Microsoft se estará enfrentando en las próximas semanas a los compositores originales de Halo, Mike Salvatori y Marty O’ Donnell, quienes presentaron una demanda desde junio de 2020 tras no poder dialogar en buenos términos con la compañía durante 10 años.

En su demanda, ambos compositores sostienen que la música de Halo fue licenciada por ellos durante el desarrollo del primer juego cuando estaba a cargo Bungie, antes de que el estudio fuera adquirido por Microsoft para lanzar el juego en 2001.

Por aquel entonces, O’ Donnell era un empleado a tiempo completo en Bungie, siendo director de audio dentro del estudio. Mientras que Salvatori trabajaba de manera independiente, en la empresa “O’Donnell Salvatori Inc”, que una parte le pertenecía a Marty.

Como contrargumento, Microsoft sostiene que la música de Halo se creó bajo un trabajo por encargo, y no de licencia, por lo tanto, ellos son los autores de dicha obra. Ante ello, O’Donnell asegura que “nunca fue un trabajo por encargo” y siempre se trató de un “acuerdo de licencia“.

Ambos compositores no están exigiendo la propiedad de la música de Halo, y que solo están buscando que se les reconozca los pagos que presuntamente Microsoft no ha hecho a lo largo de los años. En la demanda figura un incumplimiento de contrato por parte de la empresa, así como el incumplimiento de la obligación de actuar de buena fe y de manera justa.

Si no se llegan a un acuerdo entre ambas partes, se terminará llegando hasta los tribunales para resolver la situación. Esta demanda de los compositores supondría problemas para la próxima serie de televisión de Halo, que tiene previsto su estreno este 24 de marzo.

Según un informe, el equipo jurídico de los compositores ha recibido órdenes de evaluar una forma de conceder una orden judicial preliminar para bloquear el estreno del show.