¡Winner, winner, KFC Crispy Chicken dinner!

La industria de los videojuegos es enorme, no hay duda de eso, y ha crecido exponencialmente en los últimos años, moviendo enormes cantidades de dinero similares a la industria cinematográfica. Y las empresas se han dado cuenta de ello, queriendo también su tajada.

Inclusive empresas totalmente ajenas al gaming, como McLaren, y ahora KFC es la última compañía en unirse a esta tendencia y unirse al mundo de los esports con su equipo “KFC Gaming”, un equipo basado en el Reino Unido y que se estaría preparando para el lanzamiento del Call of Duty: Black Ops 4.

El anuncio se hizo oficial a través del Twitter a finales de septiembre en un post que se lee “Player One ha entrado al juego. KFC x Gaming”.

No se ha dicho más sobre su equipo esport, ni de la alineación del equipo, solo que probablemente se enfoquen en el modo battle royale de Blacks Ops 4, Blackout ya que sale este 12 de octubre.