Hackear nunca ha sido tan fácil como ahora. Aunque solemos pensar que eso está reservado para personas desaliñadas genios de las computación, existen dispositivos y programas que facilitan el proceso a tal punto que cualquiera lo puede hacer. Un ejemplo es el malware llamado “Cutlet Maker” que se distribuye en ciertos foros de la red al alcance de cualquier persona.

170911-cutlet-maker-6

La alerta fue lanzada por Kaspersky Lab, que detectó que el dicho malware era comercializado en el mercado de la Darknet AlphaBay, que recientemente fue cerrado por el FBI en un operativo coordinado con las autoridades de diversos países.

El precio del kit era de $5000, lo que lo pone virtualmente al alcance de muchos. En el post en Alphabay se describe lo que incluía este kit con lujos de detalles como el equipo requerido, modelos de cajeros compatibles, al igual que algunos consejos para el uso del malware.

170911-cutlet-maker-2 malware

170911-cutlet-maker-3 malware

Este toolkit incluía tres crimeware:

  • Cutlet Maker: un malware que ataca a los cajeros automáticos y es el elemento principal del kit.
  • Stimulator: una aplicación para recopilar estados de los cajeros.
  • codecalc: una terminal para generar contraseñas

De acuerdo a los investigadores de Kaspersky Lab, el modus operandi del malware Cutlet Maker sugiere que se requieren a dos personas involucradas en el robo a los cajeros automáticos. Los roles de estos ladrones serían el de “drop” y “drop master”.

 

Kaspersky Lab sugiere siempre tener un antivirus actualizado y tener un sistema operativo actual, por ejemplo muchos de los cajeros automáticos hasta el 2014 siguían usando Windows XP que ya no tiene soporte de Microsoft y que lo hace exponencialmente más vulnerable a los ataques de hackers.