La que se va a armar en los próximos días. Krafton, autores de PUBG: Battlegrounds y PUBG: Mobile, presentaron una demanda contra Garena (vía TechCrunch), desarrolladores de Free Fire, debido a daños y perjuicios por “infracción desenfrenada y deliberada de los derechos de autor”.

Krafton considera que Free Fire y Free Fire Max, ambos disponibles en dispositivos iOS y Android, son “clones” de PUBG y por lo tanto, son “versiones no autorizadas de Battlegrounds”.

Garena y Krafton ya habían tenido desacuerdos en el pasado. Cuando Free Fire se lanzó poco tiempo después del estreno de PUBG en 2017, ambas compañías llegaron a un acuerdo en Singapur, después de que Krafton acusará a su competencia de copiar elementos clave de su juego.

PUBG Free Fire demanda

Tal parece que ese acuerdo no quedó en buenos términos, ya que Krafton ahora sostiene que nunca se le autorizó a Garena de “vender o distribuir juegos que infringieran los derechos de autor” en Estados Unidos.

Otro argumento de Krafton es que Free Fire Max, al tratarse de un juego con la misma experiencia de usuario, está infringiendo los derechos de autor de PUBG al copiar “numerosos elementos” como la mecánica de “caída de aire”, la estructura y el juego.

Asimismo, “la combinación y selección de armas, armaduras, y objetos únicos. Las ubicaciones y la elección general de esquemas de color, materiales y texturas“.

Para dar mayor fuerza a sus argumentos, Krafton publicó una imagen comparativa entre PUBG y Free Fire. Cada quien sacará sus propias conclusiones.

PUBG Free Fire demanda

Krafton va contra Google y Apple

Los desarrolladores de PUBG no solo han presentado una demanda contra Garena. Krafton apunta igualmente a Google y Apple, ya que según la compañía, se permitió la distribución de Free Fire en Play Store y App Store, lo que también supone una infracción a los derechos de autor.

PUBG Free Fire demanda

Por otro lado, la compañía está bastante molesta porque Google se negó a elimianr vídeos de Youtube en donde aparece Free Fire. Krafton argumenta además que la plataforma de vídeos aloja un largometraje chino llamado “BiuBiuBiu” que representa una “dramatización de acción en vivo de Battlegrounds que infringe descaradamente”.

En su demanda, Krafton solicita una indemnización por daños y prejuicios a las tres partes por infracción, directa, indirecta y subsidiaria de los derechos de autor.

Krafton solicita una indemnización por daños y perjuicios a las tres partes por infracción directa, indirecta y subsidiaria de los derechos de autor (así como a YouTube por infracción indirecta y subsidiaria de los derechos de autor) y afirma que tiene derecho a los beneficios obtenidos por Apple y Google en relación con Free Fire “en cantidades que se demostrarán en el juicio”.