Imagen de Trackmania (2020) - Review
REVIEW

Trackmania (2020) – Review

En la repetición está el gusto

Comparte:

Por

Publicado: 07 de julio del 2020

Debo decir que a pesar de que me considere una persona de gustos refinados y exquisitos en cuanto a videojuegos concierne -o al menos así quiero imaginarme-, que prefiero videojuegos con una gran historia y que te hagan experimentar diversas emociones y que a veces esto de ser “reviewer” de videojuegos se me sube a la cabeza, siempre, pero siempre encuentro el gusto en jugar videojuegos sencillos en su premisa. Videojuegos que son fieles al propósito original de estos: entretener. Sin más ni menos, diversión sencilla que solo te pide que la pases bien mientras juegas.

Es en esta categoría que Trackmania (2020) encaja a la perfección. Un juego que consiste en tomar el control de un carro monoplaza -tipo fórmula 1- y tratar de romper tus propios récords de tiempo -y de otros competidores- en diversas pistas o “tracks”. Es decir, tratar de ser el mejor, mejor que nadie más.

Trackmania es un buen juego que cumple con lo que promete, ofreciendo horas y horas de diversión y retos en busca de ser el maestro de las pistas. Y a grandes rasgos de eso va este review, pero analicemos este juego para así ahondar en lo bueno que tiene y algunos detalles que más que malos, me decepcionaron un poco porque en el papel no son difíciles de arreglar.

 

LA PRACTICA HACE AL MAESTRO

De cajón, hay que dejar en claro algo. Trackmania no es un juego de pura velocidad sino de astucia ya que no siempre se trata de ir más rápido, se trata de ser eficiente para llegar a la meta lo más rápido posible, de aprovechar las mecánicas y elementos de la pista para lograr el mejor tiempo.

Para esto, la jugabilidad y las mecánicas son sencillas: aceleras y frenas, ya está. La gracia está en como el juego te propone que lo uses dependiendo del tipo de terreno, forma de la pista obstáculos y “boosts” de velocidad.

 

Aquí diría que es recomendable usar un control para manejar, sea de Xbox o de PS4 -el juego tiene soporte nativo de ambos- ya que resulta más cómodo. Aceleras con el trigger derecho, frenas con el izquierdo, con “círculo” o “B” reinicias la pista para volver a intentar y presionando la palanca o stick derecho cambias el ángulo de la cámara. Aunque el control es óptimo para jugar, en otros aspectos, como la creación de skins, resulta mejor usar el mouse y teclado, pero de eso hablaré más adelante.

Cabe decir que las físicas no son realistas, este juego no es un simulador si esa era una de tus dudas, pero en el universo de Trackmania funcionan muy bien y son fáciles de entender y dominar. No lo sobrecomplica ni la pone muy fácil. Por ejemplo, si estás en una pista de hielo, obvio no vas a tener mucha tracción; si no frenas antes de una curva cerrada, obvio te vas a chocar; y si no vas con suficiente velocidad antes de una curva en espiral, pues te vas a caer.

En cuanto a la jugabilidad, pues Trackmania consiste básicamente en lograr el mejor tiempo en un sinfín de pistas o “tracks”. Puedes lograr el mejor tiempo establecido y ganar una medalla de oro o ser mejor aún y romper tu propio récord o el de alguien más, el cual aparece como un carro fantasma que te muestra su recorrido.

Las pistas en el papel son cortas y rápidas, son pequeños retos; sin embargo, el intentar una y otra y otra vez puede hacer que te quedes ahí un buen rato, pero en ningún momento me aburrí del juego o del reto, por el contrario, esas ganas de hacerlo bien cada vez o descubrir la maniobra adecuada es lo que resulta divertido.

 

Ahora, es muy recomendable primero jugar todas las 25 pistas de entrenamiento. Eso ayuda mucho a familiarizarte con los controles del auto, mecánicas del juego y los tipos de terrenos.

Las mecánicas y elementos son variados pero sencillos. Por ejemplo, las rampas harán que a velocidad saltemos, pero esto puede afectar la integridad del auto; hay que medir la velocidad en las curvas y como tomamos estas. Hay modificadores de velocidad dentro de la pista como el clásico turbo, súper turbo, turbo para flotar y cámara lenta. Y también hay otros modificadores entretenidos como el “motor muerto”, “sin controles”, “frágil” y otro más.

En cuanto a los terrenos o suelos, hay 5 tipos de estos. Los primeros 4 son de asfalto, arcilla, pasto y hielo, siendo, en ese orden, el de asfalto el que ofrece mejor tracción y control, y el de hielo el que peor -pero en serio, el peor- control y tracción. El último tipo de pista es como si tuviese un montículo en el centro lo cual a gran velocidad funciona como un rompemuelle y te manda a volar si no manejas bien.

 

Sea como fuese, el entrenamiento es nada comparado a las pistas de verdad, pero así, nada. Son un paseo por el parque en comparación. Las pistas creadas por los desarrolladores de Trackmania son entretenidas, variadas, equilibradas y tienen un poco de esto y de aquello que las hacen todo un reto.

Aquí tengo que mencionar el buen soporte que tiene este juego en cuanto a contenido. Hay pistas por temporada y otras que salen diariamente, con lo que hay retos nuevos para jugar por un largo rato.

 

Ahora, si te quedaron cortas las pistas del propio juego, tienes las pistas creadas por la comunidad. Pero aquí tengo que decir que, si las pistas del propio juego son equilibradas y bonitas en general, las pistas creadas por la comunidad son una locura, un reto desenfrenado que más de una vez me hizo preguntar “¿Quién fue el psicópata que diseño está pista? Porque es un genio, loco, pero genio”. Y es que, si bien hay las que son bien elaboradas y pensadas, hay otras que son creadas como quien dice “for the lolz”, solo para ver el mundo arder y de paso sacarte un par de risas. Creatividad pura.

 

 

Y este punto me lleva a hablar sobre las herramientas de creación y edición que ofrece Trackmania. A grandes rasgos, estas herramientas son sencillas pero potentes, aunque carecen de algunos elementos que se diría son básicos.

 

Simple y efectivo

Primero veamos las opciones para crear skins. Por defecto, al iniciar el juego por primera vez te pide que elijas tu país, esto no solo es para que compitas directamente con tus compatriotas o vecinos de tu región, también es para que tu carro tenga un skin con los colores de tu país.

Sobre mi capó llevo tus colores…

Luego entramos al creador o editor de skins en el garaje. En este editor podremos cambiar el color base del auto, ponerle algunas calcomanías, diseños, números, texto y hasta imágenes propias. Te da variadas opciones para que puedas personalizar tu carro como quieras para luego salvar el proyecto y continuar editando luego o exportarlo para usarlo en las pistas.

 

Si bien es relativamente fácil crear un skin para tu carro, en ciertos aspectos me pareció algo limitado y carece de algunas funciones que se podría decir son esenciales. Por ejemplo, creando un skin para tu auto no se puede hacer uso libre de los controles de visualización, tienes que entrar en un modo de cámara, girar, hacer zoom y luego seguir editando el skin o sino tendrás que confiar en tu buen ojo para colocar los diseños. También mencionar que aquí es mejor usar el mouse, tampoco es que te mucha opción pues el controlador se desactiva en dentro del editor.

En caso que no quedes satisfecho con tu diseño, la comunidad también comparte varios diseños los cuales puedes descargar de manera libre.

Por último, tenemos al editor de mapas. Aunque al principio puede parecer abrumador ver el terreno como un canvas vacío y la cantidad de elementos a elegir para colocar, una vez que colocas el punto de partida, todo resulta intuitivo y se te va ocurriendo que hacer y solo te dejas llevar. Relajante.

Es increíble la cantidad de elementos que puedes colocar. Por ejemplo, quieres una rampa, pero hay tipos de rampa: hacia arriba o abajo, medio inclinada, cortas o largas y pueden ser de cualquier tipo de terreno. A veces quería seguir poniendo más elementos, pero el juego me iba recordando que debería poner “checkpoints” de vez en cuando.

Una vez hecho tu “Frankenstein” de pista llega lo más complicado: poner a prueba tu propia creación. El juego te pide que valides tu pista, es decir, que puedas llegar al final antes de que la compartas con la comunidad.

En el editor de mapas encontré más sencillo usar el control que el mouse y el teclado, el cual, en mi experiencia no funcionaba muy bien.

Y aquí tengo que deslizar un punto flaco del juego: la calidad gráfica. En sí el juego no demanda muchos recursos de la PC, prácticamente cualquier computadora moderna lo puede correr a 60 fps -esa es la idea para un juego así de accesible- y tampoco es que sea tenga los gráficos más destacados de la generación. El problema está más que todo en la resolución.

 

Considerando que este juego es exclusivo para PC, hubiera esperado un mayor soporte al respecto. Teniendo un monitor 4K y una RTX 2070 Super, obviamente quería correr esas pistas a 4k 60 fps y potencia no me faltaba. Pero al escoger la resolución 4K resultaba muy similar a la de 1080p, como si nada hubiese cambiado o si tan solo lo hubiera reescalado. Es como si el juego lo renderizase a 1080p por defecto y de ahí solo lo reescala a la resolución que desees. No es un factor crítico. Pero hubiera deseado una mejor fidelidad gráfica y no ver todo “pixeleado”.

 

SER MEJOR QUE NADIE MÁS

Trackmania tiene un “modo multijugador” que resulta bastante interesante. No es un multijugador tradicional en el que todos empiezan una carrera al mismo tiempo y compiten en tiempo real. Como aquí todo se trata de ensayo y error para lograr el mejor tiempo, sería raro que se reinicie la carrera para todos cada vez que alguien falla.

La cosa funciona así: todos entran un servidor con un número limitado de cupos a la vez, una vez dentro tenemos un tiempo limitado en el que podremos intentar cuantas veces queramos terminar la pista o romper nuestros récords o el de otros, generalmente son 5 minutos, una vez acabado el tiempo se determina el ganador. Dentro de ese tiempo, tu puesto irá cambiando dependiendo de tu tiempo y podrás ver los fantasmas de aquellos que están en primeros puestos.

Y es esa característica, ver el recorrido que hicieron otros me incitaba a seguir intentando: si otros pudieron ¿Por qué yo no? Y es que una vez terminas el recorrido o vez como lo hacen otros, la pista pierde esa complejidad.

También cabe mencionar que mi experiencia con los servidores fue muy buena, la conexión fue rápida y siempre solía encontrar competidores. En las pistas de la comunidad si tuve un par de pistas a las que no me pude conectar y no pude saber si fue porque estaba de baja esa pista o había muchos o ningún jugador conectados en ese momento.

 

 

CONCLUSIONES

En la variedad está el gusto, y si bien la idea de repetir tracks suena aburrido y, obvio, repetitivo hasta el hartazgo, no lo es en realidad y me pasé buenas horas jugando varias pistas que ni siquiera resultaron ser un tercio de todo lo que el juego ofrecía, sin contar las pistas creadas por la comunidad o las que están incluídas en el Club de Ubisoft.

Trackmania es un juego sencillo en su núcleo, accesible para todos pero que tiene su cuota de reto y dificultad. Si lo que buscas es un juego para desconectarte un rato y echarte unas carreritas o si lo tuyo es buscar ser el mejor del mundo, dale un vistazo a este buen juego.

Tiene algunos puntos flacos como el apartado gráfico y algunas mejoras que se puede hacer en el editor de mapas o de skins para hacer más fácil el proceso creativo. Pero al final del día me pasé tanto tiempo en las pistas que se me olvidaron por un momento ya que a grandes rasgos los puntos a favor son más y las horas de diversión no te las quita nadie.

Trackmania está disponible para PC a través de Uplay y Epic Store. La edición “starter” es gratuita y el standard está 30 soles. Si deseas incluir acceso al Club de Ubisoft tendrás que desembolsar 90 soles por un año y 190 por tres. Si eres de los que de verdad lo va a jugar a diestra y siniestra, cada día quieres romper más récords y ser el mejor de tu país, región o mundo, te recomendaría vayas por el de 3 años, el acceso a todos los assets -pistas y skins- creados por la comunidad le da valor al juego. Pero si no, Trackmania tiene bastante contenido gratuito por parte de la comunidad y de los desarrolladores que le agregan mapas de reto por día o temporada.

 

7 Bueno

Lo positivo:

  • Un juego muy entretenido con una curva de aprendizaje sencilla pero con mecánicas retadoras.
  • Gran variedad de contenido por parte de los desarrolladores como de la comunidad.
  • La gran variedad de pistas y retos hace que no se sienta repetitiva la jugabilidad.

Lo negativo:

  • El apartado gráfico se queda corto. La resolución 4K parece un 1080p estirado.
  • Las herramientas de edición de mapas y skins, si bien potentes pueden refinarse un poco más.
Comparte: