“EA” y “loot boxes”, palabras que cuando se usan en la misma oración lo más probable es que auguren malas noticias. Después de la controversia iniciada por Star Wars Battlefront 2, tras la cual muchas autoridades ajenas a los videojuegos se pronunciaron ya que se trataba de una forma de apuestas.

Entre todas las polémicas y autoridades que discutían si eran apuestas o no, ya que en muchos países los videojuegos aún no están fiscalizados o no tienen presencia en el tema legal, un país tuvo una postura muy firme: Bélgica.

Bélgica dijo que sí, que las loot boxes son una forma de apuestas y que por lo tanto son ilegales. Como tal, EA tendrá que remover las loot boxes de sus juegos de manera total, en el caso de FIFA 18 y FIFA 19 estarían presentes en forma de paquetes de cartas para el modo de Ultimate Team. Pero la compañía se ha negado, por lo que el gobierno belga enjuiciaría a EA.

Pero este no es el único caso, pues Overwatch y CS: GO también incluyen estos elementos considerados ilegales bajo la ley belga y deberían ser removidos si querían ser distribuidos en el país. Blizzard, Valve y 2K Games sí se apegaron a las normas y desactivaron los loot boxes.

Medios belgas como Metro reportaron que la Belgian Gaming Commission contactaron a la oficina pública del fiscal el cual ya abrió una investigación criminal contra EA, la cual ya ha sido notificada oficialmente y ya puede ir a corte.

EA mantiene la postura de que los loot boxes no son una forma de apuesta. “No creemos que FIFA Ultimate Team o loot boxes son apuestas primero porque los jugadores siempre reciben un número específico de artículos en cada paquete, y segundo nosotros no proveemos o autorizamos ninguna forma de vender o intercambiar esos artículos por dinero virtual o real”. dijo el CEO Andrew Wilson en mayo.