Imagen de ASUS ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) – Review
REVIEW

ASUS ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) – Review

Hecho para overclockear

Comparte:

Por

Publicado: 30 de septiembre del 2020

Uno de los efectos colaterales -y placer culposo- de hacer reviews de hardware de PC es que uno tiene la dicha de ponerle las manos encima a varias piezas de tecnología que caso contrario a punta de solo billetera no se podría. Si bien es un trabajo en algunos casos terminan siendo un gusto analizar minuciosamente y poner a prueba el rendimiento de estas. Ejemplo de esto es una de las placas insignia de la serie ROG de Asus para los procesadores Intel, la ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi), una placa diseñada y construida con solo un propósito: llevar al máximo al Core i9-10900K.

Si bien lograr esa tarea es relativamente sencillo gracias a la BIOS de Asus -cosa que ya hablare más adelante- siempre está el gusto en lograrlo manualmente a cuesta de cálculos y la vieja confiable ensayo y error, cosa que con la ROG Maximus XII Hero terminan siendo como un “playground” debido a todas las herramientas de hardware y software que te ofrece una placa de este calibre.

Y aunque procesadores como el i9-10900K requieren de un buen hardware para soltar su potencia, hoy en día es el que caso que más bien los fabricantes de placas van más allá y diseñan sus componentes para superar los límites de energía y velocidad establecidos por la misma Intel.

Un mejor sistema de manejo de energía que permite superar los 300W de consumo, una mejor refrigeración del VRM y un software inteligente hacen que la pregunta “si esta placa tendrá buena performance” quede obsoleta y que más bien deje paso a la duda de cuál es límite al que puedo llevar el procesador.

Con eso establecido la rivalidad de las placas de tope de gama también se centra en cual te da más cosas extras por tu dinero. Cosas como más puertos USB, mejor ethernet, Wi-Fi o Bluetooth, mejor chip de audio, más slots M.2 o hasta algo tan mundano como cual tiene una estética más atractiva ya que “sin RGB no es gamer”, obvio.

Ahora veremos que nos ofrece la ROG Maximus XII Hero y como nos rinde en el overclock.

 

VISTAZO GENERAL Y ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

 

La primera impresión lo es todo. Por fuera y dentro la caja de la ROG Maximus XII Hero es minimalista.

 

Pero la placa en sí tiene su encanto. Con un diseño sencillo a base de un PCB negro irrumpido por patrones de líneas diagonales presentes en los disipadores que recubren la mayoría de su superficie y su monocromía contrastada con la implementación de iluminación RGB en el logo de ROG y sobre la cubierta del IO.

 

Hay algo hipnótico y fascinante en ver los circuitos de una placa.

 

Pasamos al área del CPU. La ROG Maximus XII Hero lleva el chipset Z490 hecho para los procesadores Intel de décima generación que usan el socket LGA 1200. Una mención aparte, por si las moscas, es que, si tienes un cooler de CPU hecho para socket LGA 115X, es muy probable que le haga a este socket sin problemas.

 

En una toma más amplia podemos apreciar toda la zona del VRM y su extensa solución de disipadores. Aquí tenemos un diseño de 14+2 fases de poder que entregan 60 Amperios de energía cubiertos por 3 disipadores unidos por una barra de metal. Los disipadores tienen este diseño cortado para incrementar la superficie para disipación del calor.

 

Tenemos dos conectores que van de la PSU hacia el procesador, uno de 8 pines y el otro de 4. El de 8 pines cuenta con tecnología ProCool II.

 

La ROG Maximus XII Hero cuenta con un chip de audio SupremeFX S1220 y lleva 12 capacitores que soportan reproducción de 120 dB SNR (signal-to-noise ratio) y grabación de 113 ddB SNR.

 

El chipset de la placa está bajo una cubierta que llevan el logo de ROG y en esta área encontramos tres slots M.2 con soporte PCIe 3.0.

 

Los tres tienen disipadores, pero solo de ellos -el inferior- es individual, los otros dos son solo una placa y que está por debajo del cobertor del chipset lo que implica que si quieres instalar un SSD en uno de esos slots vas a tener que retirar no solo el GPU sino todas estas piezas. Algo tedioso si me preguntan a mí.

 

 

Además, de los slots M.2, esta placa cuenta con 6 puertos SATA.

Contamos con 3 ranuras PCIe 3.0 x1 y otras 3 PCIe 3.0 x26 que tienen soporte para 2-way SLI y 3-Way CrossFireX. Los dos primeros slots están reforzados.

Aquí hay que mencionar dos cosas. Primero que, si bien Nvidia anunció el retiro parcial del soporte para SLI, las tarjetas de alta gama y dedicadas a profesionales como las Quadro aún tienen soporte para NVLink y pues placas como la ROG Maximus XII Hero también apuntan al público profesional que le saca provecho a esta tecnología.

Lo segundo es que la ROG Maximus XII Hero no tiene soporte PCIe 4.0 y a pesar de que actualmente los procesadores Intel no soportan esta tecnología, hay algunos fabricantes que ya se lo integran a sus placas pues eso las hace a prueba de futuro. Considerando que ya es inminente porque AMD soport PCIe 4.0 con tanto en sus CPUs y GPUs y también las nuevas tarjetas de Nvidia tienen esta interfaz, es un bajón que esta placa no lo tenga.

 

Las 4 ranuras RAM DDR4 soportan hasta 128 GB a 4800 MHz O.C.

Al lado de la RAM tenemos un pequeño display que nos muestra códigos en caso haya un error al inicio al probar diversas configuraciones de overclock. También contamos con un botón de inicio y otro que es multifunción y programable.

Esto es algo que siempre aprecio ver en una placa que este enfocada al overclock, aunque curiosamente cada vez la veo menos en placas por debajo de los $300, inclusive en la serie ROG, a pesar de que la Z270 Prime-A que uso tiene algo similar.

 

En cuanto a la conectividad, esta placa está bien surtida. En el panel trasero tenemos 10 puertos USB, desde los clásicos USB 2.0, hasta de los confusos USB 3.2 Gen 2 y Gen 1. Mención especial a ese USB Tipo-C que transmite hasta 20 Gbps. También tenemos no unos sino dos puertos ethernet y uno de ellos es un Marvell de 5Gb. Además del conector para Wi-Fi 6 AX201 y Bluetooth 5.1

Con respecto al resto tenemos los botones de BIOS y Clear CMOS, un puerto HDMI 1.4b, jacks de audio recubiertos de oro y una salida de audio óptica.

 

En general, es una placa robusta y bien surtida de características útiles, haciendo hincapié en la conectividad y expansión de almacenamiento.

Las especificaciones y características completas de la ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) lo puedes encontrar en la página oficial de Asus.

 

BIOS

Asus es conocido por tener un BIOS bastante robusto. Sin embargo, embargo es una herramienta que está ahí esperando a que el usuario sepa sacarle provecho.

Con la serie Z490 hay un ligero cambio en esto y la BIOS toma un rol más activo pues al primer arranque de la PC, la ROG Maximus XII Hero te recibe con una pantalla que te pide si quieres usar los valores por defecto de Intel, aplicando los límites de TDP y TVB (Thermal Velocity Boost), o por si el contrario deseas que la BIOS de Asus omita esas restricciones para obtener una mejor performance. F1 o F3, tú decides.

FOTO DE ANANDTECH.COM

Después de esto, en la BIOS tenemos una caja de herramientas para lograr el overclock modificando manualmente varios parámetros. Si tienes esta placa, es muy probable que seas un entusiasta y sepas lo que haces.

Caso contrario o si deseas automatizar el proceso, Asus ha implementado un algoritmo llamado AI Overclocking. Este no es una automatización normal pues se basa en el uso que le das a tu PC y como responde los componentes del sistema para predecir cuál es el overclock ideal para el CPU.

 

Puedes ver la página dedicada de Asus aquí, pero en resumen lo que hace es pedirte que corras una serie de benchmarks o pruebas de estrés para luego analizar cómo responde tu solución de refrigeración y cuanta energía recibe el CPU para elaborar un resultado. Por ende, entre mejor cooler y PSU tengas mejor resultado obtendrás y, en el caso del 10900K, vas a requerir de componentes de tope de gama para llegar esos 5.3 GHz que dice Intel.

 

 

PONIENDO A PRUEBA A LA ASUS ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi)

Para este review usaremos la siguiente configuración:

 

Sistema de Pruebas:

  • CPU: Intel Core i9-10900K
  • Cooling: Noctua NH-U14S
  • Placa: ASUS ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) (MSRP al momento del review es de $399 en USA)
  • Memoria: Kingston HyperX 64 GB DDR4 (4x16GB) a 2933 MHz
  • GPU: RTX 2070 Super Founders Edition
  • Almacenamiento: Kingston KC2000 500 GB (OS), Kingston HyperX Fury RGB SSD 240 GB (Juegos)
  • PSU: ROG Strix 750W Gold
  • Windows 10 64-bit Build 2004
  • Driver: NVIDIA Game Ready Driver 456.38

 

Software y videojuegos para los Benchmarks:

  • 3DMark TimeSpy
  • Blender 2.83
  • Vray Benchmark 4.1
  • Octane Render
  • Premiere Pro CC 2020
  • HWMonitor
  • GPU-Z
  • Superposition Benchmark
  • AIDA64 Extreme
  • Metro Exodus
  • Gears 5
  • Shadow of the Tomb Raider
  • Control
  • Borderlands 3
  • Horizon Zero Dawn

 

Benchmarks sintéticos

Está demás decir que el Core i9-10900K es una bestia. Pero, como veremos más adelante, ese performance logrado es a costa de un gran consumo de energía y darle rienda suelta a este chip.

 

BENCHAMRK VIDEOJUEGOS

Por si quedaba dudas de que Intel sigue siendo el mejor procesador para lo que a videojuegos respecta.

 

TEMPERATURA Y OVERCLOCK

Para este apartado la medición se hizo usando el CPUID Hardware Monitor y el AIDA64, cada uno en pruebas por separado, y los resultados fueron interesantes.

La ROG Maximus XII Hero es una placa excelente en el apartado térmico. En estado de reposo la placa se sitúa en los 31°C de temperatura y en estado de carga llegó a los 35 °C. La zona del VRM llegó hasta los 52 °C en la prueba de estrés del CPU y esto con un 10900K “overclockeado” que llegó a una temperatura de 100 °C.

Ahora con respecto al overclock 10900K, siempre está el factor de la suerte o de la “lotería del silicio” que hace que un procesador tenga mejor resultado en overclock que otro. En este caso no me fue posible llevar todos los núcleos a más de 5GHz a la vez o por un prolongado lapso de tiempo.

 

Lo que obtuve fue una velocidad base general de 4.9 GHz y con uno o dos núcleos llegando a 5.3 GHz momentáneamente para luego estabilizarse en los 5.1 GHz. Esto fue también lo que aproximadamente predijo el algoritmo de la BIOS de Asus.

Considerando que contaba con un buen ventilador Noctua y una fuente de 750 watts Gold, lo recomendable sería usar refrigeración líquida y una fuente con mayor capacidad para de verdad aprovechar un 10900K. A esto se refiere Intel con su “Thermal Velocity Boost”, que mientras haya lugar, este procesador tratará de ir al máximo, por eso que tranquilamente llega a los 100 °C bajo estrés, pues para eso están diseñados estos chips.

Algo a tener a consideración si como yo tratas de reducir tu huella de carbono en el planeta es que el i9-10900K es un pequeño chip hambriento y tragón de energía. En las pruebas de renderizado era normal ver que tan solo el procesador consumía unos 300 W de energía, he ahí el precio -del recibo de electricidad- de un gran desempeño.

 

CONCLUSIONES

Como mencioné líneas arriba cuando uno se topa con estas placas la pregunta es cuanta performance y características extras recibiré por las centenas de dólares que le invertiré. Y a pesar de que las placas del tope de gama son bastante completas en el amplio espectro, es probable que una sola no lo tenga todo. Un fabricante priorizará la performance bruta para el overclock, otro la conectividad, otros la refrigeración, etc.

En el caso de la ROG Maximus XII Hero, Asus ha tratado de que sea equilibrado, lo justo para que sea relevante en varias áreas y obtengas el mayor valor por dólar.

Su diseño de VRM con 14+2 fases de poder capaces de entregar 60 Amperios de energía será un gusto para los entusiastas del overclock, además que tiene una excelente implementación de disipadores en esta área. Esto es más que suficiente para que un 10900K estire las piernas y aunque cabe mencionar que hay otras placas que ofrecen hasta 90 Amperios, hay otros aspectos en las que la ROG Maximus XII Hero resalta sobre las otras -porque a estas alturas de la vida no solo vale enfocarse en el overclock.

El primero es la conectividad. La ROG Maximus XII cuenta con 10 puertos USB en IO posterior -con velocidad de hasta 20 Gbps- y dos puertos ethernet, uno de ellos de 5Gb, ideal para aquellos requieren de conectar varios dispositivos a la vez y tener altas tasas de transferencia.

Lo otro es el software de Asus y su BIOS. El overclocking y manejo de los componentes es casi intuitivo. Prueba de esto es cuando inicias la PC por primera vez y te pregunta si quieres usar los límites de Intel o si ya eres una niña o niño grande y ya no estas para jueguitos, como quien dice “oye, overclockeame, así, sin miedo”. Aunque para algunos esto puede estar de más ya que si estas interesado en esta placa es porque sabes lo que haces, es un buen añadido y una gran ayuda contar con este software inteligente.

 

Pero como no todo es color rosa RGB, hay un par de cosas que si le tengo que achacar a la ROG Maximus XII Hero. La primera es que el diseño de los disipadores del chipset y de los slots M.2 hace que sea algo tedioso acceder a estos slots ya que tienes que remover el GPU y prácticamente todo el bloque.

Y si bien esto es algo pasable, lo otro si me parece crucial: esta placa no cuenta con soporte PCIe 4.0. Esto hay varios lados por donde verlo. Unos pueden decir que si los procesadores Intel del momento no son compatibles con PCIe 4.0, para que ponerle y pagar el costo extra, no tiene sentido.

Sin embargo, ya hay placas Z490 que sí incluyen esta tecnología porque -y aquí viene el otro punto de vista- si voy a invertir no poco dinero en una placa más vale que esta sea a prueba de futuro y con las GPUs de NVIDIA y AMD ya teniendo PCIe 4.0 es obvio que la 11va generación de procesadores Intel también tendrá soporte para ello.

Al precio de $400 -en USA- la ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) se sitúa como una de las placas más caras de su gama. Haciendo un balance entre sus fortalezas y carencias junto a la siempre reñida competencia, es muy difícil coronarla como la reina de su gama o como una “compra a ojos cerrados”, todo dependerá de lo que estés buscando y que decidas priorizar.

Pero ten por seguro que con la ROG Maximus XII Hero (Wi-Fi) tendrás una excelente herramienta para overclock con un diseño de hardware robusto y pulido; y con software altamente intuitivo y amigable que harán grata la experiencia de llevar al límite ese Core i7 o Core i9.

Lo positivo:

  • Optimizado para overclock, tanto en hardware como software. De los mejores BIOS, amigable e intuitivo.
  • VRM con 14+2 fases de poder capaces de entregar 60 amperios. Extenso y buen sistema de refrigeración
  • Amplias opciones de conectividad y expansión de almacenamiento. 3 slots M.2 con disipadores, 10 puertos USBs en el IO posterior, USB de 20 Gbps y Ehternet de 5Gb.
  • Herramientas para debug de arranque como LED Q-Code, botón de encendido y botón multiusos.

Lo negativo:

  • El diseño hace tedioso acceder a los slots M.2, tienes que remover todos los disipadores y la tarjeta de video.
  • Esta placa no tiene soporte para PCIe 4.0, lo que no la hace a prueba de futuro. Otras placas Z490 sí cuentan con esto.
Excelencia
Comparte: