Imagen de Asus ROG Maximus XIII Hero - Review
REVIEW

Asus ROG Maximus XIII Hero – Review

Comparte:

Por

Publicado: 30 de abril del 2021

Llega por fin a nuestra mesa de review la ROG Maximus XIII Hero. Una placa madre de gama alta pero que curiosamente es la más “básica” de la poderosa línea ROG Maximus, pensadas en exprimir el mejor procesador Intel con el chipset Z590.

En general, la ROG Maximus XIII Hero es una buena actualización con respecto a su versión anterior porque por fin el chipset Z590 trae al ecosistema Intel el PCIe 4.0 y todo lo que esto implica. Además, cuenta también con las nuevas tecnologías de WiFi6, Bluetooth 5.2 y el Thunderbolt 4.

Pero estas mejoras orbitan alrededor de la característica principal que son las 14+2 fases de poder con 90 amps que en el papel deberían ser capaz de aguantar toda la furia calurosa de los procesadores Intel de 11va generación, pero eso ya lo veremos más adelante.

VISTAZO GENERAL Y ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

La ROG Maximus XIII Hero mantiene el diseño de su antecesor. Salvo algunos ligeros cambios, la estética es similar y esto es para bien y para mal, como ya explicaré más adelante

El color negro prima en toda la placa y parece que por fin la tendencia está virando hacia el color serio, la estética sobria y el RGB ha sido relegado a ciertos puntos o acentos.

Esta placa cuenta con el chipset Z590 y un socket Intel LGA1200 para procesadores de 11va y 10ma generación.

La distribución del VRM de la ROG Maximus XIII Hero es de 14+2 fases de poder que entregan hasta 90 amps. Suficiente para overclockear un core i9 de 11va generación sin problemas siempre y cuando lo equipes con los accesorios adecuados.

Al igual que con el ROG Strix Z590 que revisé hace un tiempo, nuevamente vemos estos disipadores masivos que invaden un poco el espacio del procesador. Así que una pequeña advertencia que tal vez algunos coolers masivos sean tediosos de colocar, la mejor opción aquí sería un AIO.

Tenemos dos conectores de 8 pines cada uno con la tecnología ProCool que protege el conector y de paso ayuda a disipar el calor de este.

Al lado derecho tenemos las ranuras para las RAM DDR4 con máximo soporte de velocidad de 5333 MHz OC. Cabe mencionar que los procesadores Intel de 11va generación soportan nativamente la velocidad de 3200 MHz.

¿Ven eso a la derecha de las RAM? ¿Oh, pero qué es eso? Pero si acaso no es… ¡UN BOTÓN DE ENCENDIDO!

Honestamente, no sé la razón por la cual estos botones dejaron de estar disponibles en placas de menor gama. Hace 3 generaciones mi placa Asus de la línea PRIME tenía uno de estos y ni de lejos es una placa cara.

En la ROG Maximus XIII Hero esto es algo básico, pero, hey, Asus, ponlo en otras placas también, ayudan un montón, facilitan la vida cuando se tiene que probar las RAMs y cuando juegas con el BIOS en vez de tener que usar un destornillador para hacer circo cortito, digo corto circuito.

Ah y también tenemos un pequeño monitor de Q-Code para ver que santos frijoles saltarines le pasa a nuestra placa, si inició bien o hay algún problema.

Yendo a la parte inferior nos topamos con un disipador bastante grande y abultado en proporción al resto. Este es el disipador dedicado a la ranura M.2 que es compatible con PCIe 4.0.

Luego tenemos lo que parece un disipador en bloque que está sobre dos ranuras M.2, pero para sacarlo hay que también sacar el del chipset, solo para encontrar que es de solo uno y uno chiquito encima.

Acá sí el diseño de estos disipadores responde más a una sensación de “se ve bonito” a que sea funcional. Solo por ir con la diagonal del disipador del chipset es que se sobre complica remover este disipador y, en mi opinión, no tiene sentido alguno mantener ese diseño.

Un poco más abajo vemos un disipador largo, este es el que cubre las otras dos ranuras M.2

La ROG Maximus XIII Hero cuenta con 3 ranuras PCIe, pero solo las dos primeras que tienen refuerzo metálico son PCIe 4.0 y la última es PCIe 3.0.

El chip de audio es un ALC 4082 que cuenta con su protector dedicado.

Al borde inferior vemos otro botón, este sí es de reinicio dedicado por si las configuraciones del overclock no van bien.

Tenemos 6 puertos SATA 6GB/s.

Por último, el panel I/O trasero esta cubierto por los mismos disipadores del VRM. Este tiene el protector premontado y en este encontramos 8 puertos USB de los cuales 2 son USB 2.0 y los otros 6 son USB 3.2 Gen 2. Pero lo resaltante son esos dos puertos USB Tipo-C que son Thunderbolt 4. Además, tenemos dos puertos Ethernet 2.5G y conectores para Wi-Fi 6E.

En cuanto a accesorios tenemos… esta correita/llavero… yeyy… Al menos por la compra de la ROG Maximus XIII Hero, Asus nos da 1 año de AIDA64 Extreme y MemTest86.

Las especificaciones y características completas de la ROG Maximus XIII Hero lo puedes encontrar en la página oficial de Asus.

BIOS

Loable sea el BIOS de Asus. Hace poco revisé otra placa de otra marca y algo que extrañé fue la BIOS de Asus.

Si bien ambos BIOS son igual de robutos y completos, el de Asus es mucho más amigable. A mi parecer tiene un mejor diseño simplificado, ordenado y categorizado. En el otro BIOS cambiaba de sección, pero todo era en la misma sección y con varias entradas de texto.

Obviamente, teniendo en cuenta el público objetivo de estas placas de gama alta, si no sabes que opción tocar en el BIOS para overclockear o modificar otra opción, probablemente esta placa te queda grande; sin embargo, lo digo una vez más, es mejor simplificar las cosas.

PONIENDO A PRUEBA A LA ROG MAXIMUS XIII HERO

Para este review usaremos la siguiente configuración:

Sistema de Pruebas:

  • CPU: Intel Core i7-11700K
  • Cooling: Cooler Master MasterAir MA410M
  • Placa: ROG Maximus XIII Hero (MSRP al momento del review es de $500 en USA)
  • Memoria: Kingston HyperX 64 GB DDR4 (4x16GB) a 2933 MHz
  • GPU: RTX 3060 Ti Founders Edition
  • Almacenamiento: Kingston KC2000 500 GB (OS), Kingston HyperX Fury RGB SSD 240 GB (Juegos)
  • PSU: Corsair RM850
  • Windows 10 64-bit Build 20H2
  • Driver: NVIDIA Game Ready Driver 465.89

Software y videojuegos para los Benchmarks:

  • 3DMark Suite
  • Blender 2.92
  • Vray Benchmark 5
  • Basemark
  • Octane render benchmark
  • FurMark
  • Premiere Pro CC 2020
  • HWMonitor
  • GPU-Z
  • Superposition Benchmark
  • AIDA64 Extreme
  • Prime95
  • Metro Exodus
  • Gears 5
  • Shadow of the Tomb Raider
  • Control
  • Borderlands 3
  • Red Dead Redemption 2
  • Wolfenstein: Youngblood
  • Death Stranding

Benchmarks sintéticos

TEMPERATURA

La ROG Maximus XIII se mantuvo fresca, chill, no sudó la gota gorda. Lástima no se pueda decir lo mismo del Core i7.

Esta placa se mantuvo en los 40 °C en general mientras que la zona del VRM llegó a los 54 °C.

OVERCLOCK

En el apartado de overclock, tuve resultados medios agridulces.

Lo bueno, es la placa. La ROG Maximus XIII Hero rinde y aguanta, de mil maravillas. No solo es sencillo overclockear desde el software en Windows sino también desde la BIOS ya que también tenemos la opción de dejarlo a la inteligencia artificial que analizará nuestro sistema y cooler para ver que tanto esfuerza al CPU.

Lo malo fue el procesador. El core i7-11700K ya denota el desgaste de la arquitectura y del nodo. Para rivalizar el desempeño de AMD, Intel ha refinado por enésima vez la arquitectura de sus procesadores, pero cuando de overclock se trata, termina por ser el eslabón más débil.

El core i7-11700K se sobrecalienta con mucha facilidad y lastimosamente, nuestro cooler ni a máxima capacidad pudo mantener a este chip bajo los 100°C -algo que antes era posible con un cooler de aire- y llegado a ese punto salió el temido “Termal Throttling”, algo que se refleja en algunas pruebas.

Si bien se lograron mejores resultados, estos son ligeros y corresponden a los primeros segundos en el que el chip va a máxima capacidad, con todos los núcleos llegando a los 5.1 GHz, para luego ver como rápidamente uno a uno caen a unos más estables 4.5 GHz. Pero esto es suficiente para mejorar los resultados en algunos benchmarks.

CONCLUSIONES

A la ROG Maximus XIII Hero no le tengo reparo en potencia y desempeño, pero sí que la tengo en su diseño y, en menor medida, en la experiencia que ofrece Asus como producto en sí. Vayamos por partes.

Como mencioné al inicio, por $500 -$100 más que la Maximus XII Hero-, la ROG Maximus XIII Hero es una considerable actualización con respecto a su versión anterior, te ofrece mucho de lo que puedas necesitar. Salvando el hecho que no cuenta con Ethernet 10 Gb, esta placa tiene PCIe 4.0, 4 ranuras M.2 y 2 USBs Tipo-C Thunderbolt 4 para altas velocidades de transferencias; WiFi 6, Bluetooth 5.2 para una rápida conectividad; y 14+2 fases de poder listas para entregar 90 Amps para mantener un overclock estable. Aunque este último más responde a los requerimientos de un procesador de Intel con una arquitectura ya cansina.

Pero bueno, hasta ahí todo bien y de sobra, todo tecnología puntera, pero lo que no es tan puntero es su diseño.

A estas alturas de la vida, uno busca la sencillez, que te faciliten algunas cosas o que en el peor de los casos no te sobrecompliquen algo solo por el hecho de verse “bien”. No puede ser que para hacer uso de una ranura M.2 tenga que quitar el disipador del chipset, quitar 3 tornillos y remover un gran disipador solo para ver una sola ranura y chiquita. No hay forma, hombre, no hay forma.

Lo otro es que en el área del procesador los disipadores del VRM han crecido tanto que se complica usar un cooler de aire o si usas un bloque grande. Sé que esta placa se combina con un cooler AIO, pero igual he visto otras placas más amigables en este sentido.

Nuevamente, por $500 la ROG Maximus XIII Hero ofrece lo que pagas, pero a esas alturas con esos precios -un incremento con cada generación y considerando los nuevos impuestos- esperaría algo más por parte de Asus al comprar el producto. Hace poco revisé una placa de otra marca y la experiencia del unboxing me encantó, había varias cositas, USBs, destornilladores, algo que haga la experiencia de desprenderte de $500 más llevadera y que te engatuse, te de ese gustito. Y lo menciono porque con cada generación las placas suben de precio y uno tal vez esperaría algo más, algo nuevo ya que al final todo suma.

Para concluir, la ROG Maximus XIII Hero es una placa excelente en su funcionamiento con tropiezos en su diseño, pero este apartado ya recae en gustos personales. Si tu eres de los que no le importa tanto el tema estético entonces esta placa es un 10 de 10.

Lo positivo:

  • Excelente construcción, 16 robustas fases de poder de 90A excelentes para el overclock. En desempeño es una placa redonda.
  • Conectividad. 2.5 GbE / Wi-Fi 6E, Bluetooth 5.2 y 2 puertos Thunderbolt 4 USB Tipo-C.
  • 4 ranuras M.2 con disipadores. Uno de ellos es PCIe 4.0 y con un disipador más grande.

Lo negativo:

  • Precio premium. Si bien por los $500 obtienes mucho, son $100 más que la versión anterior.
  • El diseño de algunos disipadores puede mejorar.
  • A pesar de que cueste más que su versión anterior, la cantidad de accesorios extras es muy escueta. Puede dar una mejor experiencia al usuario.
Recomendado
Comparte: