Imagen de Final Fantasy VII Remake
REVIEW

Final Fantasy VII Remake

Un Remake a la altura del original

Comparte:

Por

Publicado: 11 de abril del 2020

Recuerdo que uno de los primeros RPGs que puede acabar fue nada menos que Final Fantasy VII, juego lanzado en la primera PlayStation. Si bien ya había probado muchos juegos de rol, FFVII tenía una presentación mucho más amigable, que invitaba a la gente a engancharse con él. Llegó de manos del señor Hironobu Sakaguchi, en ese entonces la mente creativa de Square Soft, quien no solo nos regaló un juego más, pues plasmo en él una historia muy personal y algo que quería trasmitir a todo quien lo jugaba. Sus gráficos en 3D y las cinemáticas en CG dieron como resultado uno de los más grandes juegos de culto que hasta ahora se puede disfrutar.

Durante la presentación del PlayStation 3, Sony no tubo mejor idea que ofrecer un Tech Demo de cómo se vería los juegos en tiempo real en la mencionada consola. Para sorpresa de muchos, Square Enix nos dio la famosa intro de Final Fantasy VII como si fuera rehecha con la tecnología de esa época y que hizo que muchos de los fans de este juego pidieron una cosa a gritos: REMAKE.

Lamentablemente, Square Enix aclaró en muchas ocasiones que no estaría trabajando en un remake de FFVII, pero era más que obvio que no podía dejar morir la llama del hype. Es por ello que anunciarían Compilation of Final Fantasy VII, una serie de nuevo material basado en este juego, en que se incluiría nuevos juegos y hasta una película, siendo sus título más recordados el film Final Fantasy VII: Advent Children, que servía como secuela, y el juego Crisis Core Final Fantasy VII, que haría las de precula,. Pero aun así, la gente seguía pidiendo un remake.

En 2015 ya eran muchos los rumores de que ahora sí Square Enix estaría trabajando en el esperado remake, sobretodo porque en ese año se cumplían 10 años de Compilation of Final Fantasy VII. Sin embargo sus desarrolladores regalaron una “troleada” que a mucha gente no le gustó, pues en la conferencia de PlayStation Experience, Square Enix anunciaría que uno de sus juegos más pedidos planeaba un regreso triunfal… y para PlayStation 4. Desafortunadamente solo se trató el juego original “porteado” para la mencionada consola.  Y obvio mucha gente, incluyéndome, quedó decepcionada. Pero esto solo era un vistazo de lo que estaría por venir.

En el 2015 viajé a Los Ángeles con motivo de ir a cubrir el E3, sin pensar que sería el evento con la mayor cantidad de sorpresas que se había visto la industria de los videojuegos. En la conferencia de PlayStation previa al E3, la conocida corriente vital de FF7 envolvería todas las pantallas para mostrar al mundo un teaser trailer que confirmaría la realización de Final Fantasy VII Remake, con exclusividad momentánea en PlayStation 4. Durante este anuncio todo el recinto soltó un gritó de felicidad y la algarabía se sintió por todo escenario. Nuestro sueño finalmente se había cumplido.

Lamentablemente, y como normalmente pasa en esta industria, el desarrollo de Final Fantasy VII Remake sufrió muchos percances; desde el cambio de staff hasta otro total de concepto. Sin embargo, y luego de varios retrasos, se revelaría que el 10 de Abril del 2020 sería la fecha en el que uno de los juegos más esperados de la historia por fin llegaría a nuestras manos. Pero, ¿Cumplirá con tan grandes expectativas? Descúbrelo en nuestro análisis de Final Fantasy VII Remake.

 

El siguiente análisis fue realizado en una PlayStation 4 Pro, y está libre de cualquier spoiler y sorpresa que de este Remake.

 

Historia

Antes de empezar, queremos aclarar un tema que ha sido de debate en bastante tiempo: ¿Qué es un remake? La real academia española lo define como: “El concepto se utiliza en nuestra lengua para nombrar a un tipo de adaptación de una obra artística. Una remake es una nueva versión de una película o de una serie de televisión que repite con bastante fidelidad su historia y que mantiene los mismos personajes”, recalcando esto, UNA NUEVA VERSIÓN. Si bien en los videojuegos ha habido muchos casos y situaciones de éxitos que describen perfectamente la definición anteriormente leída, como The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D y DmC: Devil May Cry, el primero toma las misma narrativa, personajes,  y escenarios, pero cambia los gráficos y actualiza el gameplay. Con DmC se cambió la narrativa, escenarios, historia de personajes, pero se conservó parte de la jugabilidad original. Ambos, cada uno en su ley, son considerados Remake.

En el caso de Final Fantasy VII Remake, se trata de un cambio del 90% de su contenido, dejando solo a los personajes principales y el eje de la historia. Hay muchísimas situaciones nuevas que complementan a la historia original, algo así como una versión extendida, como sucedió con El Señor de los Anillos, donde las escenas nuevas no se sentían una adición forzada, sino complementada. Square Enix ha elegido perfectamente las situaciones en donde se le agrega “más historia” a la historia de Final Fantasy VII.

Como en el clásico, encarnamos a Cloud Strife, un joven ex miembro de un grupo de comando elite llamados SOLDADOS, y que formaban parte de una fuerzas especiales de la corporación Shin-ra. Cloud es ahora un mercenario quien debido a sus conocimientos sobre Shin-ra, es reclutado por un grupo llamado Avalancha, cuyos integrantes tiene como meta parar las operaciones de la corporación, acusada de ser la destructora de este planeta al robar la corriente vital la corriente y usándola en su empresa energética.

Como pueden ver, la historia principal es la misma y ver los eventos de la grama original con los actuales gráficos es realmente una maravilla. Sin embargo el juego toma su propia identidad. Es obvio que es un Rremake, pero llega al punto de que nos hace sentir que es un juego totalmente diferente y esto los podemos comprobar al avanzar en el juego.

Algo que se había aclarado antes, en declaraciones de Square Enix y en trailers, es que Final Fantasy VII Remake sólo cubriría la primera parte de la historia el juego original. Si bien esto puede ser malo para quienes querían la historia completa nuevamente en un solo juego, al jugarlo comprenderán porque se decidió dividir el juego, pues sacando un cálculo en el juego original, rescatábamos a Aerith en la iglesia a la hora y media del juego. En el Remake, esto pasa a las 12 horas del juego. Muchas situaciones se han extendido, por lo que era mejor contar la primera historia del juego. Como dije antes, la historia en ningún momento se siente forzada; es más, se justifica bastante bien. Esto es algo que me ha gustado y sorprendido de Final Fantasy VII Remake.

Midgar se ve realmente enorme. Si bien el juego original nos hacía sentir que esta ciudad era grande y el increíble trabajo de los escenarios detallaba muy bien esta ciudad,  en el remake sentiremos que esta ciudad existe, que tiene vida. El solo hecho de recorrer muchos lugares a pie nos hará extrañar los viajes rápidos, pero su increíble detalle nos hará gozar esos momentos de solo caminar o correr. Muchos de estos escenarios son algo abiertos para poder explorar y sacar alguna misión secundaria. Todas estas locaciones están basadas en las del juego original, y visitaremos todas las que vimos en la primera parte del juego más algunas nuevas. Otra detalle que ha impresionado es que todos los personajes de fondo tienen diálogos en audio y cuentan sus propios problemas. Al pasar cerca de ellos, escucharemos como buenos chismosos lo que les está pasando y encontremos conversaciones curiosas; desde lo que está pasando en Midgar y los ataques, hasta conversaciones más íntimas de parejas y problemas de dinero. En verdad me da miedo pensar cuanto tiempo ha invertido Square Enix en esto. Presten atención porque, como en todo buen RPG, algunas de estas conversaciones pueden ayudarnos en nuestra misión principal.

Me he dedicado a explorar el mundo de FFVII Remake, y he visitado muchos lugares que solo había visto desde la vista isométrica del original, pero ahora realmente siento que estoy ahí. Sin lugar a dudas, un gran trabajo que se nota que está hecho con mucho cariño.

Pero yendo a nuestros protagonistas, es genial como SquareEnix le han dado un “look” más actual tomando como base el diseño original. Incluso en sus conversaciones exploraremos más sobre su forma de ser. Conoceremos más al frío Cloud, al apasionado Barret, a la amistosa Tifa, a la luchadora de Aerith, y al misterioso Red XIII, personajes que seguro más de uno les tiene cariño desde la época en que salió el juego original. Ahora sentimos que realmente han cobrado vida y son tan reales como nosotros. Así mismo los antagonistas, que si bien en el juego original estaban totalmente definidos, en el Remake realmente los llegas a odiar.

Pasar el juego fue una jornada maratónica, pues una vez recibido el juego por parte de Square Enix, me puse a jugarlo sin parar (por eso mi ausencia en los streamings). Me tomó aproximadamente 37 horas pasar Final Fantasy VII Remake, obviamente sin correr y haciendo varias de las misiones secundarias. Si bien sabemos que terminado el juego se pueden hacer muchas más cosas, y esto es propio de los Final Fantasy, como el hecho de buscar todas las armas, armaduras, invocaciones, enemigos secretos, y a esto sumarle misiones secundarias, calculo que el sacar el 100% del juego te puede tomar entre 60 a 70 horas. Nada mal, sabiendo que en medidas cuentas éste es un RPG. Final Fantasy XV me tomó menos tiempo. Final Fantasy VII Remake cumple perfectamente con las estimaciones de duración.

Una vez terminado el juego, podremos volver a repetir capítulos pasados, con la posibilidad de buscar todo lo necesario o ver si se nos pasó alguna misión secundaria. Claro que ahora será más fácil, ya que los personajes tendrán el nivel en el que hayas acabado el juego. Eso sí, no hay un modo extra, o modo + con más dificultad. En este aspecto si se han basado totalmente en el original, pero al menos el juego nos invita a sacar el 100% de los resultados.

Para terminar con este tema, solo queda recordarles que este juego toma las bases del original, pero se va por un camino diferente. Tal vez el ejemplo más acertado en comparación a otro remake, podría ser Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone que es basado en la popular serie, pero que toma un camino distinto.

 

 

 

Presentación

Final Fantasy VII Remake cambia de género en comparación al juego original, dejando de ser un RPG, para ahora ser un ARPG o Action RPG; un juego en donde hay batallas en tiempo real, pero con la necesidad de explorar, tomar decisiones, y subir de nivel a nuestros personajes. Este Remake conserva mucho en cuanto a exploración, pues como mencionamos antes, veremos una gran ciudad totalmente llena de vida.

Al igual que el juego original, toda la presentación de Final Fantasy VII Remake es de lo más amigable, y puede ser disfrutada hasta por los gamers que nunca han tocado un RPG en su vida. Todos los términos y detalles del juego son muy bien explicados para no perdernos en él, así mismo que todas las opciones y formato de progresión tendrán un lenguaje universal y muy fácil de entender. En poco tiempo sabrás para para que sirve cada ítem o como subir tus puntos de habilidad.

Como mencioné antes, todo nuestro entorno se verá con mucha vida, pues las personas a nuestro alrededor tendrán sus propios asuntos más allá de sus conversaciones, incluso reaccionan a nosotros si nos quedamos mucho rato mirando o cerca. Pero no solo eso, sino que incluso a los animales presentes como perros, gatos, o hasta chocobos les afecta nuestra presencia. Es tan alto el nivel de detalle que puedes escuchar hasta las pisadas de las ratas dependiendo del tipo de suelo. Es realmente impresionante el nivel de cuidado que han tomado con el entorno.

Todos los lugares están muy bien diseñados, tanto así que pocas veces abría el mapa para poder ubicarme, pues en lugares ya conocidos ya sabía por dónde ir, así como en lugares nuevos donde era mejor irse a la aventura. Todas las ciudades o mejor dicho, los sectores están conectados, por lo que podemos ir caminando fácilmente del punto A al F, pasando por las demás letras en medio. Varios lugares son pasillos conectados, en donde habrá diferentes vertientes que podremos explorar, sin embargo también hay lugares que una especie de semi mundo abierto, tal vez menor al nivel visto en NieR: Automata. En estos recorridos podremos conseguir trabajos, y por lo tanto el “dinero” necesario para comprar lo que necesitamos.

Algo que siempre rescato de un juego, y que lo hace merecedor de llamarse un gran juego, es cuando se rompe la monotonía de gameplay. Es decir, cuando no tienes que hacer siempre lo mismo. En Final Fantasy VII Remake esto lo han manejado bastante bien, mostrando diferentes estilos de gameplay, más allá de solo explorar y batallar, pues habrá largas persecuciones sobre motos, modos en el que deberemos de ser sigilosos, o hasta poder columpiarse a lo “Batman” para llegar a lugares altos. Estas solo son algunas de las cosas que podemos hacer en el juego para descansar del estilo principal. Algo que me ha gustado mucho de las novedades es la posibilidad de recopilar canciones. OK, ustedes dirán “NO TE PASES”, pero en serio, estas canciones son remixes en varios géneros de los temas del juego original y estos los encontraremos en muchos lugares, desde dispensadores de ítems y fonógrafos  hasta NPCs quienes te los pueden dar. Después de haber terminado el juego, me pasé buscando muchas de estas canciones regadas por toda Midgar.

Otras de las grandes diferencias al original es que podremos manejar a todos los protagonistas, y no hablamos solo de las batallas, sino que en la propia historia. Si bien esto pasaba en el original con algunos personajes más adelante en la historia original, ahora lo haremos en la primera parte del juego, cosa que también rompe la monotonía del gameplay. Y nuevamente añado, estos momentos no se verán forzados; manejar a cada uno de nuestros protagonistas tendrá una razón de ser y hasta habrá momentos que el team se dividirá en dos.

Recuerdo que la primera vez que jugué Final Fantasy VII, si bien no era muy bueno en los RPG, tomé este consejo de una revista de la época: “el secreto de los RPGs, es pensar qué harías tú en la vida real, sin limitarte a lo que el videojuego te dicta”. Pues esto me sirvió y bastante. En ese entonces pensé que toda la parte inicial de Midgar era todo el juego, sin embargo era solo la introducción del juego. Irónicamente esta primera parte es en la que se basa Final Fantasy VII Remake.

 

 

Gameplay

Algo que es muy difícil de adaptar es una batalla por turnos, mecánica esencial en los RPG clásicos. Muchos juegos tienen un estilo propio, que de igual forma tratan de mantener la base de una batalla por turnos. Lamentablemente conforme avanza a la tecnología y los gráficos, estas batallas se ven cada vez menos reales, por lo que es raro ver a un personaje con gráficos realistas, saltar a un lugar para dar un golpe al enemigo y luego regresar a su posición y esperar su turno. Esto funcionó bastante bien en generaciones pasadas, pero ahora esto ha perdido su encanto dependiendo como se presente el juego. Claro que también depende de que tan realista quiere se vea todo. Es por ello que en Square Enix se tomó la decisión de que Final Fantasy XV tenga un estilo de pelea a lo acción, con muchas de sus características clásicas, pero en resumidas cuentas se ve más como un Kingdom Hearts. Y sí, es difícil no hacer una odiosa comparación. El reto con Final Fantasy VII Remake era mostrar una evolución, muy a pesar que desde ya su desarrolladores habían dicho que tomarían como inspiración a Final Fantasy XV.

De esta manera tenemos lo que me atrevo a llamar “la armonía perfecta entre una batalla de acción directa con una de turnos”, pues los combates son tan intensos como tácticos. Todos los personajes cuentan con acciones directas propias de un juego de acción, donde debemos golpear y esquivar. A esto se le ha agregado otras opciones donde podemos usar nuevos ataques, así como magia para hacer daño o curarnos, y también el uso de ítems: Todos estos elementos característicos de un Final Fantasy. Pero ojo, todo lo que no sea golpear o esquivar no será tan fácil como dar un clic para elegir. Para las demás opciones deberemos de esperar a que se llene una barra. De esta manera tenemos que saber bien qué elegir para poder usar un turno, sobretodo porque las batallas no solo serán “atacar y esquivar”; el uso de todas las opciones será vital para la victoria de éstas.

Los combates se ponen mucho mejor cuando tenemos que manejar a tres personajes a la vez, pues deberemos de estar atentos a cada uno y cómo reaccionan, aplicando lo antes mencionado pero ahora por tres, cosa que hace mucho más intensa cada batalla. Desde la más básica, hasta la final, realmente se han lucido en este apartado, y es un estilo innovador que no me molestaría que lo utilicen en otros juegos de la franquicia. Creo que finalmente Square Enix encontró el balance perfecto entre una batalla de turnos con acción directa. Y todo esto se puede ver en el toda la secuencia final, en donde el juego explota en su más alto clímax y te hará revivir la buena época de los RPG. Una de las partes que más he disfrutado del juego es toda la secuencia final; hace tiempo que un juego no me emocionaba a tal punto de hacerme parar de mi asiento.

Todo lo que conocíamos del juego original se ha adaptado perfectamente, incluyendo el sistema de progresión, en donde un amigable menú nos mostrará qué es lo debemos hacer para poder subir nuestro estados. Tranquilos que esto está bien explicado, pudiendo entender hasta los que recién tocan un videojuego en su vida. El uso de Materias, progresión de armas y elegir las mejores armaduras son pan comido en este juego, e invita al usuario a saber más del tema, fácilmente nos podremos quedar horas planificando nuestra estrategia, y administrando bien todo lo que tenemos, esto era parte de los Final Fantasys clásicos, y por fin siento que lo tenemos de vuelta.

Una batalla final tan intensa que me regresará a la buena época de los RPG, donde sentías realmente que salvrás tu propio mundo.

Por supuesto, no faltan los mini-juegos, estos conservan mucho de la identidad del original, pero llegando a ser lo más realista posibles. Encontramos mini-juegos en recintos, en la calle y muchos de estos nos darán buenas recompensas, aunque la mejor sigue siendo romper nuestro propia marca, por lo que te aseguro que te quedarás plantado en algunos de estos solo para conseguir un mejor puntaje.

 

 

 

Audiovisual

Gráficamente este juego no parece de esta generación pues, sin exagerar, los personajes realmente se sienten con vida, tanto en sus movimientos como en sus expresiones. Es increíble el nivel de realismo al que se ha llegado con Final Fantasy VII Remake. Pocas veces siento que estoy viendo un muñeco de juguete animado, sino a una persona real, viva. Con esto nos damos cuenta del nivel de detalles que tienen los personajes, no solo en la ropa, sino también en su piel y cabello. Algunos de los personajes tienen cabellos con movimiento independiente, y a otros se les pueden ver manchas en la cara o facciones que los hacen únicos. Su movimiento e interacción con su entorno es demasiado real. Cuando Cloud pasa cerca o roza con un NPC, este reacciona, y hasta puede que nos diga algo ofensivo. OK, esto ya se ha visto en otros juegos, pero solo quería mencionarlo porque es parte de los detalles que vemos en este remake.

Siento que toda la magia que con la que nos deslumbró Final Fantasy VII en su época, la estamos volviendo a ver en este Remake. FFVII innovo en muchas cosas, y a pesar que ahora se ven burdas, sus animaciones lo eran todo, así como sus secuencias cinemáticas, lo hasta entonces llamados Full Motion Video. Estos solo podía hacerlo en gran escala la primera PlayStation. Este Remake nuevamente me ha deslumbrado con sus increíbles escenas y la gran acción que estas muestran.

El apartado musical es simplemente sensacional. Todo conocedor de Final Fantasy VII va a amar la banda sonora del Remake, pues han usado muchos de los conocidos temas del juego original, pero remezclados y en la mayoría de los casos, más sinfónicos. Esto inyecta emoción a los momentos clave. Muchos de esto temas me han regresado a la época cuando jugué este juego por primera vez; sin duda buen regalo para los fans. Pero no todos son temas ya conocidos, hay muchos temas nuevos que se adaptan perfecto al juego; muchos de ellos cantados que van perfecto con cada momento de la situación.

Lamentablemente Final Fantasy VII remake no tiene voces en español latino; por ahora Square Enix ha optado por solo presentarnos voces es Ingles, Frances y Japones. Me hubiera gustado que este Remake tenga también voces en nuestro idioma, pero no se puede tener todo en la vida. Al menos los subtítulos si están en Latino, así como todos los artilugios, ítems, magia y todo el texto que se pueda traducir. Solo para añadir, lo jugué en inglés, y en verdad han logrado un gran trabajo en las voces, increíbles actuaciones y emociones que le dan al personaje. Perdón si exagero, pero sí que han dado la talla. Y este juego se lo merece.

 

 

Conclusiones

Debo admitir que tenía expectativas altas, pues estamos hablando de Final Fantasy VII, uno de los mejores juegos de la historia; un juego por el que tengo mucho cariño en lo personal. Sin embargo estas expectativas iban acompañadas de miedo, pues algo similar sentí con FFXV, juego que al final no cumplió mis expectativas. Pero afortunadamente Final Fantasy VII Remake es una increíble re imaginación del original, tiene su esencia básica, pero todo lo demás es realmente distinto y toma su propia identidad. Hace tiempo que un juego no me emocionaba tanto, ya sea en sus batallas o en sus propias secuencias, además que los personajes están bastante bien desarrollados.

Si bien los desarrolladores se han tomado demasiadas libertades, esto hace que el juego vaya por un camino diferente; por algo se llama “REMAKE”. Así que no se molesten por algunos cambios y diferencias que este juego puede tener con respecto al original. A mí la verdad me ha gustado mucho  y es motivo suficiente para que tal vez Square Enix nos pueda contar una nueva historia. Solo recuerden que si quieren el original, pues ahí está. Pueden comprarlo, descargarlo y jugarlo.

¿Valió la pena la espera? Sí, aunque sea la primera parte del juego, es una gran re imaginación de la historia original, adaptado a estos tiempos para que el público actual y el que viene, pueda disfrutarlo así como pasa aun con el clásico. Este Remake se ha ganado su propia identidad y seguro muchos lo recordaremos al igual que el original. Tiene demasiados momentos intensos y me ha hecho sacar una lágrima en más de una ocasión. De verdad, que hermoso juego. Lo único malo es tener que esperar por su continuación.

Sin lugar a dudas para mí, este uno de los mejores juegos de este año. Si tienes una PlayStation 4, te garantizo bastantes horas de diversión y emoción con Final Fantasy VII Remake, un juego que todos podrán disfrutar, seas fan o no de los RPG.

Este análisis fue posible gracias a un código otorgado por Square Enix.

 

10 Espectacular

Lo positivo:

  • Gran re imaginación de la primera parte de la historia original
  • Sistema de combate innovador, una armonía perfecta entre acción directa y batalla por turnos
  • Calidad gráfica que supera a esta generación, todos los personajes principales se ven con demasiada vida
  • Excelente cuidado en los detalles y en la música, se ve que lo han hecho fans del juego original.

Lo negativo:

  • Esperar la continuación de esta historia.
Comparte: