REVIEW

[Análisis] Knack (PlayStation 4)

Comparte:

Por

Publicado: 03 de diciembre del 2013

knack600

 

Con la llegada de la nueva generación de consolas, cada compañía trae con su respectiva máquina una lista de juegos cuya misión es convencer al público de las bondades y el poder del nuevo hardware creando de esta forma el interés y la necesidad de dar el salto generacional. Estos juegos cargan una gran responsabilidad sobre sus espaldas al ser no solo los primeros, sino también una muestra de lo que vendrá después.

Es así como surge Knack, uno de los primeros juegos de la recién estrenada PlayStation 4, publicado directamente por Sony y desarrollado por el equipo interno de Japan Studio. Liderado por el creador de la arquitectura de la nueva consola, Mark Cerny, los desarrolladores han logrado crear un juego que sirve como una muy buena muestra del poder de la PS4, pero que quizás será más recordado por sus logros técnicos que por sus logros como un videojuego en sí.

 

 

De duendes, reliquias y robots

Knack nos cuenta una historia fácil de comprender que tranquilamente podría ser utilizada en un film animado. La humanidad ha avanzado científicamente gracias al descubrimiento de unos artefactos antiguos conocidos simplemente como reliquias, los cuales son usados para energizar todas las máquinas de nuestro día a día como autos, aviones y artefactos caseros. Sin embargo, no todo es perfecto, pues los avanzados humanos están en guerra constante con una raza de duendes salvajes quienes también quieren obtener estas reliquias para ayudarlos en combate.

 

knack-002

 

Es de esta forma que, luego de varios ataques, los líderes de una ciudad humana deciden juntar un grupo de expertos; a quienes enviarán a encontrar la ubicación de la base de los duendes y a descubrir quien o que los ha empezado a proveer de tecnología avanzada como tanques de guerra y robots de combate. Entre los miembros de la expedición se encuentra el Doctor Vargas, científico que ha descubierto la forma de crear una reliquia con conciencia propia: Knack, quien es capaz de interactuar con otras reliquias para generar su cuerpo, el cual puede cambiar de tamaño de forma muy drástica, así como adquirir las propiedades de otros materiales que pueda absorber.

Acompañados por el aventurero Ryder, su sobrino, el empresario Vicktor y el doctor, tomaremos el control de Knack para luchar contra los duendes en una gran cantidad de niveles; al mismo tiempo que iremos aprendiendo más del pasado de estos personajes, sus intenciones reales y sobre quien es realmente Knack. Como mencioné más arriba, la historia no es compleja, no debemos esperar algo denso ni dramático, la trama de Knack es tan solo lo bastante entretenida para motivarnos a descubrir que pasa después.

 

knack-003

 

Combate a pequeña y gran escala

Antes de entrar en detalles de la mecánica de juego me gustaría mencionar que he notado que muchas veces se describe a Knack como un “juego de plataformas”, algo que en mi opinión es un error. Knack tiene pocos elementos de un juego de plataformas y está mucho más centrado en escenas de acción y combate. Para dar un ejemplo, la distribución de escenas de plataformas y de lucha es muy similar a la de un juego como God of War. La mayor parte del juego la pasaremos recorriendo pasillos o entrando a grandes espacios abiertos para enfrentar a varios enemigos a la vez, haciendo uso de golpes simples, movimientos evasivos y poderes especiales.

Sin embargo, Knack no cuenta con un sistema de combos y una variedad de armas como otros juegos similares. Knack es un juego de precisión donde podremos eliminar a nuestros enemigos con uno o dos golpes; pero ellos podrán hacer exactamente lo mismo con nosotros en el más mínimo descuido. La mecánica de esquivar y el doble salto serán vitales para superar los retos que el juego nos presenta, así como aprender a leer los patrones de ataque de incluso los enemigos más pequeños. Lamentablemente una mecánica tan simple y la poca variedad inherente en ella hace que el juego llegue a cansar rápidamente al tener que repetir las mismas acciones una y otra vez. Knack puede parecer un juego fácil a simple vista; pero, gracias al poder de cada ataque enemigo, incluso en su dificultad Normal puede presentar un buen reto donde literalmente cada movida cuenta, sin importar el tamaño del protagonista.

 

knack-006

 

Menciono el tamaño de Knack justamente porque esta es una de las características con la que más se promocionó el juego. En teoría Knack puede pasar de ser tan pequeño como un perro mediano a ser tan grande como un edificio, para ello solo necesita reunir las suficientes reliquias regadas a través de los niveles. Esta mecánica es real solo a medias pues el tamaño de Knack no depende realmente de lo que recojamos (esto solo nos recuperará vida perdida y cambiará nuestra apariencia un poco) sino de eventos ya predefinidos en el juego en los cuales Knack conseguirá o perderá muchísimas reliquias en un instante. Lo mismo se extiende a tipos de material especial como madera, hielo o cristal que reemplazan a las reliquias solamente para ciertas escenas y para resolver algunos puzzles.

En otras palabras existen escenas diseñadas para manejar a un personaje pequeño y otras para uno gigante. Incluso al ser golpeados y perder algunas reliquias de nuestro cuerpo, Knack solo se verá un poco más delgado y con destellos eléctricos como un robot con cortocircuitos; pero, nunca reducirá su tamaño al del minúsculo personaje de 2 escenas atrás donde nos encontrábamos escabulléndonos por pasillos en un castillo. A mi parecer esto es perfectamente comprensible pues enfrentar a los enemigos más poderosos del juego sería imposible con un pequeño Knack de medio metro. Lo que si considero un poco errado es que no importa que tan grande seas, los enemigos también crecerán y por consiguiente seguirás siendo derrotado de uno o dos golpes, gracias a esto el juego raras veces te hace sentir grande y poderoso.

 

knack-008

 

Además de sus ataques normales, Knack contará con la posibilidad de usar 3 poderes especiales, los cuales a su vez hacen uso de una barra de poder. Esta barra se carga lentamente al ir destruyendo unos cristales amarillos colocados en los niveles, lo cual nos obliga a no malgastarla y utilizar los poderes cuando realmente los necesitemos, de forma cuidadosa pues ni siquiera al morir recuperaremos el poder consumido, logrando que nuestro segundo intento en una batalla sea aún más difícil. Knack no es un juego cuyo reto pueda tomarse a la ligera, en especial al jugarlo de forma individual, es aquí donde entra el modo cooperativo y Robo Knack.

Robo Knack

El juego cuenta con la posibilidad de hacer frente a la campaña principal acompañado por un segundo jugador, controlando a un curioso personaje robótico: Robo Knack, quien recorrerá el mismo camino que Knack (creciendo y reduciéndose junto a él) pero con la cualidad de ser inmortal. Si Robo Knack es destruido, el segundo jugador simplemente deberá esperar unos segundos para regenerarlo; además, este personaje es capaz de entregar las reliquias de su propio cuerpo a Knack para recuperar su vida, consumiendo un poco de la barra de poder compartida por ambos.

Jugar de forma cooperativa ayuda muchísimo a reducir la dificultad del juego y es algo que recomiendo mucho en caso juguemos con alguien con poca experiencia en juegos de acción, ya sea entregándole el control del inmortal Robo Knack o protegiéndolo constantemente usando a dicho personaje.

 

knack-010

 

El poder de la nueva generación
Desde que empezamos a mirar la pantalla de inicio de Knack, con el protagonista en su forma gigante mirándonos, podemos notar el gran avance gráfico de la nueva generación frente al viejo PS3 y esta impresión solo irá mejorando durante el juego.

Empezando por el protagonista, Knack, cuyo cuerpo está formado por una multitud de pequeñas piezas, cada una con su textura y color propio; sin mencionar efectos de física independiente cuando una se separa del conjunto debido a un golpe recibido o cuando las reliquias rojas (el cabello de Knack) vuelan con el viento o un movimiento brusco. Ver tantas piezas animarse en perfecta sincronía al momento de observar a un gigantesco Knack correr es bastante impresionante. Efectos como el cristal, o el fuego que consume la madera del cuerpo de Knack en algunos niveles se ven mejor que nunca y en ningún momento se ven extraños o forzados.

 

knack-007

 

Los personajes humanos, aunque con un diseño bastante simple, cuentan con un estilo caricaturesco que busca acercarse a la calidad de películas animadas de Dreamworks (aunque aún no están a ese nivel) son indicación de buenas cosas por venir para series como Ratchet and Clank o Sly Cooper, donde un mejor diseño de personajes podrá hacer uso de estos avances.

Por último los escenarios, aunque en su mayoría bastante vacíos al ser espacios naturales abiertos o grandes arenas de batalla, cuentan con un buen acabado en sus pocos detalles. Por ejemplo las montañas de piedra de varios de los niveles ya no dependen solamente de trucos en las texturas para conseguir su característico relieve rocoso sino que cuentan con polígonos exclusivamente usados para darles forma.

En resumen el apartado gráfico de Knack es admirable y una muy buena señal de lo que es y será capaz de lograr el poder visual de la PlayStation 4, pero por el lado conceptual no es realmente nada del otro mundo.

 

knack-005

 

Sonido

A diferencia de los gráficos, el apartado del audio de Knack es regular. Sin ninguna melodía que destaque o se convierta en algo memorable, la banda sonora del juego parece una mezcla de música para películas de superhéroes para las escenas de combate en ciudades y canciones de videojuegos de plataforma como Crash Bandicoot donde predomina la música enfocada a un entorno rodeado de naturaleza para aquellos niveles en las montañas o bosques; sin alcanzar a tener una identidad completamente propia.

Los efectos de sonido por su lado cumplen correctamente con entregar su mensaje al momento de dar o recibir golpes y activarse algún efecto especial como el fuego o el moverse de las muchas piezas de Knack, con ruidos que nos recordarán muchas veces a piezas de lego chocando unas con otras.

 

knack-009

 

Un buen inicio más no uno excelente

Knack es un juego que cumple exitosamente con el objetivo de ser una buena carta de presentación técnica para la PlayStation 4, con gráficos sorprendentes y un gran manejo de física y partículas en la estructura del protagonista, mostrando no solo el poder gráfico de la consola, sino también su gran capacidad de procesamiento con tiempos de carga mínimos.
Sin embargo, como todo videojuego, el objetivo final es entretener y aunque esto variará según los gustos y percepción de cada quien; en mi opinión no logra del todo cumplir con esto. Knack es un juego con corazón y carisma, que muestra el esfuerzo puesto por todo el equipo en su desarrollo; pero, el combate demasiado simple, el poco uso que se le da a otras mecánicas interesantes como las piezas especiales de madera y cristal sumado a la alta dificultad que puede hacernos repetir algunas escenas varias veces (con checkpoints bastante aislados uno de otro) hacen que el juego tienda a cansar rápidamente si lo jugamos por ratos prolongados. Definitivamente recomendaría jugar Knack en sesiones cortas de vez en cuando para evitar esta fatiga y seguramente gracias a su buena duración podremos disfrutarlo por varios días si lo jugamos así, sobre todo si lo jugamos en modo cooperativo haciendo mucho más llevadero el reto.

En resumen, es un buen juego para pasar el rato o jugarlo esporádicamente con un hermano menor, hijo o sobrino en modo cooperativo (el cuál como mencioné es mucho menos severo que el individual gracias a la inmortalidad de Robo Knack) por ese lado cumple bien con su objetivo de entretener; pero, difícilmente reemplazará a juegos como Killzone Shadowfall o Assassins Creed IV en la lista de prioridad de los nuevos poseedores de una PS4.

 

knack-004

 

valoracion_knack

 

Comparte: