China siempre maneja políticas muy fuertes en cuánto a contenido proveniente del extranjero. Los filtros son severos y si encuentran algo que no les parece correcto, terminan por censurarlo.

Algo así ocurrió con “El Club de la Pelea”, una de las famosas películas dirigidas por David Fincher y protagonizada por Edward Norton junto a Brad Pitt. Siendo una cinta de culto, es sorprendente encontrarse con que su final ha sido cambiado.

Cómo ya muchos han visto, el final de la película termina de una manera espectacular, algo que difiere completamente de la novela original escrita por Chuck Palahniuk.

Club de la Pelea China

En China las cosas son completamente diferentes, en lugar de ver una de las mejores escenas de la película, se colocó un mensaje con fondo negro diciendo lo siguiente:

Gracias la pista proporcionada por Tyler, la policía descubrió rápidamente todo el plan y arrestó a los criminales, evitando con éxito que la bomba explotara. Después del juicio, Tyler fue enviado a un manicomio para recibir tratamiento psicológico. Fue dado de alta en 2012.”

Esta modificación llegó a oídos de Palahniuk, quien sorprendentemente se mostró muy contento de saber cómo en China si respetaron un poco mejor el material original: “”¿Han visto esta mierda? ¡ES SUPER MARAVILLOSO!” dijo el novelista en un newsletter de Substack

Asegura que en China, todo el mundo tiene un final feliz gracias a que Tyler y su grupo son arrestados, juzgados y sentenciados a internarse en una institución mental. “¡Qué genial! ¡No tenía ni idea! La justicia siempre gana. No explota nada“. expresó.

Conversando con TMZ, un medio de espectáculos, recordó cómo fue el final del libro de El Club de la Pelea. En ella, el Narrador falla en su plan debido a un error en el funcionamiento de una de las bombas, llevándolo a que se dispare en la cabeza y despertando en una institución mental que lo asocia como estar en el cielo.

Por lo menos los chinos podrán estar contentos de que el autor original haya recibido positivamente el cambio que hicieron con respecto a la película. Ahora, no sé cómo lo tomará David Fincher.