Take-Two Interactive, dueños de importantes marcas como Rockstar Games (GTA) y 2K Games ( Bioshock) se ha enfrentado al estudio Hazelight por el uso del nombre “It Takes Two“.

Una batalla legal que habría empezado desde que se lanzará It Takes Two en marzo de este año por el uso de la marca comercial. Esto ha obligado a Josef Fares, director de Hazelight, a tener que abandonar la propiedad del nombre y registrar una carta de abandono de la marca en la oficina de patentes de Estados Unidos.

Un portavoz del estudio asegura que con este movimiento esperan que los temas legales con Take-Two Interactive hayan finalizado, ya que al parecer la compañía aún estaba al pendiente de tomar medidas radicales si no se llegaba a un acuerdo.

it takes two

No queda claro si It Takes Two será retirado del mercado para regresar con un nuevo nombre, o si habrá otras consecuencias. No hace mucho, se reportó que el juego ya había vendido tres millones de copias vendidas a nivel mundial, siendo nominado en The Game Awards 2021 en múltiples categorías.

Desde Eurogamer recuerdan que Take-Two Interactive ya es caserito en el tema de medidas legales con marcas o nombres que tengan cierto parecido. La compañía envió solicitudes de reclamo a negocios que llevaban nombres como “Max Payne” y tiendas como “Think Like a Rockstar” así como “Rockstar Axe Throwing”.