The Legend of Zelda y su relación con los estereotipos de género en los medios de entretenimiento (hasta Wind Waker)

Para discutir sobre Wind Waker hay que primero establecer una base histórica.

Wind Waker

Los videojuegos de los ochenta no eran exactamente conocidos por ser inclusivos o darles mucho protagonismo a las mujeres. Excepciones hay, por supuesto, pero ese fue el formato seguido por la mayor parte de la industria. ¿Super Mario Bros? Rescatar a la princesa. ¿Mega Man? Todos los robots son hombres menos la que limpia el laboratorio. ¿Castlevania? Espera hasta la tercera entrega.

Esta década es conocida por representar una ola de conservadurismo después del progresismo social de los sesentas y setentas. Y, bueno, sus videojuegos lo reflejan. Uno de esos juegos fue The Legend of Zelda, en el que Link tenía que salvar a Zelda de Ganon. ¡Hasta la segunda entrega! En la que tuvo que…despertar a Zelda derrotando a su sombra. La franquicia siguió marchando con este formato.

Wind Waker

Creo que no es necesario añadir que estos juegos no se vuelven malos solo porque eran débiles en este sentido pero…es una crítica. Un punto negativo que fue ignorado por más de una década. Hasta antes del Gamecube, en los cinco juegos en los que Zelda había tenido un papel protagónico ella había tenido que ser salvada en cada uno de ellos.

Eso fue hasta que salió Wind Waker, que directamente trato de enfrentarse a estos roles preestablecidos. WW trató de cambiar la fórmula de Zelda y sus resultados fueron…mixtos.

Autonomía, interés y personalidad: Como Zelda de Wind Waker fue un triunfo para la creatividad al representar a las mujeres en The Legend of Zelda

ADVERTENCIA: TODO ESTE ARTÍCULO INCLUYE SPOILERS RELACIONADOS A WIND WAKER

Wind Waker

En The Legend of Zelda: The Wind Waker, Link arranca su aventura sin ningún vínculo a la Familia Real. Este personaje solo vive en una isla con su familia hasta que, el día de su cumpleaños, aparece un pájaro llevando a una chica en su pata. Cañones de un barco pirata hieren al ave y la chica cae en los bosques de la isla. El heroe decide ir a buscarla y conoce a esta chica, que resulta ser una pirata llamada Tetra.

Los que ya jugaron el juego sabrán que Tetra es una reencarnación de la Princesa Zelda. Sin embargo, el juego hace un excelente papel en darle a ella una personalidad clara y autónoma. En vez de ser realeza o una mujer sin muchas habilidades, ella es la capitán de un grupo de piratas. Sabe usar armas, es intimidante y burlona, tiene conocimientos de pirata, y es astuta. Sus conversaciones con Link no son las interacciones blandas de otros juegos, son genuinas interacciones entre un chico tonto y de buen corazón con una chica astuta y desconfiada.

Wind Waker

Esta reconstrucción del personaje en la forma de una chica interesante y divertida es digna de mérito. La forma en la que Tetra habla y enfrenta sus problemas muestra un nivel de experiencia y conocimiento interesante. Deja a interpretación que le habrá sucedido en el pasado con su tripulación. Que aventuras tuvo Tetra suena como una idea capaz de fundamentar la existencia de un juego completamente distinto. Esto es señal de que ella es un buen personaje, cuando tu imaginación piensa en que más le habrá pasado antes.

¿Quieres una mano? Como Tetra hace que la aventura se siente más fresca

Durante la primera mitad del juego, Tetra y sus piratas aparecen ocasionalmente para ayudar a Link. Desde llevarlo en su barco hasta la fortaleza donde está capturada su hermana hasta ayudarlo a mantenerse escondido. Y en todo este rato, el cariño que el jugador gana hacía la reencarnación de la Princesa Zelda solo sigue creciendo.

Cabe mencionar que su diseño, un traje de pirata y piel oscura, es también creativo y muestra la intención de distanciarse del resto de la franquicia. Con Tetra, hay un genuino deseo de avanzar y superar las tradiciones. Esto culmina cuando, después de que Link recupera la Master Sword, este se enfrenta con Ganondorf. Ganon rápidamente derrota a este guerrero y parece estar dispuesto a matar. En este momento, Tetra entra para proteger al protagonista y…acá es que los puntos positivos se acaban.

Tradición, inconsistencia y predictibilidad: Como Zelda de Wind Waker se quedo corta de ser un ejemplo a seguir para otros proyectos de Nintendo

Wind Waker

Cuando Tetra intenta defender a Link, Ganondorf la atrapa y descubre que ella tiene la misma pieza de la trifuerza que Zelda solía tener. Un rato después, cuando ambos logran escapar y se esconden en las ruinas de Hyrule bajo el agua, el antiguo Rey del reino confirma que ella es descendiente de la Princesa Zelda. Cuando esto sucede y se ensambla su pieza de la trifuerza, la pirata se “convierte” en princesa.

El resultado de esta escena la hace una de las peores del juego. Desde este momento, cuando la piel se Tetra se aclara y su ropa de acción es reemplazada por un vestido tradicional, ella pierde toda su autonomía en la narrativa del juego. Durante la segunda mitad del juego, Zelda no hace nada para colaborar o ayudar a Link con su aventura. Tampoco intenta conseguir información por si sola, simplemente se queda…sentada, esperando al final de Wind Waker. Es un cambio muy decepcionante en todo sentido de la palabra.

Wind Waker

Y puedo imaginar que ya están pensando responder diciendo “pero tenía sentido dentro de la historia porque así Ganondorf no la iba a atrapar”. Por más de esto sea cierto, eso no significa que, como escritor, no puedas encontrar un camino diferente que haga de la narrativa más interesante. Dentro de la historia, “tiene sentido” que Zelda no haga nada. Sin embargo, una de las partes más importantes de criticar arte es entender las cosas más allá de lo que tenga y no tenga “sentido”.

Destrucción de personalidad: como Tetra es “reemplazada” por Zelda

Wind Waker

Mientras que Link tiene una aventura en la que recorre templos y recolecta piezas de la trifuerza, Zelda…no hace nada. No se comunica ni busca hacer algo por su cuenta. Ni siquiera le hace daño al vestido (que obviamente es mucho más limitante para alguien que es una pirata). Para añadir, su personalidad también cambia, dejando a un lado su asertividad y espíritu burlón para convertirse en un clon de la Zelda de Ocarina of Time.

Y todo esto es sin hablar de lo incómodo que es que la “verdadera Zelda” tenga literalmente un color de piel diferente. Nintendo prefirió “limpiarla” antes que hacer una Princesa Zelda de piel oscura. Oh, Japón…

Ah, y por supuesto, ella es capturada por Ganondorf antes del calabozo final. Honestamente, esto ya no debería causar sorpresa, parece ser inevitable.

Una breve recuperación: Los intentos del clímax de salvar a Zelda

Wind Waker

Por más de que haya sido duro con el tratamiento que Zelda recibió durante la segunda mitad de WW, su secuencia final es un genuino intento de mejorar un poco las cosas. Cuando ella se despierta antes del enfrentamiento entre Link y Ganondorf, ella decide luchar y apoyar al héroe. Utilizando flechas de luz y colaborando con Link, ambos se enfrentan al antagonista trabajando en equipo. Esto y su actitud antes de que empiece la pelea muestran que la personalidad de Tetra sigue ahí solo…un poco enterrada.

Por supuesto, luego Ganondorf tumba a Zelda y la batalla continua sin ella. Aun así, es interesante tener un combate final en el que ella tuvo un rol más activo. Adelantando al final del juego, cuando Ganon es derrotado y los dos héroes son llevados a la superficie de nuevo, Tetra vuelve a ser…Tetra. Su ropa, su color de piel, todo parece haberse revertido. Por más de que esto permita que su interesante diseño se mantenga, esto lleva a la pregunta “¿cuál fue el punto de cambiarle su vestuario/color en primer lugar?”

Wind Waker

Toda esta parte representa un intento de revertir lo sucedido en la mitad del juego. Lo que es…extraño. Si me permiten especular, hasta se siente como si los desarrolladores no hubieran querido hacer lo que hicieron con este personaje durante la segunda mitad de Wind Waker. Sin embargo, parece que algo misterioso limitó sus posibilidades.

Posibilidades limitadas: ¿Que sucederá con Zelda en el futuro de la franquicia?

No muchos juegos han podido igualar a Tetra en cuanto a hacer que sus versiones de Zelda sean interesantes. Skyward Sword, Minish Cap, Twilight Princess…en estos ella es un personaje importante pero…no se hace mucho con eso. Hay un intento en Skyward de hacerla un poco más moderna y sus intentos de tomar control de la narrativa son respetable pero…el resultado final acaba siendo el mismo.

Wind Waker

Con la excepción de Spirit Tracks y quizás Breath of the Wild, ningún juego le ha dado a la Princesa Zelda el nivel de personalidad que Wind Waker le dio. Y, casi quince años después de su lanzamiento, quizás sea hora de darnos cuenta de que esto no es exactamente un cumplido.

En algunos sentidos, Tetra fue una inclusión brillante. A pesar de eso, es hora de que la franquicia de pasos hacía tener una princesa más autónoma. Breath of the Wild fue un paso en la dirección correcta, ojalá el siguiente juego de la franquicia mantenga este progreso.