Respawn Entertainment tuvo que luchar duramente con Lucasfilm para que Star Wars Jedi: Fallen Order tenga que ver con jedis

Lucasfilms es una empresa difícil con la cual trabajar, y múltiples estudios han chocado con las compañías que administran Star Wars. Esto también ha sucedido en el mundo de los videojuegops, con varios proyectos que fueron cancelados o alterados por una variedad de problemas con Lucasarts. Un ejemplo es el caso de Star Wars Battlefront III, que estuvo a punto de ser terminado antes de ser saboteados. Otro ejemplo fue un juego sobre Death Maul que fue víctima de interferencias una y otra vez. Y esto volvió a suceder con Star Wars Jedi: Fallen Order.

Star Wars Jedi: Fallen Order

En el podcast de AIAS Game Maker, Stig Asmussen (director de Star Wars Jedi: Fallen Order) habló sobre el complicado desarrollo del título. Resulta que se enfrentaron con ejecutivos y cabezas que detuvieron muchas de las ideas de su equipo. Uno de los problemas más grandes para Asmussen y Respawn fue que no querían que nadie toque a los jedis. Asmussen contó “Les dije “Hey, ¿qué tal si hacemos un juego sobre los jedi y la fuerza?” y ellos no estuvieron super cómodos con eso. Nos respondieron “¿Y por qué no hacerlo sobre cazadores y pistolas?

Obviamente, Asmussen y su equipo rechazaron este pedido y confiaron en que sus ideas serían exitosas. Además, Asmussen contó que varios aspectos del juego fueron cortados o removidos debido a demandas de Lucasfilm. Es interesante ya que Lucasfilm ha producido películas sobre los jedi que han sido detestadas (como Rise of the Skywalker). Sin embargo, sus preocupaciones se disparan cuando alguien más quiere trabajar con sus conceptos.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Star Wars Jedi: Last Order está disponible para Xbox One, PlayStation 4 y PC.