Para aplacar las criticas, director de la versión de Death Note de Netflix intenta resolver las dudas de los fans en Twitter.

death note

Este año se nos viene una pelicula basada en el manga Death Note de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata gracias a Netflix. Death Note trata sobre un alumno de colegio que encuentra un cuaderno que le permite matar a la gente con solo escribir su nombre en el. El manga fue publicado en la Shonen Jump durante el 2003-2006 y contó con una popular adaptación al anime de 37 episodios y tres películas live-action.

Adam Wingard es el director de la próxima versión cinematográfica que está ambientada en los Estados Unidos. Desde ese anuncio los fans están criticando la decisión de la producción por el cambio de ambientaciónEl cambio de la ciudad de Tokio por la de Seattle no ha sentado bien, a pesar de que al comienzo la presencia de Netflix en la producción emocionó a los fans más acérrimos.

Obviamente el cambio de ambientación no es lo único que los fans están criticando. Wingard ha casteado a Nat Wolf en el papel principal, quien obviamente no es japonés, llevando los reclamos al terreno del whitewashing (el cambio de etnia racial de un personaje para que sea caucásico, usualmente motivado por motivos de usar a un actor más conocido para vender la película). Por esas razones Wingard ahora está tratando de defender la cinta y sus cambios en Twitter, afirmando que su cinta es una nueva versión del material original.

“No hay conspiracion alguna para remover la cultura japonesa de Death Note. Esta es una version fresca de la historia situada en Seattle. Ademas, fíjense en The Departed.”

“A. The Departed fue pesima. B. No hay japoneses viviendo en Seattle? Demonios…”

“A. Ese no es el punto. (The Departed) es una remake de Interal Affairs ambientado en Boston. B. Si hay japoneses que viven ahi, pero tambien hay blancos, negros, hispanos, etc.”

“Al mover la ambientación a América nosotros hicimos la película sobre América. No es solo un copy y paste lo que estamos haciendo.”

“Los actores de DN han sido escogidos basados en las nuevas versiones de estos personajes. Son diferentes a los personajes originales, especialmente Light.”

Wingard obviamente esta tratando de calmar las aguas antes de que la situación se ponga en contra de la cinta. Tenemos que recordar que la adaptación de Ghost in the Shell fue severamente criticada por elegir a Scarlett Johansson en el rol principal de Motoko Kusanagi. Se acusa que las quejas de whitewashing fueron responsables del fracaso de la película en las salas.

Inclusive obras que no tienen whitewashing, como la serie de Netflix Iron Fist, han sido criticadas por la necesidad de tener a un personaje blanco dentro de un contexto oriental. Personalmente, creo que tenemos que esperar a ver el producto final para hacer las criticas de rigor. Como menciona el mismo Wingard, The Departed de Scorsese es un buen ejemplo de cambio de ambientación que funciona.

La versión americana de Death Note llegara a Netflix en Agosto de este año.