Imagen de EVGA GTX 1660 XC - Review
REVIEW

EVGA GTX 1660 XC – Review

Comparte:

Por

Publicado: 06 de abril del 2019

El lanzamiento de las GTX 1660 y GTX 1660 Ti fueron acertadas decisiones por parte de NVIDIA que beneficiaron a los usuarios al darle mejores soluciones gráficas a menor precio que la generación anterior. No obstante, esto no está libre de polvo y paja ya que en el proceso hubo un pequeño efecto colateral: la nomenclatura de las tarjetas y el segmento al que están destinadas terminan siendo confusas.

Y no solo eso, el margen de precio tan ajustado entre ellas hace que sea difícil decidirse por una o por otra. ¿Me ahorro $50 o me voy por una mejor tarjeta? ¿Valdrá la pena esa inversión extra? Son dudas que pueden surgir con justa razón, hace tiempo no veía tantas opciones de compra en el segmento de gama media baja… y eso que no estamos contando una que otra opción de AMD.

Pero veamos el vaso medio lleno y tratemos de analizar cada propuesta de NVIDIA en esta gama y de paso ver si resolvemos algunas dudas. Habiendo analizado ya la RTX 2060 y la GTX 1660 Ti, ahora es turno del tercer miembro de la familia XX60, a la más joven y no menos discreta, GTX 1660. En esta ocasión tenemos una variante de EVGA, la EVGA GTX 1660 XC, cuya propuesta resulta interesante por su pequeño tamaño -ideal para PCs no tan grandes- pero que según afirma la marca no afecta el rendimiento a pesar de que solo tenga un ventilador puesto que lleva un radiador bastante más grueso.

 

Presentación del empaque y de la tarjeta

Una tarjeta así de pequeña no necesita una caja tan grande ni una demasiado elegante -considerando su rango de precio-. Y así es como viene la EVGA GTX 1660 XC, cuya caja no será la más ostentosa pero cumple bien su función de proteger lo que realmente importa.

Directo fuera de la caja nos encontramos con una bolsa de papel burbuja. Luego viene un envoltorio bastante recio de foam y dentro de este se encuentra la tarjeta gráfica envuelta en su tradicional bolsa antiestática.

Y así es como se ve desempacada la EVGA GTX 1660 XC. Como dije, nada sofisticado pero muy funcional ya que el empaque se siente sólido y la tarjeta no sufre riesgos de daño o moverse dentro de la caja.

 

La tarjeta en sí tiene este peculiar diseño, ideal para configuraciones pequeñas o donde el espacio en un case sea reducido ya que reduce las medidas a lo largo y se las añade en altura ocupando 2.75 slots o unos 7 cm aproximadamente. Considerando que la familia XX60 ya no tiene funciones de SLI o NVLink, esta es una decisión acertada y hasta obvia, ya que esos extra slots PCIe no se estarían utilizando si es que tienes una placa con varias de estas ranuras.

La parte posterior puede ser decepcionante para algunos ya que no tiene backplate, pero en este rango de gama y el precio de etiqueta de la EVGA GTX 1660 XC, no termina siendo algo crucial a mi parecer.

Desde este punto de vista podemos apreciar el grosor de la tarjeta y del radiador que EVGA le ha puesto a esta variante. Para compensar el recorte de longitud, EVGA le ha puesto un radiador más grande que debería tener aproximadamente la misma área y volumen para asegurar la misma disipación del calor generado y vemos también que tiene 3 tuberías de cobre para ayudar en esto.

Desde el punto de vista opuesto vemos los conectores, los cuales, pues no son muchos, es mas son los justos y necesarios. Lo cual puede ser un problema si tienes más de una pantalla con HDMI o DisplayPort ya que tendrías que hacerte con un adaptador. Curioso también el puerto DVI, que como tratándose de una gama media-baja tiene sentido agregar uno de estos.

 

Vista desde el lateral vemos el conector de energía de 8 pines. Esta tarjeta en particular consume 130 W y requiere una fuente de 500 W. Además, tenemos el logo de la marca y modelo, que dicho sea de paso no son retroiluminadas por LED RGB, es más la EVGA GTX 1660 XC no tiene luz RGB.

Por último tenemos al único ventilador, el cual tiene el gran trabajo de ayudar a disipar el calor. Con las pruebas pude comprobar que en sí hace un buen trabajo e increíblemente se acercan a su versión de dos ventiladores, pero al tratarse de uno solo, la performance térmica y acústica no son las mejores, algo de esperarse.

 

Aquí tenemos un cuadro con todas las especificaciones técnicas de la EVGA GTX 1660 XC comparadas con los modelos base de la GTX 1660 Ti y RTX 2060. Además para esta prueba la comparamos con una EVGA GTX 1060 SSC, la cual vendría ser su antecesora directa y a su salida costaba más que la EVGA GTX 1660 XC.

En las especificaciones vale la pena hacer hincapié en un pequeño detalle: la memoria VRAM. Al parecer para reducir aún más el precio NVIDIA decidió por optar seguir utilizando la GDRR5 para la GTX 1660, cuando actualmente la GDDR6 es el nuevo estándar. Probablemente no había de donde cortar más para hacerla más barata o tal vez es una solución para evitar que compita y se canibalice con la GTX 1660 Ti. Sea cual fuese el caso, probablemente la diferencia no sea demasiada ni crucial para muchos usuarios pero termina siendo un “hubiese sido genial si…” y evita que sea una excelente opción de actualización para los que ya tienen una GTX 1060.

 

Poniendo a prueba a la EVGA GTX 1660 XC

En esta ocasión estas pruebas sirven también para ver en que rango de precio performance se termina por colocar la EVGA GTX 1660 XC, estando el espectro tan apretado con las opciones de hay. De hecho va a ser mejor que la GTX 1060 y a menor precio, pero la pregunta es por cuánto margen y si por esa diferencia valdría la pena cambiarse por la GTX 1660 o también qué tanto se le acercará a la GTX 1660 Ti y si vale invertir eso $40 extra, pero este último lo dejaremos para el siguiente review de la EVGA GTX 1660 Ti XC Ultra.

Sistema de Pruebas

  • CPU: Intel Core i7-7700K a 4.7 GHz
  • Cooling: Cooler Master Hyper Evo 212
  • Placa: ASUS Prime-A Z270
  • Memoria: Corsair Vengeance 16 GB DDR4 a 3200 MHz
  • GPU: EVGA GTX 1660 XC (Precio USA: $230 al momento del análisis)
  • Almacenamiento: Samsung Evo 850 SSD 480 GB, Seagate Firecuda SSHD 2 TB
  • PSU: Cooler Master GX750W Bronce
  • Windows 10 64-bit Build 1809 (october update)
  • Driver: NVIDIA GeForce 419.67 Game Ready

Software y videojuegos para los Benchmarks:

  • 3DMark TimeSpy
  • Blender
  • Cinebench R15
  • Geekbench 4
  • Vray Benchmark
  • Premiere Pro CC 2019
  • HWMonitor
  • GPU-Z
  • Superposition Benchmark
  • AIDA64 Extreme
  • Assassin’s Creed Odyssey
  • Far Cry 5
  • Shadow of the Tomb Raider
  • Final Fantasy XV
  • Battlefield V
  • Overwatch
  • Dota 2

Por otro lado, grata sorpresa el software de overclock de EVGA, el Precision X1. Resulta bastante completo ya que maneja no solo el overclock, sino también como controlador del RGB y monitor, además de ser bastante intuitivo de usar y amigable con el usuario.

 

Benchmark sintético

Empecemos con las pruebas sintéticas y de productividad. Aquí es tal vez donde se nota una mayor diferencia con las GTX 1660 Ti o RTX 2060 y que la performance se acerque más a la GTX 1060. Obviamente hay una cierta mejora pero eso es gracias a la arquitectura Turing comparada con la Pascal pero no termina siendo ese salto generacional que se podría esperar, eso se logró con la RTX 2060.

 

Benchmark de Videojuegos

Empecemos con un benchmark de Dota 2, probando el juego en tres resoluciones variadas. Aquí hay algo interesante, en resoluciones de 1080p y 2k -a las cuales apunta esta tarjeta- los resultados son similares a los de la GTX 1060 SSC, la diferencia es pequeña comparada a la performance lograda en 4K en la que sí ya pasa los 60 fps y termina dando una mejor experiencia.

 

En gaming a 1080p tenemos un resultado muy interesante. La brecha en performance es mínima y no impactaría de manera notable tu experiencia jugable en 1080p. En promedio son 8 fps de diferencia en los juegos revisados. Tal vez lo más notable aquí sea el tiempo entre frame y frame o ese “1%” que hace que el juego no se sienta tan entrecortado.

 

En gaming a 1440p la competencia se pone más reñida aún y los frames de diferencia se acortan. Una vez más la diferencia se nota en el 1%, la caída de tiempo entre frame y frame es menor, por ende el renderizado de los juegos es más consistente.

 

Temperatura y consumo energético

Resulta interesante como en reposo la EVGA GTX 1660 XC termina siendo hasta 10 °C más fría que su la GTX 1060, pero en carga ya vemos la diferencia entre un ventilador y dos que tiene la EVGA GTX 1060 SSC. Aunque hay que denotar que igual hace un buen trabajo. En cuanto al sonido, en momentos de esfuerzo, sí se puede llegar a notar un poco la presencia de ese ventilador.

En cuanto a consumo energético, no hay sorpresas pues la EVGA GTX 1660 XC tiene un TDP de 10W más que la GTX 1060 y tratándose de una tarjeta con un ligero overclock era de esperarse ese consumo algo mayor.

 

 

Conclusiones

Creo yo que la GTX 1660 en general no termina siendo tanto un sucesor sino más un refresco de la GTX 1060, se siente así subjetivamente y se denota objetivamente tanto en los números de las pruebas como en las especificaciones de cada tarjeta. No es ese salto generacional, sino un ligero “upgrade” pero cuyo mayor beneficio está fuera de la tarjeta, en su precio de etiqueta ya que por hasta $70 menos (la GTX 1060 FE estaba $300) se obtiene una experiencia jugable a 1080p más sólida y estable pero que a la vez no es muy atractiva como para volver a comprar una nueva tarjeta si ya tienes una que logre casi lo mismo.

A ver, nadie niega que la arquitectura Turing es mejor que la Pascal pero esa mejora no es drástica desde el punto de vista de alguien quien tiene una GTX 1060 o su simil en AMD. La GTX 1660 no cuenta con memoria GDDR6, ni hablar de soporte DLSS o raytracing, por el momento, pero cuando lo haga, tampoco es que la experiencia sea la óptima, por lo que esta tarjeta no es muy “a prueba de futuro” en ese sentido.

Entonces, ¿Por qué lanzar la GTX 1660? ¿Para quién es la GTX 1660? La GTX 1660 es ideal para alguien que quiere ingresar en el gaming actual, no cuenta con un gran presupuesto y espera poder jugar los grandes títulos del momento a 1080p sin tener que ver que opción bajar en la pestaña de gráficos, sino ponerle en máxima y a darle. También es ideal para alguien que quiere hacer el salto a Turing desde generaciones anteriores a la GTX 1060, como la GTX 960 o GTX 760. Ahí es donde el valor de esta tarjeta realmente sale a relucirse pues $230 es apenas $30 más del costo de una GTX 960 de 2GB cuando salió al mercado hace ya unos 4 años.

En cuanto a este modelo en específico, la EVGA GTX 1660 XC resulta muy atractiva por su precio ya que mantiene el precio base de una GTX 1660. Existen otras tarjetas que te pueden ofrecer un poco más en cuanto a overclock o extras pero a un costo extra, así que si deseas lo justo y necesario, esta tarjeta es la ideal.

En cuanto a su desempeño térmico y acústico, este resulta hasta increíble para tratarse de una solución de un solo ventilador, pero que obviamente se queda un poco corta frente a otras soluciones de refrigeración más completas. Al ser un ventilador, en cargas altas se tiene que esforzar un poco más y genera un par de dBA más de ruido que la GTX 1060 SSC que tiene dos ventiladores y la temperatura máxima alcanzada es por ende mayor.

En rasgos generales, la EVGA GTX 1660 XC es una buena versión de la GTX 1660, ya que es apenas $10 más cara que el precio base pero por eso EVGA le añade un pequeño overclock y su solución térmica resulta mejor que la de algunas variantes del mismo tamaño de otras marcas. Y si lo que buscas es una buena experiencia en 1080p, esta tarjeta es más que suficiente.

 

Lo positivo:

  • Buena relación precio-performance. Más barata que una GTX 1060 y de performance algo superior.
  • Ideal para gaming a 1080p en calidad máxima.
  • Decente overclock y el software Precision X1 de EVGA es muy bueno.
  • Formato pequeño, ideal para un case pequeño.

Lo negativo:

  • Al tener un solo ventilador, la temperatura ni los niveles de ruido son los mejores.
  • Si tienes una GTX 1060, la GTX 1660 no es un "upgrade" crucial, mejor sería ir por la GTX 1660 Ti.
Mejor Valor
Recomendado
Comparte: