Una triste historia que cada vez se pone peor. Hace unos días la noticia del cierre y bancarrota de Telltale Games debido a mala administración de su CEO fue terrible, por ese motivo Telltale Games despidió a casi 90% de su planilla conformada por unos 300 empleados, dejando solo unos 30 para terminar The Walking Dead: The Final Season.

Por lo que los fans del juego tenían la garantía de que al menos recibirían el juego por el que pagaron, y si bien de ahí la situación como que se estabilizó un poco. Entre los ex-empleados recibiendo ofertas de otros estudios y ofertas de ayuda a Telltale games para terminar el juego, todo pintaba bien entre tanta mala noticia.

Pero ahora Telltale se habría visto obligado a despedir incluso a los empleados que restaban encargados de terminar The Walking Dead. Así lo indica Rachel Noel, una diseñadora narrativa de Telltale quien en Twitter anunció que el equipo restante también fue despedido.

“Hey ¿Recuerdan como iba a haber un grupo esqueleto que se quedaría un tiempo y yo era parte de este? Nah, broma, ya nos botaron también.” se lee en el tweet. Sin embargo, luego dijo que pudo haber dado lugar a malinterpretaciones pues lo que quiso decir que su equipo se fue, pero no necesariamente las 30 personas que quedaban y que “aún hay buenas personas en la compañía. Mi equipo se terminó”.

Rachel dijo que no tiene más que decir sobre el futuro de la compañía, lo que pone de mal en peor el panorama para los jugadores que compraron el juego completo y que, ahora sí, es muy probable no lo vean terminado.