“La mierda más estúpida que jamás haya visto en la CES” así lo describe Chris Hoffman, escritor de HowToGeek. Esa tal vez sea una forma de describirlo, otra sería la de “engaña muchacho” como diría mi madre. Es que el plan de Kodak de lanzar su propia criptodivisa, blockchain y un cuestionable plan a largo plazo para minar criptomonedas por el módico precio de $3400 hace que esto parezca más una movida oportunista de Kodak que un plan serio. Además de que la compañía piensa vender su propio hardware para minar.

Es que para tener en contexto, Kodak se declaró en bancarrota en el 2012, debido a que sus productos ya no se vendían y la gente tendía más a las cámaras digitales que a las analógicas, lo cual era el fuerte de Kodak. Lo cual resulta irónico ya que Kodak fue el inventor de las cámaras digitales. Si embargo, Kodak hizo “su agosto” con la película Star Wars: The Force Awakens ya que este fue filmado celuloide. Lo cual parece haberle dado un segundo aire para replantear su negocio.

Por lo que, en la CES 2018, Kodak presentó su plan de incursionar en las criptodivisas a través de su propio blockchain y moneda. Lo primero se llamará KodakOne digital rights management, que será respaldado por tecnología blockchain y la nueva KodakCoin. La idea de Kodak es que KodakOne podrá rastrear el uso de imágenes registradas y cuando encuentre el uso sin licencia de una de ellas, ayudará al fotógrafo a que le paguen. Y la moneda de intercambio para estas licencias será -obviamente- la KodakCoin.

Pero hay más, para empezar Kodak usará la ICO (Initial Coin Offering) que consiste en una estrategia popular para impulsar una criptomoneda, ofreciendo una cantidad a los nuevos usuarios. Además, Kodak también tendrá su propio hardware, pero que parece ser una AntMiner S9 con un sticker de kodak pegado encima. Por lo que el problema de la demanda de tarjetas de video no se resolverá con este hardware de Kodak.

kodak criptomonedas

Pero lo más curioso y aleatorio es la propuesta que Kodak tiene para tí. La otrora compañía de cámaras planea instalar un gran número de ASICs (circuitos integrados de aplicación específica) en sus oficinas y le ofrecerá a los inversores un contrato por dos años para minar criptomonedas en ellas. El costo será de $3400 y el trato consiste en que después de dicho tiempo, Kodak tomará la mitad de las criptomonedas minadas y la otra mitad va al cliente. La ganancia, según Kodak, es que con el precio actual, será de $25 diarios, es decir $18000 en dos años – te puedes llevar $9000 así no más.

¿No tiene pierde verdad? Pues este plan no parece viable para nada, debido a la gran fluctuación e incertidumbre en el precio y estabilidad de las criptomonedas. Sea cual fuese el motivo de Kodak para incursionar en las criptodivisas y si su plan es viable, esto no ha evitado que la compañía doble el valor de sus acciones en el día anterior.