Red Dead Redemption fue un fascinante viaje a través del Viejo Oeste, con un protagonista interesante y un final espectacular

Para celebrar el final de la década, visitaremos un juego durante cada día del mes. Iremos del 2010 al 2019, explorando las diversas joyas que la industria de los videojuegos regaló al público durante estos diez años.

Rockstar Games tuvo su década más exitosa de toda su existencia en los 2010. Sin embargo, para recordar al primer título de esta serie de artículos, tendremos que viajar al inicio de la década. Antes de Grand Theft Auto V, antes de GTA Online y antes de RDR 2, Rockstar era un empresa diferente. Fue en este contexto en el que obtuvieron la licencia “Red Dead” de Capcom, y le aplicaron a esta mecánicas parecidas a las que habían desarrollado para GTA IV. El resultado fue Red Dead Redemption, uno de los juegos más queridos de los últimos años.

Red Dead Redemption

Hay mucho que querer dentro de Red Dead Redemption. Para los fans de Grand Theft Auto, la magia fue en lo entretenido que era explorar el Viejo Oeste, haciendo side-quests o interactuando con las personas. La cantidad de contenido opcional era amplia, pero sin llegar a los níveles absurdos de contenido que se vería en GTA V y sobre todo en RDR 2. Es un mundo que logra sentirse real, y recorrer el desierto sobre un caballo es una sensación difícil de describir. Rockstar construyó una atmósfera espectacular, y momentos como la llegada a México serán siempre legendarios para aquellos que los vivieron.

Sin embargo, lo que dejó mayor impacto en mi fue su fantástica historia. La aventura de John Marshton es una que encaja en el marco de cualquier película western. La aventura de un hombre que recorre su pasado para salvar todo lo que tiene en el presente. El volver a encontrarse con sus antiguos amigos, pero en un contexto totalmente diferente, es fascinante y nunca decepciona. Todo esto llevando a un final que, sin comentarlo, es uno de los más impactantes y más sentimentales que se pueden encontrar en un videojuego.

Red Dead Redemption

Por esto, y mucho, mucho más, Red Dead Redemption es uno de los mejores juegos de la década.