El animador y director Genndy Tartakovsky dirigió Star Wars: Clone Wars, llevándose dos Emmy a lo largo de sus temporadas

Las precuelas no son muy queridas entre los fans de Star Wars (aunque eso es algo que ha estado cambiado). Sin embargo, eso no significa que los años de las precuelas no hayan tenido productos aclamados o elementos bastante apreciados. Episode I Racer, por ejemplo, fue un juego de carreras que fue exitoso. Uno de los casos más fascinantes de estos años fue Star Wars: Clone Wars, serie animada dirigida por Genndy Tartakovsky. Creador de El Laboratorio de Dexter y Samurai Jack, este director y su equipo lograron hacer una serie fantástica.

Star Wars

¿Qué hace a Clone Wars tan fascinante? Imagínense todos los elementos interesantes de las precuelas (la cultura de los Jedi, la relación entre Anakin y Obi Wan, la acción con tecnología “moderna”) e imagínenselos en las manos de un equipo lleno de estrellas e inspiración. El resultado es una serie que logra construir personajes y momentos de acción mucho más puros y reales que las propias películas. La amistad de los dos protagonistas, los rituales de los Jedi y el estrago de Anakin están construidos de formas fascinantes.

Anakin, sobre todo, da la energía de confianza y determinación que era asociada con el personaje antes de su giro hacía el lado oscuro. Súmenle a esto la acción y luchas que hicieron a Samurai Jack una serie fantástica. Desde un combate de sables bajo la lluvia hasta ver al General Griveous abrirse camino entre varios soldados, la serie te mantiene enganchado. Junto a esto, la serie tiene varios momentos silenciosos o atmosféricos que están hechos para absorber el ambiente. Esto era un elemento importante de la trilogía original.

Star Wars

Esta serie se llevó un par de Emmys por su calidad y es hasta ahora recordada con cariño por muchos fans de la marca.