Filtraciones de Netflix pusieron fin a un proyecto que hubiera dado a The Legend of Zelda su primera adaptación live-action

Si las ventas de Breath of the Wild nos señalan algo, es que The Legend of Zelda es una de las franquicias más populares de Nintendo. Sin embargo, pese a vender millones de unidades de forma consistente, la empresa japonesa nunca ha gustado mucho de aprobar adaptaciones. Con la excepción de la extraña era de los ochentas, TLOZ se ha mantenido alejado de la animación, sea en forma de películas o series. Los fans más atentos quizás recuerden que, hace seis años, surgieron rumores de que estaban haciendo una serie de Zelda en Netflix.

The Legend of Zelda

Bueno, resulta que estos rumores eran reales, pero este proyecto colapsó luego de un escandaloso evento. La información proviene de Adam Conover, conocido por ser el “host” y protagonista de Adam Ruins Everything. Una serie en la que varios mitos histórico-culturales son desmentidos utilizando fuentes documentadas. Al participar en un podcast con The Serfs, canal sobre anti-capitalismo, este tuvo algunas palabras que compartir sobre el proyecto de Netflix que nunca fue terminado. Tanto que tan real fue como cual fue el motivo que llevó a su triste final.

Resulta que este proyecto de The Legend of Zelda en Netflix siempre fue real y el lo sabe porque estuvo involucrado en otro proyecto con Nintendo, lo que permitió obtener esta información. Sin embargo, esta serie live-action colapsó cuando se filtraron los acuerdos entre esta empresa y Netflix. La compañía japonesa estaba muy molesta por las filtraciones, sobre todo porque consideraban que ellos no habían sido la razón de estas. Como respuesta, decidieron cancelar todos los proyectos que estaban haciendo con esta compañía.

The Legend of Zelda

Así de cerca estuvo el mundo de tener una nueva serie de Zelda. Y no fue lo único que se perdió.