Imagen de Asus ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi - Review
REVIEW

Asus ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi – Review

Estéticamente hermosa, funcionalmente robusta.

Comparte:

Por

Publicado: 28 de marzo del 2021

La llegada de la 11va generación de procesadores Intel vino de la mano con un nuevo chipset, la serie Z590, el cual ha añadido mejoras sustanciales y actualizaciones al ecosistema de este. Mejoras y actualizaciones que a decir verdad es ponerse al día con lo que ofrece AMD.

Pero lo bueno es que, de una manera u otra, esta actualización por fin ha traído el PCIe 4.0 a la serie ROG Strix de Asus y un refresco en el diseño de estas placas, algo que también le hubiese venido bien a la arquitectura de los procesadores Intel, pero, bueno es lo que tenemos por ahora.

En la mesa de pruebas tenemos a la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi de Asus, una placa que es algo reducida comparada a la versión Z590-E, especialmente en la parte de conectividad. La Z590-E por ahí tiene un par de cosillas más y resulta más completa, pero, comparten varias especificaciones, así que el gran diferencial está en el estilo estético.

Al primer vistazo, la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi atrapa al ojo con su estética refinada basada en el contraste de claros y oscuros con el color blanco y la plata como predominantes en vez del negro con colores neón, algo que gustará a aquellos que se quieren armar un PC en blanco o que no gustan tanto de la tradicional “estética gamer”.

VISTAZO GENERAL Y ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Desde la caja ya podemos ver que esta placa es distinta, al menos en el look, pero distinta, al fin y al cabo. Es de un diseño más simplista y menos atiborrado de colores que es típico del resto de la familia ROG Strix.

Me encanta la estética “bianconera” plateada de la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi, es un punto y aparte del ya cansino y rimbombante negro con neón. Es un estilo pulcro, refinado, como quien dice algo que separa a los hombre y mujeres de los niños y niñas.

Toda la placa es un juego de claroscuros, el PCB negro de 6 capas contrasta con el aluminio cepillado y escarchado de los disipadores, los cuales tienen unos diseños en altorrelieve que le dan sus notas de blanco y unos toques justos de RGB que vienen de los efectos de holograma.

*Muack* Beso del chef.

Pero bueno esos son gustos míos así que pasemos a ver los “specs”.

En el área del procesador, esta placa tiene un socket Intel LGA1200 para procesadores de 11va y 10ma generación; además tenemos un ligero cambio que es para bien y para mal.

Los disipadores del área del VRM son más grandes y ocupan más espacio que la versión Z490-A. Esto es bueno porque permite manejar mejores temperaturas cuando se hace overclock ya que enfría las 14+2 fases de poder, pero la desventaja viene en que queda menos espacio para montar un cooler grande. No que sea imposible, para nada, pero es ciertamente más difícil de maniobrar en tan reducido espacio. Todo un dolor de cabeza.

Detrás de los disipadores del VRM encontramos los dos conectores que alimentan el CPU. Uno de 8 pines con cobertura metálica a lo que Asus llama ProCool pues ayuda a disipar el calor, y otro de 4 pines sin este revestimiento metálico.

Siguiendo la ruta de los disipadores, tenemos el del chipset, el cual tiene una estética interesante y cubre un área considerable. ¿Recuerdan cuando los disipadores eran chiquititos y pegados con goma? Pues, ya no más.

Ahora, la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi cuenta con tres ranuras M.2 y cada una tiene su disipador dedicado y un pad térmico. Sin embargo, la que está más arriba tiene un backplate metálico para mejorar aún más la refrigeración.

Algo a resaltar es que las tres son de fácil acceso ya que en algunas placas Asus los disipadores eran aparte del disipador del chipset o uno solo cubría dos ranuras o para quitar uno había que sacar otro… un quilombo que aquí no se repite.

Estos siguen la estética de la placa, hechos de aluminio cepillado o escarchado con hendiduras diagonales. Le da un buen toque ver tanto metal.

Un detalle genial es que para instalar las unidades M.2, la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi no necesita tornillos, sino que trae esta suerte de cerrojo de plástico que solo basta con girarlo para que el M.2 quede fijo.

También tenemos tres ranuras PCIe 4.0 retrocompatibles con PCIe 3.0 y con configuración x16, x8/x4/x4. Llegó un poco tarde, pero llegó, habemus PCIe 4.0 y eso es todo lo que importa… con la obviedad que solo funciona si es que tienes un procesador de 11va generación. Aunque curiosamente nos son compatibles ni con AMD Crossfire ni Nvidia SLI.

Las tres ranuras PCIe 4.0 tienen reforzamiento metálico y aparte tenemos una ranura PCIe 3.0 x4.

La ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi tiene un chip de audio mejorado con respecto a la generación anterior. Este es un ALC4080 + Savitech SV3H712 AMP, sé que es un nombre complejo pero lo esencial es que este soporta una alta calidad de sonido con una salida de 120 dB signal-to-noise-ratio y 113 dB de entrada, asegurando alta fidelidad de reproducción y grabación libre de ruido e interferencia. También cuenta con software de cancelación de ruido y compatibilidad con DTS Sound Unbound.

Otro dato es que también soporta reproducción de hasta 32-Bit o 384 KHz. Calidad de estudio justo ahí.

Pasemos a los puertos SATA. Mantenemos los 6 puertos SATA de 6 GB/s, pero esta vez distribuidos de manera horizontal en vez de apilarlos en dos filas de a tres. Esto me parece genial porque facilita manejar los cables cuando se tiene varios discos duros o SSDs.

Pasamos a la memoria RAM. La ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi tiene 4 ranuras DDR4 Dual Channel que soporta un máximo de 128 GB a 5333 MHz OC.

En esta área también tenemos las 4 luces LED que señalan el estado de boot o si hay un error en la placa. Sin embargo, carece de un botón de encendido o para revisar la memoria.

La conectividad es un fuerte de la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi.

Primero veamos el panel I/O posterior. Tenemos en total 10 puertos USB siendo 4 de ellos son USB 2.0; otros 4 son USB 3.2 Gen 2; y los otros dos son USB tipo-C, uno de ellos es USB 3.2 Gen 2×2 y el otro cumple la función de salida de audio.

Luego tenemos un puerto HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4, un puerto Ethernet 2.5Gb, conectores para el adaptador Wi-Fi 6, y 5 audio jacks para sonido envolvente 7.1. Aparte tenemos un botón de BIOS Flashback.

Sin embargo, hay más de lo que ven los ojos. La ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi también cuenta con conectores para puertos USB tipo-C delanteros y un conector para Thunderbolt 4.

Lastimosamente no contamos con conectividad Bluetooth, aunque, a decir verdad, nunca me funcionó de manera óptima siempre había alguna interferencia al parecer propio de los accesorios de la PC.

El protector del I/O ya viene preinstalado y encima de este vemos parte de los disipadores y el diseño plateado de estos con el ojo de Asus iluminado por RGB.

En cuanto a los accesorios extra y papelería manuales y stickers que se ven geniales en blanco, algunos cintillos para el manejo de cables, y un cable extensor USB Tipo-C.

Las especificaciones y características completas de la ASUS ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi lo puedes encontrar en la página oficial de Asus.

BIOS

La BIOS es la sólida y confiable BIOS de siempre. Completa y sencilla de usar.

PONIENDO A PRUEBA A LA ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi

Para este review usaremos la siguiente configuración:

Sistema de Pruebas:

  • CPU: Intel Core i5-10400F
  • Cooling: Stock
  • Placa: Asus ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi (MSRP al momento del review es de $330 en USA)
  • Memoria: Kingston HyperX 64 GB DDR4 (4x16GB) a 2933 MHz
  • GPU: RTX 3060 Ti Founders Edition
  • Almacenamiento: Kingston KC2000 500 GB (OS), Kingston HyperX Fury RGB SSD 240 GB (Juegos)
  • PSU: Corsair RM850
  • Windows 10 64-bit Build 20H2
  • Driver: NVIDIA Game Ready Driver 461.92

Software y videojuegos para los Benchmarks:

  • 3DMark Suite
  • Blender 2.92
  • Vray Benchmark 5
  • Basemark
  • Octane render benchmark
  • FurMark
  • Premiere Pro CC 2020
  • HWMonitor
  • GPU-Z
  • Superposition Benchmark
  • AIDA64 Extreme
  • Metro Exodus
  • Gears 5
  • Shadow of the Tomb Raider
  • Control
  • Borderlands 3
  • Red Dead Redemption 2
  • Wolfenstein: Youngblood
  • Death Stranding

Benchmarks sintéticos

El procesador Core i5-10400F no es el más potente que hay, pero es un buen contendiente en la gama media. Es mesurado en el consumo de energía mientras que entrega un desempeño decente en su gama.

BENCHAMRK VIDEOJUEGOS

En cuanto a videojuegos tuvimos el limitante del procesador utilizado para las pruebas, porque mientras en varios juegos la performance en 4K era muy limitada, en otros incluso la resolución de 1080p se vio atascada en los 30 fps. Los juegos que no sufrieron este problema fueron dos de nuestra lista, Shadow of the Tomb Raider y Horizon Zero Dawn.

TEMPERATURA Y OVERCLOCK

La temperatura lograda por la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi es muy buena en general. Salvo por el área del procesador que llegó a 96 °C – pero eso es ya por temas de cooler- la temperatura varió en unos 3 °C en algunas partes de la placa, mientras que en el área del VRM pasó de 41 °C a 59°C bajo condiciones de estrés.

Lastimosamente en el apartado de overclock nos vamos a quedar con las ganas de ver la capacidad de esta placa. Como contábamos con un procesador Intel Core i5-10400F, este no está liberado para modificar la velocidad del reloj, para eso está la serie K.

Ahora, considerando que es muy similar a la versión E, puedes ir a ver el análisis de la ROG Strix Z490-E Gaming, cuyo rendimiento es similar ya que comparten algunas especificaciones.

CONCLUSIONES

Una vez más, lastimosamente el procesador no está a la altura de la placa, no se le ha podido sacar el máximo provecho ni llevarla al extremo. Por lo cual recomendamos utilizar procesadores con mejores especificaciones (Core i7 o i9), a fin de poder aprovechar toda la potencia de la motherbaord.

Dicho eso, se puede concluir un par de cosas sobre la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi si la comparamos con su versión Z490 o la Z590-E.

Esta placa se sitúa detrás de la Z590-E Gaming, la cual se lleva el puesto con facilidad ya que está mejor armada, cuenta con más funciones y más opciones de conectividad. No obstante, contamos con muchas de esas especificaciones en la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi, especialmente en lo que al overclock respecta ya que las fases VRM y los disipadores son igual de robustos y eficientes.

Ahora el tema aquí será el precio, la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi cuesta $330 mientras que la Z590-E Gaming cuesta $380 de salida. Son $50 por más funciones que me hace preguntar, si ya le invertí más de $300 en mi placa, que son unos billetes más para llevarme lo mejor. Lo que creo que te hará decantar por la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi será su espectacular estética y diseño.

Si ya te cansó el negro y neón y priorizas más el diseño que función, pues la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi es la opción a elegir, por encima de la Z590-E. Personalmente, el estilo de esta placa me parece de lo mejor que hay por ahora. En un mercado atiborrado de la estética “gamer”, la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi es como un cambio de aire, un refresco justo y necesario.

Sea que prefieras irte por el tope de gama de la serie ROG Strix o por la ROG Strix Z590-A Gaming Wi-Fi ten en cuenta que esta también es una excelente placa que es prácticamente similar a la Z590-E Gaming en lo que sacarles el jugo a los procesadores Intel de 11va generación respecta.

Lo positivo:

  • Excelente diseño. Estética metálica con contraste de blanco, plateado y negro.
  • Rendimiento estupendo y funcionalidad completa. Lista para overclock, gaming y productividad.
  • Los disipadores. Estos son más grandes, cada ranura M.2 tiene el suyo y uno de ellos tiene un backplate metálico.
  • Conectividad. Varios puertos USBs en el I/O, Compatibilidad con Thunderbolt 4, conectores para varios ventiladores y equipos RGB.

Lo negativo:

  • Precio. A $330 de hecho que no apunta a un amplio espectro del mercado. Subió considerablemente con respecto al Z490-E.
  • Los disipadores cerca al procesador son grandes y deja poco espacio alrededor lo que hace difícil montar y maniobrar la instalación de un CPU cooler grande.
  • No cuenta con Bluetooth.
Diseño Destacado
Comparte: