project_x_zone-600x300 (1)

Project X Zone no es solamente uno de los títulos más ambiciosos para el 3DS, el exitoso portátil de Nintendo, si no también para cualquier consola disponible en la actualidad. Al combinar múltiples personajes de diferentes franquicias de tres compañías – Sega, Capcom y Namco Bandai -, las posibilidades de que el juego fuera incoherente y exagerado eran grandes. Felizmente, esto no sucedió – hasta cierto punto. Es cierto que la trama del juego no tiene ningún sentido y que a veces se puede sentir un poco superficial, pero en general se trata de un RPG de estrategia divertido, en donde se combinan a todos estos personajes con buenos resultados.

El juego te explica la razón por la cual todos estos personajes aparecen en una misma historia, pero este aspecto es el menos exitoso de Project X Zone. Se trata, pues, de una historia confusa, incoherente y hasta un poco estúpida. En realidad, las cosas comienzan bastante simples, pero se van haciendo cada vez más complicadas y enredadas, lo cual puede llegar a molestar a algunos jugadores. Se desarrolla en un futuro cercano, en donde el mundo está en caos, lleno de portales a otras dimensiones y monstruos que habitan en la oscuridad. Una familia ha estado controlando el mundo en secreto, pero un día alguien roba el Portal Stone, nadie sabe por qué, por lo que héroes de diferentes dimensiones, épocas, y series se verán involucrados en la búsqueda de la piedra. Por alguna razón…. Felizmente la diversión y el buen gameplay hacen que uno no se desespere – demasiado – con la historia.

001

Adicionalmente, ayuda el hecho de que el juego cuente con una especie de enciclopedia, la cual te explica bastante sobre los orígenes de los diversos personajes, su relación con los otros, e incluso en qué juegos han aparecido. Son tantos los protagonistas disponibles en Project X Zone que esta característica no es simplemente una gracia – es algo mandatorio para que uno no se pierda en el mar de personajes que el juego ofrece. Por supuesto, si uno, como gamer, está familiarizado con las franquicias a los que los personajes – como Frank West, de Dead Rising, o Ryu y Ken, de Street Fighter –  pertenecen, aprovechará más del juego y probablemente lo disfrutará más.

De manera similar a los juegos de Fire Emblem, Project X Zone nos ofrece un gameplay enfocado en la estrategia, en donde los personajes se mueven en una cuadrícula, de par en par, para atacar a sus enemigos. No se trata de un modo de juego particularmente difícil – Project X Zone está dividido en 40 capítulos de manera lineal, por lo que no tenemos un mapa gigante ni nada por el estilo en dónde movernos. Es un juego que va “directo al grano”, por así decirlo, y por tanto está bien enfocado en la acción. Por ejemplo, los ataques son una serie de combos automáticos iniciados con un botón, por lo que no hay necesidad de destruirse los pulgares para hacer papilla a nuestros enemigos. No está diseñado para aquellos jugadores que busquen de una modalidad de juego más compleja o profunda, pero para aquellos que disfrutan de la acción rápida y de un sistema de batalla simple pero satisfactorio, el juego les resultará muy divertido. Por supuesto, los personajes cuentan con puntos de experiencia, los cuales después de cada batalla subirán y harán que se hagan más fuertes, aprendiendo diferentes habilidades.

17581bbff19ce0cd2918845c1480010a

Ahora bien, como se mencionó antes, esto a algunos les podría resultar un poco superficial, ya que las diferencias entre cada unidad de batalla no son demasiado grandes. Cada una tiene ataques básicos, y las habilidades que se van aprendiendo, aunque diferentes a nivel visual, son, básicamente, los mismos movimientos pera adecuados para cada personaje. Esto puede hacer que no tenga mucha gracia el usar a cada personaje de cada franquicia, pero a la vez hace que las peleas sean más justas – al estar estos movimientos más balanceados, uno no siente que alguna unidad es mucho más poderosa que la otra. Si quieren hacerse una idea de cómo se juega este juego, podrían mencionarse algunas precuelas “espirituales” que han salido previamente también de la mano de los mismos desarrolladores de este título: Monolith Soft. Para PlayStation 2 está Namco X Capcom (personajes de ambas compañías enfrentándose entre sí, como una suerte de antecesor a las batallas en este juego, y con un muy similar sistema de juego por casillas), mientras que en DS salieron Super Robot Taisen OG Saga Endless Frontier y su secuela Exceed, con un gameplay que anulaba la estrategia y nos ponía directo en los enfrentamientos, donde primaba el medir bastante el timing para iniciar los combos.

Visualmente, eso sí, el juego es todo un deleite. El uso de sprites es magnífico, recordando a los clásicos juegos de Super Nintendo, pero con más adornos visuales. Los movimientos y animaciones de los personajes son súper fluidos y detallados, y las batallas son extremadamente caóticas, lo cual hace que uno nunca se aburra de jugarlas. Los capítulos a veces se pueden volver muy parecidos el uno del otro, pero a fin de cuentas es tan divertido meterse en las batallas, viendo como tus personajes favoritos realizan sus movimientos más conocidos, que esto no se siente. Además, siempre es un deleite ver los súper ataques, los cuales son los más impresionantes a nivel visual, y por supuesto, los que causan más daño.

Project X Zone: combat with a massive cast of guest stars.

Como conclusión, se puede decir que Project X Zone es un buen juego que pudo ser mejor. El disfrute del mismo dependerá de la familiaridad que tenga uno con los personajes y las franquicias a las que pertenecen – si te emociona ver a Ryu pelear contra Frank West o Sir Arthur de Ghost ‘n Goblins, entonces el juego te encantará a pesar de sus deficiencias a nivel de gameplay. (Es algo así como el equivalente de la película Los Indestructibles en el mundo de los video-juegos.) El problema es que, con todo el talento involucrado y los personajes disponibles, hubiera sido interesante jugar un título más variado y complejo. Visualmente es increíble y las batallas son caóticamente divertidas, pero el gameplay pudo ser más profundo, la historia más coherente y los capítulos menos repetitivos. Project X Zone es divertido, pero si por ahí sacan una secuela, sería bueno que corrijan estas fallas.