zelda-booth

Nintendo ha ambientado totalmente su booth en el E3 con un ciclo día-noche, inspirado en la nueva entrega de The Legend of Zelda.
Nintendo ha cambiado su estrategia para el E3 de este año. Hace unos meses la compañía japonesa anunció que se enfocaría casi exclusivamente en el nuevo título de la saga llamada The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Como parte de la decoración de su booth y para darle prioridad a la entrega, llama la atención que todo su espacio esta cerrado y es necesario hacer una larga cola para entrar y poder jugar la demo. Además, todo el ambiente esta decorado con esculturas y murales representando los diversos personajes y paisajes de la entrega. Además, en algunas secciones hay pantallas que se retractan hacia el techo revelando pasajes secretos. Adicionalmente, se ha iluminado de una manera que simula un ciclo completo día y noche que dura 24 minutos, donde cada minuto representa una hora del día. Este juego de luces está inspirado tanto en Breath of the Wild, que se caracteriza por lo extenso de su mundo abierto y donde afecta directamente el clima o la hora, pero también en otros juegos de la saga como Ocarina of Time o The Wind Waker

Mas detalles complementan el booth, por ejemplo se pueden escuchar sonidos ambientales como el viento moviendo las ramas de los árboles, aves cantando durante el día y grillos durante la noche. Para finalizar, se han agregado efectos especiales para dar olores en diferentes zonas. Algunos asistentes han reconocido aromas rancios, de humedad e incluso de troncos quemados cerca a una de las fogatas ficticias.

Quizá toda esta ambientación de “El Mundo de Zelda” se trate también de una primera muestra de lo que sería el parque temático de Nintendo, que está siendo desarrollado con Universal Studios en Florida.