Imagen de MSI B360M Mortar Titanium - Review
REVIEW

MSI B360M Mortar Titanium – Review

Comparte:

Por

Publicado: 22 de junio del 2018

Introducción

Cuando de gaming se trata, uno siempre está en busca de lo mejor, lo más caro, lo más grande, lo más rápido, lo que sea que tenga más lucecitas de colores. Pero que un producto cumpla con estos puntos no significa que sea lo mejor para tí. Todo dependerá de lo que quieras jugar, la fecuencia con la que juegas y que otros usos le quieras dar a tu PC. Según gustos de tipo de juegos y frecuencia de usos es que MSI ha categorizado a los jugadores para así brindarles los productos que los benficien más en relación al costo-beneficio y así todos puedan jugar.

 

En la sección “entusiasta” están aquellos quepiden lo mejor de lo mejor y saben en que se meten ya que se dedican a jugar varias horas al día, desean una máquina que resista el uso exhaustivo y desean llevar al límite sus componentes, es decir los hardcore gamers y los que se dedican al gaming competitivo.

La siguiente categoría es la llamada “performance”, la cual se podría decir que es un punto medio, un equilibrio entre tener buen rendimiento pero sin que llegue a costar demasiado, sin embargo, se acerca mucho a los entusiastas en algunos casos. Para los gamers que les gusta tener una buena experiencia pero que no se jalan los pelos por llegar a los 144 FPS con ultra en todo ni por la placa más luminosa.

Por último tenemos a la categoría “Arsenal”, la cual es una categoría dedicada al “budget gaming” o gaming de bajo presupuesto. Pero no por eso significa que tendrá un pobre rendimiento, solo que se desprende de ciertos elementos, algunos cosméticos y otros extras, en pro de mantener un buen producto pero a un precio mucho más accesible.

Y en esta última sección está la MSI B360M Mortar Titanium, una placa que no se pierde en nimiedades sino que busca la eficiencia y el rendimiento para sus usuarios demostrando todo su arsenal y a un precio bastante accesible. Esta es la mayor cualidad de esta placa -y de la serie en general- toma cualidades de las gamas medias-altas que ya se han hecho esenciales para el gaming en todas las categorías y las lleva a una placa dirigida a las masas sin quitarles calidad.

Pero ¿Podrá esta pequeña placa aspirar más que solo a jugar juegos casuales?

 

Chipset y especificaciones técnicas

Pero antes de empezar a ver más detalladamente esta placa, es necesario hacer un pequeño paseo por los chipsets de Intel. ¿Qué significa cada serie? ¿Qué diferencias hay entre Z370 vs H370 vs B360? Pues esto da para un artículo por sí solo, bien detallado y explicado por lo que aquí trataré de resumirlo en una palabras y con esta imagen:

Básicamente el panorama es el siguiente, los chipsets Z370 son los mejores, hechos para los entusiastas y su gran diferencia es que soporta overclocking tanto de CPU como de RAM, además, cuentan con más puertos USB, líneas PCI y múltiples tarjetas gráficas. Los H370 están solo un peldaño más abajo, ya que no soportan overclocking o multiples tarjetas gráficas, de ahí son idénticas, prácticamente para los que no la quieren pensar demasiado y solo obtener una buena performance.

Por último los chipset B360 ya prescinden de más cosas, por ejemplo, menos puertos USB y menos hilos PCI-E pero aún mantienen puertos USB 3.1 Gen 2 y soporte Optane.

Pasando ya a la MSI B360M Mortar en específico, esta tiene las siguientes escificaciones técnicas

Además consta con ciertas características que lo particulares como:

  • Twin Turbo M.2 el que permite alcanzar tazas de transferencia de hasta 32 Gb/s
  • Su diseño de circuitos y PWM, combinado a sus grandes disipadores permiten que hasta un Core i7 de alta gama se desempeñe sin problemas, a toda velocidad y sin problemas de temperatura.
  • Cuenta con protección reforzada en acero para los conectores PCI-E y los módulos DDR4.
  • Si bien esta placa no tiene luces RGB, spi tiene soporte para extensiones en caso le quieras agregar unas tiras de luces RGB.

Presentación y Unboxing

Veamos la presentación del MSI B360M Titanium. Es una caja compacta cuyos colores son los de la placa, la cual no se va por un look tan llamativo lleno de colores, sino que hace honor a su categoría de “Arsenal” y a su nombre Titanium, con un look más sobrio y con un acabado en plateado.

En la parte trasera podemos ver todas las características de esta placa madre de MSI bastante bien explicado.

Dentro de la caja también encontramos algunos extras como los cables SATA requeridos, un CD con los drivers, el manual, el protector de la parte trasera y un sticker con el logo de MSI.

Además, también encontramos algunos tornillos para las unidades M.2 NVMe, y en conjunto lucen así:

A primera vista, esta placa luce sólida y resistente -en parte debido a los materiales usados y el acabado metálico que tiene la placa en general-. En lo personal me gusta mucho su acabado sobrio metálico, sin muchos elementos estéticos ni RGB, que tiene esa sensación de rudeza pero no por eso significa que descuide los detalles. El acabado del PCB y de los circuitos están muy bien hechos y tienen un look pulcro y precioso que combinado con sus disipadores plata, le da ese toque ártico, frío según sus especificaciones deberían traducirse en su desempeño.

 

Veamos primero el exterior de esta placa. En la parte trasera tenemos los puertos. Vemos 4 puertos USB 2.0 y 2 USB 3.1 Gen2, uno tipo A y el otro tipo C. Si bien las especificaciones indican más puertos USB, estos son vía el panel frontal, así que deberías cerciorarte que el case que consigas tenga varios puertos delanteros, sino te quedarás corto en puertos USB.

Otro punto a resaltar son los 7 canales de audio y la salida óptica de audio, respaldado por el chip Realtek ALC892, pero que se queda corto con el Audio Boost incorporado en placas de mejores chipset. Es totalmente comprensible este recorte, por algún lado tiene que sacar ese precio competitivo.

En la parte del socket este es LGA 1151, compatible exclusivamente con la 8va generación de procesadores Intel, generaciones antiguas no serán compatibles. Esta placa cuenta con 7 fases de alimentación certificadas con la tecnología Military Class, que bueno militar no es, solo que se refiere a la tecnología que garantiza su alta duración y calidad. Ya que este chipset no soporta overclocking, ese número de fases de alimentación serán más que suficientes y en las pruebas demostraron su estabilidad.

Esta placa cuenta con 4 zócalos de RAM DDR4 con una capacidad máxima de 64 GB y frecuencias de hasta 2666 MHz. Otro recordatorio aquí, las placas con chipset B360 y H370 no son compatibles con overclocking ni de CPU ni de RAM con perfiles XMP, estas son limitaciones propias del chipset. También una característica propia de MSI es que los zócalos están reforzados con metal.

Otro elemento reforzado en metal es la ranura PCIe 3.0 a x16, también tiene otra similar pero que no está reforzada y también hay otros dos PCIe 3.0 a x1. Cuenta con soporte CrossFireX de 2 tarjetas AMD Radeon.

Por último tenemos las conexiones SATA III de 6.0 Gb/s que son 4 en total y también los slots M.2 NVMe compatibles con los tamaños 2242/2260/2280/22110 (42/60/80 y 110 mm) y que soportan un ancho de banda de hasta 32 Gb/s. Un punto que decepciona un poco es que ninguno de estos dos slots cuenta con disipador, es comprensible para recortar el precio pero es más que bienvenido si se trata de una placa gaming.

 

Metodología y configuración de pruebas

Para este review usaremos la siguiente configuración de hardware

  • CPU: Core i7-8700K
  • Cooling: Stock
  • Placa: MSI B360M Mortar Titanium (Precio al momento del review es de $100 en USA, aprox. $140 en Perú)
  • Memoria: 16 GB G.Skill Flare F4-3200C14D-16GFX DDR4 a 2800 MHz
  • GPU: NVIDIA GTX 1080 Ti
  • Almacenamiento: Kingston Hyper X Savage SSD 240 GB
  • PSU: Corasir RM1000i
  • Windows 10 64-bit (Spring Creator Update)

Software para los Benchmarks:

  • 7-Zip
  • Blender
  • Cinebench R15
  • CPU-Z
  • Geekbench
  • 3DMark FireStrike
  • WPrime
  • HWMonitor
  • Superposition Benchmark
  • AIDA64 Extreme
  • Dota 2
  • Far Cry 5
  • Rise of the Tomb Raider (DirectX 12)
  • Final Fantasy XV

 

UEFI BIOS y CPU-Z

El BIOS es muy sencillo de usar, como muchos de hoy en día. No le encuentro ningún problema aquí, es muy fácil revisar el estado de la PC, las temperaturas y configurar la BIOS. Cabe recordar que el Chipset B360 no soporta overclocking ni de CPU ni de RAM, a pesar que pueda aparecer la opción de hacerlo con las RAM es recomendable no hacerlo.

 

Y una vez iniciada la PC podemos ver los datos de esta con CPU-Z:

 

 

Benchmarks de pruebas sintéticas

Con semejante configración no tenía dudas de que la MSI B360M Titanium iba a tener una muy buena performnace, el tema estaba en si iba a poder mantenerla estable o mantener los componentes. En general en todas las pruebas fue bastante bueno, no tuvo un impacto mayor en las temperaturas al hacer las pruebas sintéticas, tampoco hubo algún crash del sistema.

Prueba CrystalDiskMark

 

Prueba Cinebench R15

 

HandBrake

En Handbrake, recodificar un video en 8K, demoró 10 minutos aproximadamente y renderiza un aprox. de 33 frames por segundo.

3DMark

 

Blender

Prueba de renderizado en blender. Se tomó un tiempo aproximado de 20 minutos en renderizar esta imagen a 1080p

HandBrake

En Handbrake, recodificar un video en 8K, demoró 10 minutos aproximadamente y renderiza un aprox. de 33 frames por segundo.

CPU-Z

 

Geekbench CPU

 

Geekbench OpenCl

 

Superposition Benchmark

Prueba en 8K optimizado

Superposition Benchmark

Prueba en 1080p extreme

AIDA64 Extreme

Prueba de Tarjeta Gráfica

AIDA64 Extreme

Prueba de memoria

AIDA64 Extreme

Prueba de lectura de SSD

Velocidad de transferencia

Memoria USB 3.0

Velocidad de transferencia

Disco Duro Portátil USB 3.0

 

Lo que sí, es que en algunas pruebas tuvo un resultado menor a la media registrado en la base de datos de las pruebas, pero era de esperarse y no es crítico, la diferencia es poca.

 

Benchmarks de juegos

Lo mismo se pudo observar en los juegos, no hubo mayor problema y se desempeñó muy bien para ser un chipset B360, considerado para los “gamers casuales”. Esta placa pudo sacarle provecho a la tarjeta gráfica y al Core i7-8700K.

 

Temperatura en reposo y con carga

Lo que más me preocupaba de esta placa era el hecho se que si podía aguantar una core i7-8700k y una GTX 1080 Ti. Fue una prueba para testear no solo los límites de la placa sino del chipset y mira que la MSI B360M Titanium salió airoso, las 7 fases de alimentación mantuvieron al procesador bien alimentado energéticamente y mantienendo la estabilidad del sistema.

Con el sistema en reposo la placa estaba en general alrededor de los 36°C y el procesador, en los 40°C.

Bajo una prueba de render y estrés sintético la placa llegó a 35 °C y el procesador llegó hasta los 100 °C, aquí si es altamente recomendado si vas usar tu PC para trabajo pesado, comprar un cooler mejor que el que viene con el procesador Intel.

Conclusiones

¿Necesitas el tope del tope de gama para tener una buena experiencia jugable? Pues esta pequeña placa demuestra lo contrario. La MSI B360M Titanium es una placa que no pareciese ser de la categoría “Arsenal”, para los “casual gamers” ya que tiene las especificaciones necesarias para proveer de buenos FPS y mantener las gráficas altas si se le acompaña con los componentes necesarios.

Es cierto si buscas más, no te irás por una placa con un chipset B360, ya se dijo que estas están dirigidas para un público que no desea pagar mucho. Por lo que para lograr esos precios competitivos, este chipset recorta algunas cosas, entre lo más crucial para mi gusto, la cantidad de puertos USB. Sin embargo, si buscas una placa en este rango, con la MSI B360M Titanium puedes darte más que servido ya que ha demostrado ser capaz de sacarle provecho al más poderosos de los procesadores de octava generación.

En la categoría B360M para Intel hay muchas placas, mucha competencia de diversas marcas, por lo que todo se resume en el precio. Con un precio de $100 a la hora de este review (en Amazon USA, en Perú rondaría aprox. los $140), la MSI B360M Titanium está un buen lugar en la relación precio-desempeño, pero sacrifica algunas cosas como estética luminosa y un buen chip de audio. Si esto no es molestia para tí, sino que más bien prefieres buen desempeño a un buen precio, y una placa muy bien construída y diseñada, pues dale un vistazo a esta placa que te sorprenderá.

 

 

 

Lo positivo:

  • Diseño simple y funcional con un buen acabado en plateado
  • Buen rendimiento y desempeño incluso con juegos demandantes
  • BIOS estable y de fácil uso
  • Muy buen precio para lo que ofrece

Lo negativo:

  • No incluye disipador en el slot M.2 NVME
  • No incorpora WiFi 802.11 AC ni Bluetooth
  • El chip de audio podría mejorar
Mejor Valor
Recomendado
Comparte: