Imagen de God of War - Un Dios viejo puede aprender nuevos trucos
REVIEW

God of War – Un Dios viejo puede aprender nuevos trucos

Síguenos:

Por

Publicado: 12 de abril del 2018

Plataforma: PS4 Publicado por Sony Computer Entertainment Desarrollado por SCE Santa Monica Studio Lanzamiento: 20/04/2018

Primero, el elefante en la sala. Desde el primer trailer en el E3 del 2016, se mostró que este God of War no iba a ser como los otros, así que si todavía estás decepcionado o molesto por este nuevo rumbo, supéralo. Este nuevo juego cambia el 90% de la fórmula original pero deja lo necesario para hacerte acordar de los juegos anteriores. Santa Monica Studios ha creado una obra maestra y el nuevo God of War es, uno de los mejores juegos y experiencias hasta la fecha.

 

Un dios cansado

Kratos ya está cansado de su vida, tanto así que decide dejarlo todo y empezar una nueva en otra tierra lejana. Si conoces la historia de los juegos anteriores de God of War, tiene mucho sentido que quiera olvidar todo. Kratos ya no tiene nada más que hacer en Grecia y quizás ni haya más que hacer, ya que literalmente mató a todos los Dioses y dejó toda esa tierra en caos.

En este nuevo lugar Kratos conoce a una mujer y tiene un hijo llamado Atreus. El juego inicia con la mamá de Atreus ya muerta y un Kratos triste listo para cremarla. Los último deseos antes de morir fue que dejen sus cenizas en el pico más alto de todos. Así es como inicia la aventura.

Kratos intenta llevar una vida normal, depués delos eventos de God of War 3

 

El mejor y peor padre

De arranque podemos observar que Atreus no se lleva bien con Kratos y viceversa. Si bien el hijo está emocionado de salir de su hogar y explorar, Kratos sólo quiere hacer el trabajo y nada más. Claramente Kratos no ha estado presente en la vida de su hijo, este no sabe de dónde viene, ni que es un Dios, menos, todos los actos que ha cometido. El primer vínculo que comparten es cuando Kratos lo lleva a cazar por primera vez, esto con la excusa de que necesita saber disparar flechas por el viaje que tendrán más adelante.

Con una inspiración claramente sacada de The Last of Us, la relación de Kratos y Atreus es una de las mejores cosas de este God of War. El crecimiento de los dos se siente muy orgánico y va de acuerdo a todas las situaciones que pasan en el juego. Todas las expresiones corporales y la impecable actuación de voz (en inglés) de estos dos personajes, hacen que desde las primeras horas de juego ya te importen como jugador. Ver a un Kratos calmado es algo que se disfruta muchísimo. Como jugador, sabes toda la ira y furia que tiene dentro de él; este intenta controlar estas emociones y realmente se ve como le cuesta. Claro que tiene sus quiebres y en momentos se le sale el dios de la guerra, pero esa batalla interna hacen de este nuevo Kratos un personaje mucho más real e interesante. Esa pelea por el control, sumado a un hijo que con las justas pelea y que está lleno de preguntas, hacen de que la progresión de personajes sea muy interesante y sorprendente.

La relación entre padre hijo es lo principal de este nuevo God of War

 

De todas maneras es raro no ver en un God of War a Kratos gritando todo el rato y con expresiones molestas, pero créanme cuando les digo que tener este nuevo personaje con una gama más amplia de expresión, emociones y características hacen de que el juego se disfrute mucho más. Lo mismo pasa con el hijo, esté siempre está buscando la aprobación de su padre y lo demuestras en todo momento. Al final de un combate puedes escuchar a Atreus preguntándole a su padre que tan bien le fue, donde Kratos puede responder con una lección o felicitarlo dependiendo de su desempeño.

Los 2 personajes principales se complementan muy bien, Kratos por su puesto, es el que se encarga de la mayoría del trabajo sucio; combate agresivo, tumbar estatuas, cargar rocas, y romper cosas; mientras que Atreus es mas táctico, usa más la cabeza y tiene la ventaja de que puede leer runas nórdicas y distingue distintos lenguajes, habilidades que son necesarias para poder lograr el objetivo de los dos. Este Kratos es más sabio y las lecciones que le enseña a su hijo durante el juego son mensajes muy ciertos que podemos darles contexto si es que hemos jugado los juegos anteriores. Con esto quiero decir de que Kratos necesita a Atreus y que Atreus necesita a Kratos.

Todo esto que les comento influye bastante en la historia y crea momentos impresionantes en una narrativa llena de acción, tensión y momentos realmente épicos; sin dejar de lado el vínculo que se forma y la relación entre padre e hijo. En verdad me quito el sombrero con el hermoso trabajo que ha hecho Santa Monica para convertir al dios de la guerra en un personaje nuevo con lo mejor de su pasado.

Ver a Kratos con una gran gama de expresiones es algo raro pero bueno.

 

Sin sed de venganza

La historia es sumamente importante en el juego, no regresamos al mismo tema de los juegos anteriores de solo matar dioses por venganza. Acá la misión es clara, esparcir las cenizas de la madre de Atreus en la montaña más alta. Por supuesto, no todo es tan simple. A Kratos lo persigue su pasado y ser un dios de otra tierra invadiendo otro territorio, puede llegar a desequilibrar las cosas, eventualmente,  la situación se vuelve difícil para los dos.

En esta aventura, los 2 se encontrarán con varias personas en el camino y cada uno de estos personajes tienen una historia que contar, realmente ni un personaje está por las puras y ni está tratado de manera superficial, hasta el más mínimo NPC se siente que encaja bien el juego.

Nada de las cosas que pasan en la narrativa se siente jalado de los pelos. La progresión se siente muy natural y el ritmo general es fluido y satisfactorio. La historia esta vinculada en su totalidad a la relación entre Kratos y Atreus y todos los secretos que el dios de la guerra tiene guardados.

Ojo, si están preocupados de que Kratos ahora es emo y ya no es rudo como antes, y por eso la historia será aburrida, déjenme decirle que no tienen de qué preocuparse. Los momentos épicos, los jefes gigantes, las cinemáticas impresionantes, situaciones imposibles y combates alucinantes; todos están presentes dentro de una historia muy bien armada. Hay momentos que me han hecho, literalmente, gritar de la emoción y que me han acelerado el corazón. Quizás el final no sea de lo mejor, pero queda claro que recién estamos viendo el principio de las nuevas aventuras de Kratos.

Momentos épicos hay de sobra, todo sin dejar de lado una excelente historia

 

Ya no estamos en Grecia

Si están familiarizados con la mitología nórdica, encontrarán todos los elementos clásicos en el juego. No todos aparecen de la misma manera pero como es obvio Odin, Thor, lo gigantes de hielo, lo diferentes planos y la clásicas fábulas de este universo están presentes dentro de algúna u otra manera. Lo increíble es la forma de cómo han representado toda esta mitología en el juego. Esta es más fiel a la original a diferencia de todas las licencias que se tomaron con la mitología griega.

Dentro de God of War encontraremos tableros enormes contando las hazañas de gigantes, los combates de Odin, la guerra entre los dioses y muchas otras cosas. Atreus siendo un interesado en estas fábulas, está constantemente nombrando a personajes, lugares y objetos de esta mitología. Teniendo como referencia principal las historias que le contaba su madre, este estará recolectando pergaminos, mensajes en las paredes y cualquier pedazo de información sobre este increíble mundo. Estos detalles hacen de esta nueva tierra un lugar lleno de historias y aventuras. Con todas las cosas que te cuentan, como jugador, te preguntas, qué tanto de esas historia veremos en el juego, sólo les digo que no van a salir decepcionados.

En lo personal, creo que la mitología Nórdica es más rica en contenido alucinante que la griega. Gracias a la increíble dirección de arte y al talento creativo del estudio podemos apreciar escenarios y vistas que los dejarán sin aliento. Especialmente ahora que tenemos control total de la cámara no como los juegos anteriores que estaba fija. Ver por primera vez a Jörmundgander, la serpiente que rodea el planeta, esa que sale en los trailers, es uno de los tantos momentos que te dejarán estupefacto, especialmente cuando la escuchas hablar; toda mi casa retumbó y realmente se sentía como una criatura colosal.

Como este retablo, el mundo está lleno de información sobre esta hermosa mitología

 

Los tesoros Nórdicos

La mayoría del juego sucede en Midgar, lo que vendría ser el planeta tierra de la mitología Nórdica, pero se sorprenderán con todos los lugares que pueden visitar, incluso lugares gigantescos que ni siquiera es necesario que vayan, pero que están ahí para ser explorados. Viendo los trailer uno pensaría que todo el juego tiene como temática la nieve, pero la verdad es que hay muchos escenarios variados y cada uno de ellos se siente único.

El juego explota con contenido, la campaña principal, sin distracciones puede durar unas 15 a 20 horas, pero hay TANTAS cosas que hacer que el juego te va a durar mucho más. Lo mejor de todo es que estas cosas extra no se sienten forzadas y no he encontrado ni una que sea aburrida o repetitiva. Esto acompañado de un excelente diseño de niveles que tranquilamente puede estar a la par con los de la serie Dark Souls.

El juego no es lineal, salvo en muy pocas partes, todas las zonas están llenas de caminos secretos, cofres y puzzles escondidos. La exploración es muy gratificante y no se siente para nada tediosa. En cierta parte del juego, este se vuelve mundo abierto, es decir, tienes un gran mapa y eres libre de explorar lo que quieras. Toda esta exploración está incentivada por la narración del juego y por las recompensas que te dan. Como la misión principal es dejar las cenizas y no salvar el mundo o escapar de un peligro constante, la misma historia no nos apresura y es la excusa perfecta para divagar fuera de campaña principal.

Hay muchos tipos de cofres con diversos tipos de recompensas. La exploración es algo clave en el juego y los tesoros mas raros están muy bien escondidos.

 

También encontraras puertas selladas y puzzles emocionantes que quizás no resuelvas a la primera. Acuérdate de estos lugares y regresa cuando tengas las herramientas necesarias.

 

A Atreus le encanta explorar, este va a estar hablando cada vez que ve un lugar nuevo o ve algo que le llama la atención; en estos lugares pueden haber espíritus que necesitan ayuda, enemigos fuertes que derrotar o ciudades perdida por explorar. Atreus es un niño inocente que recién está experimentando el mundo real y está más que feliz de hacer cualquier cosa. Por otro lado Kratos es enemigo del trabajo innecesario y se queja de las cosas a menos que haya un buen motivo para hacerlas, mientras no haya una recompensa que ayude a su viaje, este rechazará varias de las cosas que le pide Atreus y tu como jugador decides si es que las haces o no, al final, Kratos termina dándole una lección a su hijo o también aprenderá de él.

Para poder seguir todos estos objetivos, God of War hace un excelente trabajo mostrando en un mapa detallado todo los lugares visitados, donde podremos marca cualquier lugar y regresar a él cuando queramos.

Todas estas misiones secundarias y exploración no solo aportan a la progresión de tus personajes y le graegan contenido al juego, si no que también fortalece la relación entre Kratos, Atreus y hasta el mismo jugador. Incluso después de acabar la campaña principal hay más contenido que hacer y es muy recompensaste ver como Atreus y Kratos descubren todas esas cosas que al mismo tiempo sirven como forma de hacer sentir más poderoso al jugador.

Con cientos de posibilidades a donde ir, el juego recompensa la exploración

 

Adiós al dios de la guerra

El tema que más preocupaba en este nuevo God of War era el sistema de combate. Este nuevo juego ya no es un hack ‘n’ slash a lo bruto como los juegos pasados. El nuevo God of War es un RPG de acción. Todo el combate ha sido rediseñado desde cero. Empezando por la cámara que ahora siempre es en tercera persona a la altura del hombro de Kratos.

Kratos ahora tiene una nueva arma, un hacha fusionada con hielo llamada Leviathan. Forjada por los mismo que construyeron el martillo de Thor, Mjolnir. Leviathan es una arma de combate cercano a diferencias de las espadas de caos de los juegos pasados. Esta hacha aplica golpes devastadores livianos y pesados con tiene el poder de congelar enemigos. Complementario a esto, Kratos puede usar sus puños y su escudo retráctil cuando quiera. En cualquier momento puedes guardar el hacha apretando el botón direccional derecha. También puedes lanzar tu hacha con extrema fuerza e intercalar con tus puños mientras esta se queda clavada en un enemigo o en alguna pared. Apretando triangulo, tu hacha regresara de donde esté a tu mano, en el regreso puede golpear enemigos. El sentimiento de que el hacha siempre va a regresar a tu mano está muy bien logrado y te hace sentir poderoso.

Leviathan y el escudo/puño pueden aprender nuevos movimientos. Hay bastantes combinaciones de botones y quizás sea un poco confuso cada vez que liberes una nueva habilidad pero mientras más combatas más de acostumbraras. Estos movimientos se canjean con experiencia que ganas por hacer misiones o por derrotar enemigos.

Al hacha también se le pueden agregar runas que le otorgan distintos poderes. Normalmente asignados a R1+R2 o L1+R2, estas habilidades son poderes especiales que tiene que recargarse después de ser utilizados. Estos ataques son muy poderosos y visualmente atractivos. Hay un montón de runas para el hacha y la mayoría de estas están escondidas en el enorme mapa. Al hacha también se le puede cambia el mango y agregar mas efectos aún que se activan en combate. Lo único malo de esta mecánica es que sólo te permite utilizar 2 habilidades a la vez y teniendo una enorme opción de ataques especiales es algo penoso dejarlas de lado.

Leviathan, la nueva arma de Kratos, asegura un combate emocionante y es un excelente reemplazo a las espada con cadenas.

 

La dualidad del sistema de pelea y la rotación entre el hacha y los puños hace de cada combate un experiencia frenética. El cambio constante entre los dos modos es necesario para sobrevivir la mayoría de las batallas. En la dificultad media, el juego es difícil en ciertas partes y es normal que tengas que repetir un combate más de una vez. Si realmente estas en aprietos puedes utilizar la Furia Espartana, recordando sus raíces, Kratos desata toda su ira y se vuelve una máquina imparable de golpes. En este modo cada golpe te recupera vida y los enemigos se quedarán atontados mientras les estés pegando. No tengas miedo de utilizar esta habilidad especial ya que la barra de carga se llena relativamente rápido.

Siempre ten cuidado con tu vida en God of War, esta no se regenera sola. Para curarte necesitas pisar unos cristales verdes que encontrarás en el piso o que caerán de los enemigos. Siempre trata de enfocarte en los enemigos más fáciles si es que te atacan en grupo, estos te botaran cristales de vida y así podrás utilizarlos cuando los necesites.

Entonces ¿De qué me sirve cambiar de hacha a puños? Los puños tienen la habilidad especial de que mientras más seguido pegas a un enemigo, una barra amarilla debajo de su vida irá incrementando; cuando esta se llena, podrás hacerle una ejecución que causara daño masivo o eliminar al enemigo de una. Estas ejecuciones son brutales y visualmente sorprendentes. Lo mejor de todo es que hay enemigos que tiene más de 1 forma de morir y tratar de ver todas las ejecuciones es un reto en sí. Algo que sí sentí que faltó fueron las ejecuciones con quick time events, esto era un sello clásico de los títulos pasados y en este nuevo juego se utiliza muy poco esta mecánica.

A parte de lo mencionado, hay enemigos que serán inmune al hacha de hielo u otros que solo les podrás pegar cuando Atreus les dispare una flecha. Aquí es donde entra el hijo de Kratos. Armado con un arco llamado Talon y flechas. Atreus es el encargado de distraer a los enemigos, paralizarlos y atacarlos de lejos. Presionando cuadrado este personaje dispará flechas al enemigo que estés mirando. Combinando los 2 estilos de combates de Kratos y las flechas de Atreus las batallas son disfrutadas de manera inmensa.

Hay mucha variedad de enemigos y casi todos tiene una forma especial para ser derrotados. Atreus guarda un diario con anotaciones de todos los enemigos y mientras más peleas contra uno, más información descubrirás de este. Estos podrán congelarte, quemarte, envenenarte entre otras cosas. El orden en el cual eliminas los enemigos es clave para asegurar la victoria de los combates mas complicados.

Y como todo en el juego, el combate también alimenta la narrativa del juego. Mientras más vas avanzando, Atreus ganará más habilidades y se volverá más experto en combate. Es muy interesante ver como empieza como un niño cauteloso que a la justas sabe disparar y mientras vas avanzando vez como se vuelve un experto arquero con mucho más valor y coraje. Esto también se ve reflejado en los diálogos del personaje.

Todo el sistema de pelea en general se siente más satisfactorio que nunca. El feedback de los golpes es extraordinario y realmente se siente un Kratos poderoso. El gore ha sido bajado de manera considerable, pero si hay ejecuciones muy gráficas y sangrientas. Si bien el combate es mucho mas táctico que antes, el juego con las cámaras lentas, los efectos visuales y la combinación de poderes, hacen de cada batalla es una experiencia única. Me declaro fan de este nuevo sistema de combate, lo siento como un buen reemplazo del pasado y me atrevo a decir que es más divertido. Es irónico como God of War nació como un juego que no quería ser Devil May Cry, diferenciándose por su mecánica de pelea sin pensar mucho, ahora, este nuevo título se convierte en lo que no quería ser en un inicio, sin embargo, lo lograron implementar de manera precisa.

La brutalidad de Kratos sigue presente en el juego y habrán varias ejecuciones que los dejaran boquiabiertos

 

Más fuerte que un dios

El combate de God of War no termina con todo lo ya explicado, a todo esto, se le suman armaduras para Kratos y su hijo. Podrás equiparle pecho, muñequeras y faldas a Kratos y una armadura completa a Atrus. Hay decenas de armaduras, cada una con propiedades especiales y hasta con agujeros para colocares runas y volverlas más poderosas. Las piezas pueden ser fabricadas con materiales y dinero o encontrarlas esparcidas en el mundo. Estas armaduras se pueden hasta mejorar y cambian el estilo visual de los personajes; hay unas muy bonitas, pero hay otras medias feas. Las armaduras más poderosas necesitaran materiales especiales que sólo conseguirás en lugares específicos o eliminando enemigos especiales.

Cada pieza que te pongas tiene un valor de nivel y dependiendo de la combinación de estas, Kratos subirá de nivel. Es decir, no importa que tanto pelees, la única forma de subir de nivel a tu personaje es armándolo con mejores piezas de armaduras.

Al ser un RPG, Kratos ahora cuenta con atributos. Fuerza, Runic, Defensa, Vitalidad, Suerte y Enfriamiento, son cosas que iras mejorando con la enorme variedad de cosas que le puedes equipar a Kratos. Dependiendo a tu estilo de juego quizás querrás enfocarte en tener mas Runic, el atributo que mejora tus habilidades especiales; o quizás querras enfocarte en Fuerza para hacer mas daño. La decisión queda en las manos del jugador.

Todo el sistema de creación, mejoras y equipamiento de God of War es un poco confuso. Vas a tener que darle varias vueltas a todas las opciones para acostumbrarte a todas las cosas. No es nada crítico ni malogra la experiencia del juego, solo necesitarás un poco de costumbre.

La combinación de distintas armaduras y runas harán de que Kratos se vuelva más poderoso.

 

Zeus estaría celoso

Algo sorprendente es el nivel de detalle de todo el juego en general. Las armaduras y piezas de las armas cuentan con partes que son todas diferentes. Si le equipas X runas a tu hacha, estas tendrán un representación visual en ella. Cada mango para Leviathan también es distinto y cada piezas de armadura cuenta con una cantidad ridícula de detalles. Se aprecia mucho que el estudio haya invertido tiempo en esas pequeñas cosas.

En general God of War se ve hermoso. Kratos parece un ser humano real y el detalle en sus expresiones, piel y vello facial es sorprendente. Los escenarios son impresionantes, los efectos visuales son hermosos, el diseño de personajes preciso y la dirección de cámara en las escenas de acción es perfecto.

Visualmente, el juego es una joya. Lo he estado jugando en una PS4 pro en una TV 4k y todo se ve deslumbrante. En situaciones contadas con la mano sufrí una bajada de cuadros pero fue por momentos menores a 2 segundos.

God of War se ve y se siente muy bien, se nota todo el corazón y empeño que el estudio le ha dedicado a este título. Tranquilamente puede tomar una captura de pantalla, imprimirlo y enmarcarlo en la sala de tu casa.

El juego sorprende con sus vistas y los detalles en las armas y armaduras.

 

Un gran y nuevo comienzo

Tenía mis dudas con este God of War, estaba preocupado por los cambios drásticos. God of War 1 está en mi top 10 de juegos favoritos y luego de ver los trailer sentía que le faltaba algo al juego. Estaba equivocado los trailer no muestran ni el 5% del juego y de lo que pasa. Todas las curvas y giros que pasan en la historia son inesperados y hasta que no sientas el control de Kratos en tus manos, no podrás decir que el juego es malo.

Santa Monica Studios y Cory Barlog han apostado todas sus fichas y han tomado un gran riego cambiando la fórmula de una de las series más queridas y respetadas de PlayStation. El producto final ha sido impecable y aunque quisiera no puedo encontrar ni una falla drástica a este juego.

Si bien no está inventando la pólvora, God of War hace todo bien. Fuera de que tenga ese nombre, es realmente un buen juego con un sistema de combate impecable, una historia enganchante, Momentos épicos, personaje muy bien desarrollados y para complementarlo una estética visual impresionante. La nueva aventura de Kratos recién empieza y ha comenzado con lo que es, para mi, el mejor juego del año hasta el momento. Definitivamente se va a mi Top 3.

10 Espectacular

Lo positivo:

  • Excelente sistema de combate
  • Narrativa y desarrollo de personaje impecable
  • Momentos épicos mejores que nunca
  • Impresionante dirección de arte

Lo negativo:

  • Sistema de mejoras un poco confuso
Síguenos: