Con buenas críticas y interesantes adiciones, la versión de Devil May Cry 3 para la Nintendo Switch es una bastante respetable

Capcom se ha pasado varios meses lanzando diferentes juegos de Devil May Cry en la Nintendo Switch. El 25 de junio del año pasado, la primera entrega de DMC se hizo disponible en la Switch y no tuvo ninguna sorpresa en particular. En septiembre del 2019, llegó el controversial DMC 2 a esta plataforma y tampoco tuvo cambios muy notables. Sin embargo, cuando se anunció que Devil May Cry 3 también llegaría a esta consola, lo que dejó a los fans emocionados fue que este port tendría nuevos elementos. Ahora, este port por fín está disponible.

Devil May Cry 3

La primera diferencia que vale la pena describir es el concepto de “Free Style”. Al iniciar una nueva partida, Devil May Cry 3 te deja eligir entre Original y Free Style. La versión original es idéntica a los otros ports (un estilo, dos armas melee y dos armas). Free Style es un experimento interesante, ya que deja que Dante cambie sus armas o estilos en cualquier momento. Hasta en medio de un combate. Esto es más cercano a lo visto en las secuelas de DMC 3 y es la razón principal por la cual un fan de la franquicia podría sentir interés en este port.

El juego tiene un buen rendimiento en la Switch, pero no es un remaster en el sentido visual. No tiene problemas de framerate y los controles parecen funcionar bastante bien. Como se trata de un juego de PlayStation 2, la Nintendo Switch no sufre mucho al correr este título.

Devil May Cry 3

Será interesante ver si Devil May Cry 4 también llega a la Nintendo Switch. Eso sí, será difícil ver al aclamado Devil May Cry 5 en esta consola. No se sabe si este dispositivo tendrá tecnología necesaria.