. Los personajes están llenos de carisma y logran el cometido de que sientas empatía con ellos.

La historia estará cargada de emociones, veremos cómo nuestros Héroes evolucionan en su recorrido hacia el Eliseo, de a pocos se irán ganando nuestro cariño, incluso en cierto modo llegaremos a sentir un poco de tristeza por los antagonistas del juego, llegando a comprender sus motivaciones y en cierto modo justificarlos por sus actos. Pero también tendremos el deseo de detenerlos para que no sigan causando más estragos.

En nuestro recorrido podemos ver los más bajos instintos de la humanidad y los estragos que estos ocasionaron para el mundo de Alrest, llevando a la humanidad a vivir en unos seres llamados Titanes. Incluso podemos ver Refugiados de otras ciudades en las capitales Principales de X facción. Además, llega a tocar el tema de la desesperación que sienten los refugiados, veremos cómo el deseo de matar a otro refugiado para poder sobrevivir es real, deseo que hasta los niños pueden sentir. En lo personal esto me resulto chocante al tener un menor hijo, nunca me gustaría que pasara por esa desesperación.

Monolith Soft se ha encargado de hacer el Mundo de Alrest más vivo que en otras entregas, ya que no solo los Monstruos y los Malos de turno representan un peligro para la humanidad, también la arrogancia y avaricia son un constante problema a superar. Pero no todo es serio, también tendremos momentos divertidos y graciosos, que le dan más variedad a la historia, a pesar de que el camino sea difícil, siempre va a existir un motivo por el cual sonreír y es un buen mensaje que deja Xenoblade Chronicles 2.

¡Potenciaaaaaaaaaaaaaa!

Monolith Soft es una de las pocas compañías que demuestra que cuando haces las cosas bien y con amor, los “pero” no son suficiente obstáculo para que hagas un excelente trabajo. A pesar de que Nintendo Wii U y Nintendo Switch tienen muchas limitaciones a nivel de hardware, dan cátedra a nivel visual y de rendimiento, demostrando una vez más que el Hardware no es el todo, si no parte de un conjunto.

El mundo de Alrest es realmente hermoso, en un inicio no veía mucha diferencia entre jugar en TV y en modo portátil, hasta que vi las capturas que realice en el trayecto de mi aventura en ambos modos y si hay una gran diferencia. Pero a pesar de que en modo portátil tenga menor resolución y detalles gráficos, Alrest nos seguirá sorprendiendo con lo hermoso que llega a ser.

En lo particular no he sentido un bajón de FPS que sea alarmante, creo que el mayor problema que he presenciadoen Modo portátil es la carga de texturas cuando usas el viaje rápido. Si bien el tiempo que dura la pantalla negra de “Cargando…” es reducido, se nota que necesita unos segundos más (dos o tres segundos extra) para tener todas las texturas listas.

Xenoblade Chronicles 2 – Conclusión

Monolith Soft nos entrega Xenoblade Chronicles 2 una gran aventura para Nintendo Switch, llegando a ser el broche de oro a un año impecable para Nintendo. Sería una lástima si dejas de comprar esta joya porque algunos que no se han detenido a leer, no pueden usar de forma adecuada las artes y combos, no se han tomado la molestia de ver qué estrategia le es más cómoda a su estilo de juego. El juego es demandante, a simple vista puede parecer sencillo y fácil, pero es todo lo contrario.

El juego es bueno, es un buen ejemplo de cómo hacer personajes entrañables que extrañaras cuando los dejes ir, sentirás que es tu propia aventura y que el Mundo de Alrest prepara muchos peligros de los cuales en más de una ocasión no estarás preparado para enfrentarlos. Dale una oportunidad a este juego y no te vas arrepentir, pero eso sí, tendrás que disponer de un poco de tiempo, ya que es un juego demandante.