Varios protestantes causaron daños en la tienda de Nintendo que se encuentra ubicada en Manhattan, rompiendo sus vidrios hace horas

Las cosas siguen tensas en Estados Unidos, con el presidente escalando su retórica y los protestantes respondiendo con resiliencia. Si bien estas protestas iniciaron en Minneapolis, Minnesota, el caos y la furia rápidamente han estado extendiéndose y creciendo en escala. Lousiana, California, Florida y otros estados del país han reaccionado de diversas maneras gracias a sus diversos y activos protestantes. Ahora, estos han llegado a Nueva York. La tienda de Nintendo ubicada en Manhattan se ha visto relacionada a las protestas de una forma un poco sorprendente.

Nintendo

Esta destrucción fue reportada por Sarah Boxer en Twitter. Boxer comentó “Alguien acaba de romper una ventana en Rockefeller Center. Los organizadores están rogando al público que se mantengan pacíficos. Están intentando moverse hacía la Trump Tower, que tiene gran presencia policial”. Lo que Boxer no mencionó es que la ventana rota era de la tienda de Nintendo, ubicada en Manhattan desde hace varios años. En la fotografía compartida, se puede ver a los policias parados al costado de un triste peluche de Mario, tirado en el suelo.

A diferencia de otras marcas, Nintendo se ha reusado a hacer algún post en redes sociales respecto a las protestas. Se han negado a tomar una posición, lo que no es muy sorprendente si consideran anteriores decisiones de la marca.

Nintendo

Los protestantes, en su mayoría, parecen buscar hacer protestas pacíficas y que no buscan causar destrucción. Sin embargo, eso no evita la participación que, por una razón u otra, buscan causar daño a la propiedad. ¿Esta justificada la destrucción motivada por las décadas de opresión y discriminación? Esa es una buena pregunta para los pensadores políticos.