Una nueva versión de un pokemon clásico es un reflejo de los peligrosos cambios que vienen con el calentamiento global

Por si no lo sabes, el tema del cambio climático es sensible y se aproxima a velocidad peligrosa. El Panel Intergubernamental del Cambio Climático ha listado que la situación llegará a ser insostenible si no se hacen cambios. Este grupo ha informado que los gobiernos del mundo tienen hasta el 2030 para detener sus emisiones masivas de carbono. Si esto no se cumple, no se podrá frenar el aumento de temperatura de la Tierra a un nivel catastrófico. Y, curiosamente, parece que los desarrolladores de Pokemon Sword y Shield son conscientes de esto.

Pokemon

¿Recuerdan a Corsola? Pokemon de la segunda generación, nada muy memorable en particular. Si recuerdan a esta criatura, recordarán que su cuerpo estaba hecho de coral. Bueno, las grandes barreras de coral en el mundo están desapareciendo rápidamente por la calefacción de los mares y oceános. Como resultado, estás terminarán de desaparecer en las siguientes décadas si la temperatura de la Tierra sigue aumentando. Por esto es que la forma Galaria de Corsola es…diferente.

Es tipo fantasma, en vez de tipo agua, y se nota que es una criatura bastante triste (diferente a la alegre versión original). Oh, y su entrada en Pokedex de Shield dice “Cambio climático repentino desapareció esta antigua raza de Corsola”. Además, su evolución tiene un aspecto aterrador, al salirse de su coral destruido para convertirse en un aterrador fantasma etereo.

Pokemon

En efecto, matamos a Corsola.