Desde que la industria de los videojuegos ha tomado gran popularidad dentro de la sociedad, hemos visto como la polémica siempre ha estado acechando. Debido a esto, diversos casos que han estado manchando a la industria han ido apareciendo, de los cuales han sido por personas que han sacado de contexto ciertas cosas. Ahora pues, se acaba de volver a repetir, ya que un niño musulmán de tan solo 4 años fue acusado de terrorismo por hablar de Fortnite.


Este hecho tomó lugar el 2019, en dónde el pequeño niño de 4 años estuvo hablando con su amigo acerca de Fortnite. Durante la conversación, el pequeño mencionó que su padre tenía “armas y bombas en el cobertizo”, estas palabras llegaron a los odios equivocados y completamente sacado de contexto. Debido a esto, la policía de Reino Unido terminó yendo a su domicilio, y procedieron a realizar una requisa general de la casa, en dónde no encontraron nada.

Fortnite


Como era de esperarse, este hecho terminó causando indignación en la comunidad, ya que han estado reportando que, desde el 2016 más de 2000 jóvenes musulmanes van sido acusados falsamente de terrorismo, muchos de los cuales están asociados con platicas sacadas de contexto.