Mantener el balance en un videojuego no es tarea fácil, por lo general suele haber una habilidad, accesorio o característica de un personaje que se puede explotar y malograr la experiencia del jugable. Ante esto la comunidad es la primera levantar la voz para pedir un cambio a los desarrolladores y cuando algo o alguien es debilitado o reducen sus características se le dice “Nerf” o en el buen español de Cervantes, lo han “nerfeado”.

Pero, ¿De dónde proviene este termino? ¿Cuál es su origen en los videojuegos? Para esto tenemos que remontarnos a la loca y colorida década de los 90’s.

Pero primero, una parada en los 70’s

Antes de explicar como se empleó su uso en el ámbito de los videojuegos, primero hay que dejar en claro el origen de la palabra en sí. Para esto nos remontamos a inicios de 1970 cuando los hermanos Parker crearon una bola de 102 mm hecha a base de espuma de poliuretano ideal para jugar en interiores sin que hubiese riesgo de hacerse daño. A este invento lo llamaron “Nerf”, siendo esta palabra una jerga utilizada para describir la espuma usada como forro y protección en las carrera off-road, además, que “Nerf” serían las siglas de “non-expanding recreational foam” o espuma recreacional no expandible.

 

Ahora sí, bienvenido a los 90’s

Ahora, en esos tiempos el Internet no era para nada como el de hoy. No muchas casas tenían una computadora personal, menos aún tenían acceso a Internet, además, si lo tenían era todo un tema conectarse a la red ya que tenías que escuchar el cántico del módem mientras rogabas para que a tu mamá no se le diera por usar el teléfono. Si bien la velocidad del Internet no era para nada igual a la de hoy, eso no evitaba que aparecieran los primeros juegos online, no solo los de PvP, sino los multijugadores masivos o MOBA.

En 1997 apareció un MMORPG llamado Ultima Online, un juego como ningún otro de su época pero a la vez igual a muchos juegos de hoy en día: tenía serios problemas de jugabilidad cuando fue lanzado o en palabras de Richard Garriot, productor del juego, “estaba roto”.

Si bien el juego ofrecía varias posibilidades a sus jugadores, la experiencia estaba siendo mellada por el desbalance de las armas y habilidades. Pero la gente que se quejaba seguía jugándolo, mostraba una pasión por el juego que contagiaba a los desarrolladores, quienes empezaron a hacer cambios dentro del juego.

En un momento, los desarrolladores de Ultima Online hicieron cambios en las espadas para hacerlas menos efectivas. Ante esto algunos jugadores comentaron que ahora las espadas parecían más armas de Nerf (sí, la marca de Hasbro) que armas de verdad. El resto es historia.

Desde entonces el término “Nerf” se empezó a usar para describir a toda acción de hacer menos efectivo un arma o habilidad mediante una actualización del juego. Es más corto decir “han nerfeado a…” que decir “este personaje es más débil debido a cambios en el juego hecho por los desarrolladores”.

¿”Nerfear” o no “Nerfear”?

Hoy en día, gracias a las maravillas tecnológicas que la humanidad a logrado, tenemos un mejor y más rápido acceso a Internet, además, de que más personas tienen acceso a este servicio. Por tal motivo es más fácil lanzar un juego e ir actualizándolo en los días o hasta años posteriores a su lanzamiento, o incluso el mismo día en que se lanza (los famosos “day one patch”) y así corregir y balancear la jugabilidad.

Pero ¿Cómo hacían anteriormente para cambiar algunos elementos del juego? Por ejemplo las consolas no soportaban conexión a Internet, pues para eso se lanzaban reediciones del mismo juego. Por ejemplo, tenemos a Metal Gear Solid 3, el cual siendo un buen juego y aclamado por la crítica, tenía algunos fallos como su molesta cámara la cual fue corregida en un lanzamiento posterior que llevaba el subtítulo de “Subsistence”.

También tenemos el caso de Street Fighter III, el cual no vio solo uno, si dos reediciones del juego que iban cambiando algunos elementos.

Actualmente solo basta con ingresar a Steam, o encender tu PS4 o Xbox One para que te salga la notificación de que hay un nuevo parche disponible.

“Nerf this” – Atentamente, D.Va

Si sabías o no el origen del término, es más probable que si supieras lo que implicaba esa palabra. Un término que surgió de una analogía burlona que fue rápidamente aceptada no solo por la comunidad sino también por la industria.

Solo veamos el caso de Blizzard, el cual a modo de homenaje/burla hizo que uno de sus icónicos personajes de Overwatch, la ex-proplayer D.Va, diga “Nerf this” como frase característica cuando usa su habilidad especial, lo cual ayudó un poco a expandir aún más el término “Nerf”. Y vaya que a Blizzard le gusta el término “nerf”, solo miren el caso de la pobre Mercy.

Y bueno, esa es la historia de uno de los término más populares del ámbito de los videojuegos, que en sí hace referencia a los juguetes Nerf de Hasbro, pero que la compañía parece no preferir combatir contra el argot popular, en fin es algo de publicidad que tu nombre se vuelva cultura popular.