Este fin de semana el tema The Witcher ha estado de boca en boca, incluso si no hayas jugado los juegos. La supuesta decisión de los productores de Netflix de castear a una actriz negra, asiática o de una minoría étnica (BAME), en vez de una actriz caucásica, para el rol de Ciri en su adaptación a serie, retumbó por varios medios, de videojuegos y de entretenimiento, y despertó más de una reacción por parte de los fans, algunas algo aireadas y otras más mesuradas.

Para poner un poco de contexto, Ciri o Cirilla Fiona Elen Riannon, es un personaje del mundo fantástico perteneciente a la serie de libros de The Witcher escrita por el autor polaco Andrzej Sapkowski. Y con la reciente confirmación de Henry Cavill como Geralt de Rivia, los ojos estaban en la productora Lauren S. Hissrich, expectantes al anuncio del nombre de la actriz que le daría vida.

El personaje de Ciri representada en The Witcher 3

Sin embargo, lo causó toda esta polémica fue un simple anuncio de la producción para el casting de la serie que se hizo público en los foros de Reset Era. dicho anuncio decía lo siguiente:

“Se busca a una joven “BAME” de 16 o 15 años que pueda interpretar a una de 13 o 14. No debe ser mayor de 18 años.” Las siglas en inglés BAME provienen de “Black, Asian, or Minority Ethnic” que en español se traduce en “Negra, Asiática, o de Minoría Étnica”. Para empezar era claro que el anuncio era para el casting de Ciri. Segundo, este anuncio implicaba que Ciri no sería fiel al personaje principal y que la serie se tomaría ciertas libertades creativas, incluso después de que la productora haya dicho en Twitter que respetaría la obra original y “no se desviaría de las razas y culturas del libro”

En estos Tweets la productora también escribe: “¿Iré por el libro y empezaré a cambiar la cultura y etnia de las personas o su género porque me siento muy “liberal” un día? No. Eso es ridículo y contrario a lo que CUALQUIER escritor haría, porque somos contadores de historias. La historia viene primero.”

Si bien Lauren aún no ha confirmado que en efecto Ciri no será caucásica como en los libros, sí ha confirmado que habrá una gran variedad de etnias, culturas, géneros y personas de diversos colores de piel.

El personaje de Ciri en la serie polaca

El tema que ha molestado mucho a los fans de The Witcher es que sienten y creen que esta decisión proviene más de seguir con la coyuntura actual y tendencias de ser “políticamente correctos” incorporando personas de diversas razas y opciones sexuales en productos audiovisuales de una manera “facilista”, tan solo cambiando a un personaje, en vez de crear y construir personajes complejos de minorías étnicas con una identidad desde el guion. Además que difieren con la concepción original del autor y la obra.

Por otro lado, los que apoyan la decisión argumentan que es una buena pues apela a la diversidad actual y ayuda a la tolerancia, considerando que el mundo de The Witcher es bastante variopinto. E incluían ejemplos de personajes en recientes películas, como Samuel L. Jackson como Nick Fury, o la heroína Domino en Deadpool 2 que es interpretada por una actriz afroamericana en comparación a su contraparte del cómic; o inclusive a Idris Elba interpretando al asgardiano Heimdall en las películas de Marvel.

Ambas partes tienen puntos válidos, ahora quedará en manos de los productores en tomar la decisión, que como dijo Lauren, le convenga más a la historia, pero a la historia que ellos quieran contar, al fin y al cabo es una adaptación.