Desde hace mucho se viene debatiendo acerca de la adicción de los videojuegos, y como estos repercuten en las personas. Ahora pues, un hecho insólito ha ocurrido, ya que una madre mexicana botó a su hijo de 30 años de su casa por solo dedicarse ha juga videojuegos. Lo más sorprendente, es que el hombre terminó poniendo una demanda en contra de su propia madre, debido a lo sucedido.

Como ha revelado la madre a un medio, su hijo Christian Uriel no hizo más que estar en el sillón jugando videojuegos desde que empezó el distanciamiento social. La madre, aseguró que incluso el hombre de 30 años le pedía que se le sirviera todo para no levantarse del lugar. Debido a ello, la madre se cansó de no ver haciendo nada a su hijo, y le pidió que buscase un trabajo, pero este se negó. Pidiendo la ayuda de un familiar más, Christian fue echado de su casa a punta de escobazos por su madre.

Debido a esto, el sujeto decidió tomar acciones legales y presentar una demanda en contra de su propia madre. Como señalan, dicha demanda se basa en que sufrió maltrato y hostigamiento por parte de su señora madre, por “no hacer nada”. Desde Masgamers, les pedimos encarecidamente no seguir los pasos de esta persona.

(fuente)