En una ola de bans caracterizada por usar nueva tecnología anti-smurfs, Valve ha baneado a 40,000 usuarios de DOTA 2

La cuenta oficial de Dota 2 ha anunciado en Twitter que sus desarrolladores han baneado a más de 40,000 jugadores por “abusing matchmaking”. Al no tratarse de un término que suelan utilizar en estas oleadas, no sabemos con exactitud a que se refieren. Sin embargo, esto ha sucedido poco después de que Valve anunciara que el equipo había actualizado el juego con nuevas herramientas para detectar “smurfs”. No es difícil sospechar que la mayoría de los baneados en esta ola lo han sido por aplicar técnicas como smurfing o boosting.

DOTA 2

DOTA 2, como muchos juegos online, cuenta con un sistema ranked. Las partidas ranked pueden ser explotadas por usuarios viejos, que se crean cuentas nuevas para poder ganar sin problemas. Esto genera partidas en las que un jugador es más hábil que el resto de los equipos, y el balance queda destruido. Otra práctica común es el boosting, en el cual una cuenta es “mejorada” por otra persona. En otras palabras, un mejor jugador juega con tu cuenta para subirle de ranking.

En DOTA 2, tienes que tener 100 horas de juego para acceder al ranked.

DOTA 2

No es la primera vez que esto sucede, hace un año se hizo un baneo de 17,000 cuentas. En septiembre del 2019 también se realizó una oleada de bans que podían durar hasta diecinueve años. Tengan cuidado con sus cuentas, Valve ya no tiene miedo de limpiar el establo y bajarse a miles.