En los últimos años el avance de los SSDs ha destronado a los HDDs (Hard Disk Drives) o los discos duros convencionales. Es que su velocidad supera por mucho a sus contrapartes, esto en gran medida debido a que los SSDs pueden acceder a la información almacenada en cualquier parte de manera inmediata. En cambio los discos duros se limitan a la velocidad con la que los actuadores, estos filamentos en los cabezales, pueden leer y escribir información en los discos.

El problema está que, si bien en mismo disco duro hay varios cabezales y actuadores, estos están en un mismo brazo y no pueden trabajar de manera independiente lo que influye en el rendimiento final del disco. Pero esto estaría por cambiar, pues Seagate planea aplicar una tecnología llamada “actuadores múltiples” que permitiría duplicar la velocidad de los futuros discos duros. Según Seagate, mejorar la capacidad es solo parte de la solución, si el acceso a la data no mejora el potencial es limitado, más aún hoy en día en que se requiere más y más capacidad de almacenamiento que sea económico.

Seagate ha dicho que la primera generación de estos discos duros que usen esta tecnología tendrá dos actuadores unidos en un mismo eje. Cada actuador controlará la mitad de los brazos por lo que los actuadores trabajarán de manera independiente y se podrán trabajar dos comandos en paralelo.

Sin embargo, esta tecnología no es nueva, ni es la primera vez que se implementa ya que Seagate ya lo intentó en el pasado pero los altos costes de su aplicación lo hicieron inviable. Por ahora no hay palabra sobre si tendrá algún impacto en los precios, pero sí que el uso de los “actuadores múltiples” no afectará la capacidad de los nuevos discos duros.

Fuente: Seagate Blog